Ronda 14

 octubre 5, 2016      por Cristina de la Cruz

Fusión japo-andina con toques asturianos

Se reveló como uno de los mejores restaurantes fusión del año pasado, y no hay duda de que merece con creces este calificativo.

Restaurante Ronda14 en Barrio Salamanca

Restaurante Ronda14

Mario Céspedes, limeño de nacimiento pero asturiano de adopción, abrió su primer restaurante hace cinco años en Avilés (Asturias) y desde hace un año se instaló en el Barrio de Salamanca con su segundo establecimiento que regenta junto a su mujer, la asturiana Conchi Álvarez, consiguiendo sorprender tanto al exigente público de la capital como a la crítica especializada que ha reconocido el estilo original del cocinero con premios como el de Mejor Restaurante de Cocina Extranjera 2015 otorgado por la Guía Metrópoli.

El equilibrio perfecto entre precios comedidos y propuestas arriesgadas, todas ideales para compartir, y en las que se mezclan con acierto aires de la cocina asturiana, de la peruana criolla y de sus influencias chifa y nikkei. Platos cargados de madurez, atrevimiento y personalidad.

Ceviche de xarda en Ronda 14

Ceviche de xarda

Entre las propuestas de Mario Céspedes destacamos, sin duda, el Ceviche de xarda con leche de tigre al aji limo y calamar y el Tiradito a la crema de aji amarillo, además de nuestro favorito, el Nigiri-hamburguesa de wagyu, rocoto y queso azul, imprescindible, que nos lo podríamos comer como pipas.

IMG-20160902-WA0006

Tiradito a la crema de aji amarillo

Nigiri-hamburguesa de wagyu en Ronda14

Nigiri-hamburguesa de wagyu

Otras interesantes opciones de la carta son su variedad de sushis, niguiris, rolls y gunkans entre los que destacamos el Roll de mar y montaña (langostino y carne roja) y el Gunkan de huevo trufado, sin olvidarnos además de las Gyozas criolllas de ternera y manitas de cerdo, nos encantaron.

Roll de mar y montaña en Ronda14

Roll de mar y montaña

Gyozas criollas en Ronda14

Gyozas criollas

Completan la carta varios postres, que como no podía ser de otra manera, después del espectáculo de sabores con el que nos hemos deleitado, no te dejarán de sorprender. Ojito al Coulant de chocolate con helado de piña y al Bizcocho roto de avellanas y coco.

La atención de los camareros, atentos a cada detalle y que te acompañan en la experiencia culinaria explicándote cada detalle del plato, lo calificamos como otro punto a sumar, para completar esta experiencia redonda, en Ronda14.

Datos de interés:

Dirección: General Oráa, 25

Teléfono: 91 411 17 30

Precio medio: 25-30 €

Horario: de martes a sábado de 12:00 a 1:30 h. Domingo de 12:00 a 16:30 h. Lunes cerrado.

Más información en su página webFacebook, Twitter e Instagram

Compártelo con tus amigos y ayúdanos a llegar a más gente :)

Bocaito

Las primeras de Madrid Situado en la calle de la Libertad, 6 en pleno barrio de Chueca, nos encontramos con uno de los lugares con más solera de Madrid. El Bocaíto presume de llevar  abierto desde el año 1966 y, este año, estamos celebrando sus diez lustros. No todos los días se llega a cumplir 50 años, sobre todo en el mundo de la hostelería y, durante todo este tiempo,  El Bocaíto ha conservado su gracias a  que se ha…

Tasty Poke Bar

¡¡Déjate seducir por el plato del momento!!!Sano, ligero, fresco, rápido y muy sabroso así es el Poke, un alimento de origen hawaiano y que se prepara con pequeños trozos de pescado marinados, una base de arroz y todo tipo de añadidos. Nada más entrar por la puerta de Tasty Poke Bar nos sentimos transportados a otro lugar, un lugar donde la jungla de asfalto se convierte en un oasis de paz y de…

Lúa

Un estrella Michelín para todos los bolsillos Quien siempre haya tenido curiosidad por acudir a comer a un restaurante con Estrella Michelín está de enhorabuena, porque Lúa, el famoso restaurante del chef Manuel Domínguez, ha querido abrirse a todos los públicos. Además de su exitoso menú degustación -que les valió la estrella-, ofrecen una carta con precios más ajustados que se puede degustar tanto en la barra como en la terracita. Lúa es, para que te hagas una idea, un trocito de Galicia…