12 tradiciones para vivir la Navidad en Madrid • Un buen día en Madrid

Navidad al más puro estilo madrileño

Si de algo sabemos los madrileños es de tradiciones. Practicamos la vida castiza todos los días del año pero, en esta época tan especial, en Madrid nos vestimos con los colores de la Navidad. Y, cómo no, aquí celebramos las cosas a nuestra manera.

No te pierdas esta guía para vivir las Fiestas con espíritu madrileño. Contagiarse del ambiente navideño de la capital es muy fácil, sobre todo si cumplimos con nuestras tradiciones favoritas.

1. Alza la cabeza y contempla el árbol de Navidad de la Puerta del Sol

Cuando empieza a notarse el frío en las calles del centro, en Madrid sabemos que ha llegado la hora de colocar nuestro árbol oficial: el imponente árbol de Navidad de Sol. Como siempre se ha hecho en las casas, nosotros lo ponemos donde esté bien visible, o sea, en plena Puerta del Sol.

¿Por qué nos vuelve locos nuestro árbol? Bueno, será que sus 35 metros de metal dorado nos fascinan, sobre todo cuando lo miramos desde dentro. ¡Hay que verlo para entenderlo!

No hay nada igual al interior de nuestro árbol de Navidad

No hay nada igual al interior de nuestro árbol de Navidad

2. Olvídate del frío: pasea bajo las luces navideñas

Ya que has ido a admirar el árbol de Sol, puedes aprovechar la ocasión para dar un paseo por las calles mejor iluminadas de la ciudad. La Gran Vía o la calle Preciados están más elegantes que nunca, y tal vez sea la primera vez que miras tanto tiempo hacia arriba mientras caminas por Madrid (¡cuidado, no vayas a chocarte con alguien!). No te preocupes por pasar frío: tanta luz y color harán que ni te acuerdes de eso en cuestión de minutos. ¿Te animas a coleccionar los recuerdos de las luces más bonitas de este año?

3. ¡A la caza de regalos!

Si creías que la Gran Vía se llena a tope con los turistas veraniegos es que no la has visto en Navidad. La capacidad de esta calle centenaria es tan sorprendente como la habilidad de los madrileños para escurrirse entre los que pasean con “demasiada” calma. Pero esta aglomeración tiene sentido: un sinfín de tiendas de toda clase están disponibles (muchas veces, con horarios bastante amplios) para encontrar el regalo perfecto.

Una vez más, se puede comprobar que en Madrid hay de todo. Así, dependiendo de tus gustos, puedes pasarte por algún mercadillo navideño o visitar tiendas originales como Curiosite. ¡Imposible no encontrar lo que estabas buscando! Una sugerencia: échale un vistazo a las tiendas de discos de Madrid. ¡El vinilo ha vuelto!

Y aquí tienes nuestro regalo para ti: ideas originales para tu Amigo Invisible. ¡De nada!

4. Algo calentito, por favor

Es invierno, es Madrid y, por lo tanto, hace frío. Y, a veces, mucho. No se puede estar ahí fuera todo el día, así que hace falta pararse a descansar entre tanta compra y tanto paseo navideño para recuperar el calorcito con algo típico de aquí.

Para los hambrientos no hay nada mejor que recuperar fuerzas un buen cocido madrileño que suba la temperatura corporal durante varias horas. Pero si te apetece algo dulce, no te lo pienses y aprovecha la temporada para conocer alguna de las geniales cafeterías de Madrid. Los días más fríos pásate por Tekoe, Cafelito o Casabase y descubre cómo los madrileños entramos en calor.

Café campesino: la receta de Cafelito para entrar en calor

Café Campesino: la receta de Cafelito para entrar en calor

5. Cuidado que resbala: a patinar en una pista de hielo y de visita a la nieve

La nieve está más cerca de Madrid de lo que crees. Cada año nos pasamos por las pistas de hielo para patinar (y caernos de vez en cuando) o para ver cómo lo hacen los demás (a veces, es más seguro mirar desde la barandilla).

¡Y no nos olvidemos de la nieve! Para esquiar o atreverse con el snowboarding, consulta todas las opciones en nuestro post sobre estaciones de esquí.

El patinaje y la Navidad van de la mano en Madrid

El patinaje y la Navidad van de la mano en Madrid

6. Revive tu infancia en Cortylandia

¿Acaso hay algo más típico de la Navidad que la ilusión de los niños en esta época? Todos podemos volver a sentirnos como ellos, con la esperanza de que Papá Noel y los Reyes Magos nos regalen eso que tanto queremos. Solo hace falta acercarse a Cortylandia: un lugar mágico con música, espectáculo y su clásico espíritu navideño que invade a todos sin hacer distinciones por edad.

Cortylandia se encuentra en la fachada de El Corte Inglés de la Calle Preciados. Otros muchos planes para disfrutar con niños los puedes encontrar en este artículo.

7. Próxima parada: el Bus de la Navidad

Sí, en Madrid tenemos nuestro propio medio de transporte diseñado especialmente para estos días. Se llama Naviluz y es un viaje genial para no perderse el espectáculo que ofrece la decoración navideña de la ciudad.

Sin duda, se trata de un paseo mágico que deslumbra a pequeños y mayores con su belleza y diversión. ¿A quién le apetece dar una vuelta? Por si lo prefieres, también te contamos otros 9 transportes originales para que te muevas por la capital.

Las nuces navideñas se ven mejor desde nuestro Naviluz

Las luces navideñas se ven mejor desde nuestro Naviluz

8. Turismo navideño por los Belenes de Madrid

Junto a los calendarios de Adviento (los que guardan una chocolatina para cada día antes de Navidad), el Belén es la muestra por excelencia de nuestras ganas de que llegue pronto la Nochebuena. Pero, ¿qué prisa hay? ¡Si hay un montón de Belenes por visitar en Madrid! Podría decirse que hay uno por cada barrio.

Nosotros tenemos una lista de los belenes más bonitos de Madrid para distraernos de la impaciencia hasta que llegue la noche del día 24. ¡Merece la pena ir a verlos! ¿Tendrán algo que envidiar al Belén que has puesto en casa?

9. ¡Ya son las 12! Suenan las campanadas de Nochevieja en la Puerta del Sol

La Nochevieja es uno de los acontecimientos más importantes en la capital, sobre todo para los madrileños que quieren acabar y empezar el año en plena fiesta. Para vivir el cambio de año de la forma más emocionante es imprescindible encontrar un hueco en Sol y estar atento cuando llegue la hora de oír las campanadas.

Y quien no pueda estar en el centro en Nochevieja siempre puede celebrar el ensayo de las campanadas conocido como las “pre-uvas” del 30 de diciembre. Lo más divertido de esta noche es que no se comen uvas… ¡sino gominolas!

10. ¿Hambre el 1 de enero? Huele a los churros con chocolate de Año Nuevo

Después del fiestón que nos pegamos en Nochevieja, los madrileños nos levantamos con las tripas rugiendo más fuerte que nunca. Nuestra costumbre preferida de este día es estrenar el año desayunando unos buenos churros con chocolate, sobre todo en las cafeterías emblemáticas del centro.

Espera un momento, ¿no era tu propósito para el año nuevo comer más sano? Sin problema, aquí os dejamos unas deliciosas alternativas para el desayuno: Fit Food, Cereal House, Delish Vegan Doughnuts y Elements Tea&Coffee. (Nota: Consulta los horarios de estas cafeterías en Año Nuevo y, si no están abiertas, tienes todo el año por delante para descubrirlas).

¿En qué parte de Madrid estará el regalo perfecto?

¿En qué rincón de Madrid estará el regalo perfecto?

11. ¡Ya vienen los Reyes! Y los vemos llegar en La Cabalgata

La Noche de Reyes es la ocasión perfecta para volver a ser niños durante un rato. Para que se nos pasen un poco los nervios que provocan los regalos de la mañana del 6 de enero, no hay nada mejor que alucinar con las Cabalgatas de Reyes de Madrid. Cada año las Cabalgatas son un espectáculo lleno de ilusión, fantasía y caramelos donde celebramos la llegada de los Reyes Magos a lo grande.

Los Reyes Magos desfilan en la Cabalgata justo antes de venir a casa. ¡Qué nervios!

Los Reyes Magos desfilan en la Cabalgata justo antes de venir a casa. ¡Qué nervios!

12. Después de los regalos, a comer el Roscón de Reyes (y que la suerte decida quién lo paga)

Una de las tradiciones más familiares de Madrid (y de muchos lugares de España) es el momento de compartir el roscón. Después de la visita de los Reyes Magos, toca desayunar un pedazo generoso de este bollo navideño tan especial, normalmente acompañado de chocolate caliente o de un buen café.

En Madrid hay roscones para todos los gustos, y el mejor lugar para encontrar el roscón perfecto es la Pastelería Nunos, donde te enseñamos cómo revivir “Cuento de Navidad” a través de los roscones.

¡Ah! Y no te olvides de buscar la sorpresa escondida en el roscón porque, según la tradición, el afortunado que la encuentre… ¡paga el desayuno!

Roscón de Reyes

¡Al rico roscón de Reyes de la Pastelería Nunos!

Puede que hayas nacido aquí, que nuestra ciudad sea tu hogar temporal o que solo estés de paso. Sea cual sea tu situación, ten por seguro que la Navidad en Madrid está hecha para todo el mundo y que te sobran planes para disfrutarla. ¡Felices Fiestas a todos!

Compártelo con tus amigos y ayúdanos a llegar a más gente :)

Canciones que hablan de Madrid

Nuestras canciones favoritas dedicadas a MadridVa acabando el año y llega el momento de agradecer a Madrid por habernos dado tanto cariño, tanto ocio y tantas cosas que contar. Qué mejor manera que hacerlo que haciendo una pequeña lista de canciones que hablan de nuestra ciudad. Empezamos por un clásico, nuestro querido Joaquín Sabina, del que hemos rescatado este clásico. Yo me bajo en atocha, la que ha cantado últimamente en sus conciertos…

5 citas para uno por San Valentín

El día perfecto para quererme solo a mí ¿Acaso está escrito en piedra que San Valentín es un privilegio reservado a las parejas? Parece que el 14 de febrero los solteros están condenados a encerrarse en casa a llorar con un bote de helado al más puro estilo Bridget Jones. ¡Pues eso se acabó! Lo de encerrarse, en lo del helado no nos metemos. Madrid tiene un catálogo infinito de posibilidades para cuidarse y auto-quererse, sobre todo estos días. Para…

Comer por menos de 15€ en Madrid

¡Bueno, rico y barato! Os presentamos 5 sitios de lo más variado para comer a lo grande sin dejaros el bolsillo...¡que aproveche! Alta BurgersíaSituado a pocos metros de la Plaza de Santa Ana, las hamburguesas ecológicas de Alta Burgersía están triunfando en la ciudad. ¿El secreto? calidad, cantidad y buenos precios...y uno de los platos de gusto más democrático que existen: la hamburguesa. Un ejemplo de menú por el que puedes comer por…