Wakka

 agosto 18, 2021      por Adriana

Sorprendente cocina japo cantonesa en Arturo Soria

Entrada Wakka

Entrada Wakka

El nuevo restaurante Wakka llega a Arturo Soria para revolucionar la propuesta gastro de la zona, convirtiéndose en el lugar perfecto para escapar de lo cotidiano y vivir una experiencia gastronómica mágica.

Además, el espacio atrapa y nos transporta directamente a Japón. Nos sorprende el callejón que han simulado en una esquina de la entrada al restaurante, al más puro estilo de los callejones de Tokio, los Yokocho. La decoración es muy moderna e instagrameable. Las panteras que te dan la bienvenida, las luces de neón, los sillones de terciopelo y los grafitis son algunos de los detalles que aportan la personalidad vanguardista a un espacio cargado de vida y buen rollo.

Interior Wakka

Interior Wakka

El local es muy amplio y cuenta con una gran terraza cubierta que nos permite disfrutar relajados y cumpliendo con las distancias de seguridad que requiere la situación actual.

Además de un ambiente de lo más agradable, en Wakka podemos disfrutar de una propuesta gastronómica de calidad, basada en la cocina japonesa con el sushi como mayor exponente y cantonesa son ocho tipos diferentes de dim sums, con sabores tradicionales y auténticos pero que sorprenden por su originalidad.

Los platos se elaboran al momento y con productos frescos, y en algunos casos se terminan en la mesa ayudando a crear esa experiencia sugerente y exótica que completa un producto de alta calidad.

Gyozas de pato

Gyozas de pato

En la carta encontramos sugerentes entrantes entre los que no nos pudimos resistir a las croquetas de pulpo, con mayo japonesa y katsuobushi, una gran variedad de sushi en forma de nigiris, makis, rolls y temáis, una amplia variedad de dim sums, entre los que destacamos el de pato y el de rabo de toros, una selección de tartares y tatakis cortados al momento y su interpretación japonesa de platos clásicos entre los que no nos podemos resistir al bacalao negro con miso.

Deja hueco para el postre, y deleita a tu paladar con ofertas tan refrescantes como los mochis o los diferentes helados. En nuestro caso tuvimos la oportunidad de probar un nuevo postre que se llamaba mil crepes, y simulaba una especie de milhojas, elaborado a base de capas de crepes muy finitos, que estaba de morir y que repetiríamos mil veces.

Prometemos volver, es de esos lugares que atrapan y de los que te vas con muy buen sabor de boca. Vivir una experiencia especial y sin dejarte tus ahorros es posible en el nuevo place to be de los amantes de la cocina japo, para disfrutar de una estupenda velada con amigos, comer muy bien, ver y dejarse ver y compartirlo todo en Instagram.

Datos de interés:

Qué: Restaurante Japonés Wakka

Dónde: Calle Torrecilla del Puerto, 5 (Barrio Arturo Soria)

Cuándo: Abierto todos los días de 13h a 1h.

Cuánto: Precio medio 30 euros

Más info en su web

Otros Restaurantes

Compártelo con tus amigos y ayúdanos a llegar a más gente :)

GastroVía 61

Una experiencia castiza en el corazón de la Gran Vía Gastrovía 61 es la prueba fehaciente de que los diamantes en bruto se preservan mejor en cautividad. No tiene carteles llamativos ni rótulos luminosos para indicar su privilegiada posición sino que se resguarda en un rincón del Hotel Mayorazgo. De todos los restaurantes en Gran Vía, puede ser el que menos ruido hace pero aquellos que se han visto atraídos hacia su interior por h o por b ahora son…

Aduana

Una cena de altura en el Gran Meliá Fénix Situado en una séptima planta, con vistas a la Plaza de Colón, y con un ambiente muy íntimo con capacidad para 22 personas en comedor y 18 en la terraza, Aduana promete convertirse en el sitio ideal donde celebrar una ocasión especial o donde simplemente, acudir para darse un capricho. Porque más allá de la situación y de las inmejorables vistas, el proyecto no funcionaría si no viniese respaldado por una propuesta gastronómica…

El Jefe

Estático viaje Quién pudiera viajar con palabras como Verne. Quién pudiera viajar con olores como la memoria. Quién pudiera viajar sentado, simplemente con unos ojos que se cierran. Si compartes este anhelo, te tengo una buena noticia, un nombre de restaurante, un susurro en el viento que llega de lejos: El Jefe. ¿De Madrid al cielo? Manido, poco original, en desuso. De Chamberí a Georgia, en cambio, es novedoso, extraño, atractivo. Esta es la propuesta durante cuatro meses en El…