Taberna de Mulinazzo

 mayo 3, 2023      por Sergio Vicente

Buscar cobre, encontrar oro

Empiezo apostando. Si la Taberna de Mulinazzo estuviera en Gran Vía o en Las Ramblas, conseguir una mesa supondría un esfuerzo de meses. Y no le voy a bajar el tono épico, porque me hizo una ilusión personal e inmensa encontrar un escondite gastronómico de tal nivel en un barrio casi periférico como es Hortaleza que, encima, es el mío.

Mulinazzo Cachopo

El cachopo padre.

Cuando digo escondite no lo digo en balde. Hay que callejear con la astucia de un taxista para llegar a la Taberna de Mulinazzo, para llegar a su terraza discreta y agradable, a su salón acogedor de ambiente cálido y hogareño. No en vano se trata de un negocio familiar, cuyo nombre responde al italianizado apellido del cabeza de familia, Julián, un apasionado de la gastronomía, de esos de brillo en los ojos cuando se habla de cocina.

No es la primera vez que me deleito con el savoir faire de Taberna de Mulinazzo y me resulta curioso que ofrezcan una tapa, incluso cuando vas a comer. La anterior vez fue una reducida sartén de paella, cuya maestría llevó a un amigo a estar todo el fin de semana recordándola.

Mulinazzo Salmorejo

Espeso y sabroso, andaluz de cuna.

Esta vez eligieron un vasito de salmorejo con pipas de girasol y una vinagreta verde. Sublime la combinación y sublime la pastosa densidad del salmorejo. Encima, para mi felicidad, me tomé los dos, porque mi acompañante es menos andaluza que una vasca. Quizá es arriesgado poner una tapa de tanta calidad, porque el listón roza las nubes. No les importa. Saben que lo que viene después no desmerece.

Y lo que vino fue una ensalada de ventresca con tomate rosa, sobre una base de pimientos asados, con los que yo, sinceramente, no suelo simpatizar. Como me habían dado confianza con el salmorejo, me atreví con un buen tenedor con todo. No defraudó. El toque dulzón del pimiento, un ligero amargor aportado por la cebolla morada, la textura imperante de la ventresca y el dueño absoluto de la velada: el tomate rosa.

Mulinazzo Tomate

Primera vez que subo foto de un producto. Por algo será.

Ya me conocéis, que me enrollo como las persianas, le podría dedicar un artículo entero a ese tomate. Estaba presente en varios platos y me pareció de lo más lógico, si tienes a Messi en tu plantilla no le dejas en el banquillo. Preguntamos incluso dónde lo conseguía y, para colmo, era venta de cercanía, producto ecológico… además de su maravillosa carnosidad y su potente sabor, cuida el planeta.

Desde su altar recién creado, el tomate rosa rodeaba al protagonista del siguiente plato: un queso provolone puesto a la parrilla. Y es que el tomate se suponía acompañamiento, pero tenía la misma importancia que el plato argentino de raíces italianas. ¿Un argentino con pasaporte italiano? Qué redundancia. Aún así, he de decir que la costra del provolone crujía y conjugaba a la perfección con un interior más suave y desbordante. Recordaba a una pizza deconstruida.

Mulinazzo Provolone

Argentino e italiano, primo y hermano.

En el siguiente manjar volvió Messi al campo (el tomate rosa, para el que no haya estado muy atento), mezclado con un tartar de salmón y guacamole sobre, y esto es más importante de lo que parece, un pan tostado que solventaba los problemas de equilibrio del tartar, amén de aportar una textura más sólida frente a la suavidad de los demás ingredientes. Llama la atención que, en Taberna de Mulinazzo, no escatiman en cantidades. Un tartar suele pecar por defecto más que por exceso y esta vez, al contrario, el sabor absoluto de un salmón omnipresente se diluía en pugna con los demás. El tomate, una vez más, actor principal.

Mulinazzo Tartar de salmón

Hoy, en Megaconstrucciones…

Ahora sí, amigos, la verdadera y oculta razón por la que volvimos a Taberna de Mulinazzo. Una carne, larga como jornada laboral; un jamón, discreto y subrayador; un queso inexplicable, que cae como cae la noche, como cae el sol, como se cae en una mirada profunda. Si añadimos al conjunto un rebozado que abriga como abrazo de madre en invierno… ya sabéis de lo hablo, un cachopo como Asturias manda. Virgen de Covadonga, qué cachopo. No recuerdo uno mejor. Le preguntamos a Julián si no quería presentarlo a concurso, con eso os lo digo todo.

Por último, probamos una tarta de queso al horno. Buena estaba, no nos vamos a engañar. Pero, como bien saben mis dos o tres fieles lectores, me gusta poner algún “pero” al restaurante porque si no, no me creéis. La tarta incluía, para mi gusto, demasiado caramelo, lo cual minimizaba el sabor del queso. La verdad que, en Taberna de Mulinazzo, me tuve que emplear a fondo en la crítica para encontrar un mínimo detalle que distorsionara la perfecta melodía que supuso nuestra experiencia.

Mulinazzo Tarta de queso

Dame caramelo y primaveras.

Me puso muy feliz encontrar una joya así en el barrio con el que me identifico, en el que crecí. Soy consciente, a pesar de este chovinismo tan concreto, de que nada se os ha perdido en Hortaleza o en Canillas, que son barrios obreros que colindan con la periferia madrileña y que nada tienen de particularmente bello o curioso. Sin embargo, hay sorpresas. Parques de tranquilo paseo, alturas donde disfrutar un atardecer o restaurantes que, si estuvieran en Gran Vía o Las Ramblas…

Datos de Interés:

Qué: Taberna de Mulinazzo, restaurante.

Dónde: Calle Chaparral, 38

Cómo llegar: Metro Mar de Cristal (L4, L8)

Horario: M, X, J y S 12h-16h/20h-24h | V 12h-16h/20h-24:30h | D 12h-16:30h

Precio: aprox. 25-35€ p.p.

Compártelo con tus amigos y ayúdanos a llegar a más gente :)

Restaurante Sandó

La propuesta gastronómica del Hotel Santo Domingo En pleno centro de Madrid, junto a la Gran Vía, se sitúa el Hotel Santo Domingo, destino idóneo para aquellos turistas que buscan ocio, compras y gastronomía sin necesidad de desplazamientos. Pero más allá de su ubicación inmejorable, el Hotel Santo Domingo trata de enriquecer la experiencia a sus clientes con otro tipo de alicientes como su espectacular terraza (incluida en nuestra lista de terrazas TOP), su coctelería subterránea, o la oferta gastronómica…

Yes! Hamburgers

Las hamburguesas que faltaban en Madrid https://youtube.com/shorts/rsG8tbhWcr8?feature=share Este local al más puro estilo americano, con sofás fijos de piel y mesas dispuestas como en las auténticas cafeterías de las pelis, donde las salsas se encuentran en uno de los laterales de la mesa, junto con las servilletas y las pajitas, se encuentra en Embajadores. Pero su decoración no es lo más americano que podemos encontrar aquí, lo realmente americano es su carta, que aunque no es muy extensa, tiene hamburguesas,…

Restaurante Midtown

Un viaje gastro internacional en pleno Paseo de La Habana Las calles del enérgico Madrid dan paso a la primavera; las terrazas abren sus parasoles para dar lo mejor de sí mismas; y deleitar así, a los comensales que gozan de los almuerzos y cenas bajo buena temperatura. Y, entre esas terrazas con solera, aparece el restaurante Midtown, que cuenta con una propuesta culinaria con aires asiáticos e internacionales en pleno Paseo de La Habana. Una zona formidable donde ahora…

Osadía Nikkei 14

Brunch y amén Es domingo, vives en Madrid, hace un tímido sol que clarea las calles. Toca brunch. Como hace años tocaba misa, como por las tardes toca el fútbol: no es algo que elijas, es una tradición, una peregrinación a un templo. En este caso, la romería culmina en Osadía Nikkei 14 que, para que no camines mucho, está incrustado en pura Gran Vía.El espacio…

Cokima

Cocina ecléctica en el barrio de ArgüellesLa reciente apertura del restaurante Cokima en el barrio de Argüelles revoluciona el panorama gastronómico de la zona, ya que como su propio nombre indica (Cokima es el acrónimo de Cooking Kitchen Madness) en sus fogones se cocinan locuras. Su propuesta es una cocina ecléctica que combina las propuestas más castizas como los calamares fritos, las croquetas o los torreznos con guiños exóticos, y siempre basándose en…

The Basque

La hamburguesería de moda en Malasaña Un espacio diáfano, sin barra, moderno y agradable, donde se respira aire del norte. La idea de montar el restaurante surgió raíz de una cena entre amigos, donde fijaron su propósito común de 2016: abrir la hamburguesería de moda en Fuencarral.En su carta, adaptada para todos los públicos, puedes encontrar desde el plato estrella de la casa: la hamburguesa “Basque”, con pimiento verde asado, tomate, cebolla, queso idiazabal y salsa basque con reducción de txakolí, hasta una hamburguesa de tofu vegana, pasando por…