Ramen Shifu

 septiembre 10, 2018      por Lucía Mos

La sopa con palillos a la japonesa

En esta ciudad nos gusta (y nos gusta mucho) la comida asiática. Y cuanto más auténtica, mejor. Por eso, Ramen Shifu activó el implacable instinto sibarita de Un Buen Día en Madrid y tuvimos que ir a cotillear los sabores más exóticos de la carta. Pero un plato se ganó nuestro corazón: el ramen, que es mucho más que una sopa con palillos.

Tan-tan ramen

Tan-tan ramen

Ramen Shifu es un lugar especial. En pleno barrio de Salamanca, castizo y siempre de postín, brilla un neón rojo que atrae de forma natural. Es un cartel que genera confianza de inmediato: fue verlo y saber que ahí dentro se cocía algo bueno. Ante la promesa de llenar el estómago con cosas ricas, entramos al local sin demasiada resistencia por nuestra parte.

Fuimos a parar aquí, pero Ramen Shifu también tiene vistas a La Latina, centro neurálgico del tapeo por excelencia, y esconde otro pedacito de Asia en la calle Zurbano, por si toca matar el gusanillo en Chamberí.

Y de repente, estábamos en Japón. A la derecha estaban cocinando noodles, sin pausa y muy concentrados. A la izquierda, la gente se afanaba en hundir los palillos dentro de unos cuencos enormes que tenían una pinta buenísima. No hubo que convencernos para que nos sentáramos a la mesa.

Kimchi fried

Kimchi fried: patatas con kimchi y salsa spicy mayonesa. Foto: Sergio Beleña

Quisimos hacer las cosas bien pidiendo ice tea de frambuesa y una limonada: dos bebidas deliciosas que anticipaban una comida bastante singular. Primero llegaron las kimchi fried, o sea, patatas con kimchi y salsa spicy mayonesa que nos encantaron por ser una leve reminiscencia de las patatas bravas (a la japonesa, eso sí).

Enseguida trajeron gyozas, la mítica empanadilla oriental lista para empapar en tus salsas preferidas (sriracha, la-yu, soja…), y shui-jiao, otras gyozas de carne y col china con su propio caldo y alga nori. Recomendamos entrenar en casa con los palillos para darse prisa en alcanzar la última y preciada empanadilla.

Ramen Shifu - Un buen día en Madrid

Shui-jiao, unas gyozas de carne y col china con su propio caldo y alga nori. Foto: Sergio Beleña

Finalmente, llegó la hora del ramen. Nos sumergimos (más o menos literalmente) en sendos platos de shoyu ramen y de beef ramen. No nos resistimos a probar el tan-tan ramen, caldo japonés aderezado por un sabor picante y cierto recuerdo mediterráneo, ni el chicken fried ramen, con su buena ración de rico y tierno pollo rebozado.

Y comenzó así una historia de amor interminable con esta sopa japonesa nutritiva, versátil, sabrosa y que huele que alimenta.

La «experiencia ramen» es mejor vivirla que leerla. Así que desde aquí animamos a quien de pronto tenga un antojo irrefrenable de ramen a salir ahora mismo a la calle y buscar Ramen Shifu. No tiene pérdida: es el del cartel rojo que da buenas vibraciones.

Datos de interés:

Qué: Ramen Shifu

Dónde: Salamanca: Calle Ayala, 65, Madrid; La Latina: Calle Toledo, 24, Madrid; Chamberí: Calle Zurbano, 67, Madrid

Cómo llegar: Salamanca: Metro Lista (4) y Príncipe de Vergara (2 y 9); La Latina: Metro La Latina (5); Chamberí: Metro Gregorio Marañón (7 y 10)

Precio: Ramen: 6,50€ (100 gramos) o 8,5€ (200 gramos)

Teléfono: Salamanca: 914 017 730; La Latina: 91 058 18 54; Chamberí: 91 058 18 59

Más información en su página web, Facebook e Instagram

Compártelo con tus amigos y ayúdanos a llegar a más gente :)

Ochenta grados

Lo bueno se sirve en pequeñas dosis Ni noventa, ni setenta, ni cien... Ochenta Grados. Porque la clave de este restaurante es precisamente la temperatura. Y ochenta es el tope para que los alimentos mantengan todas su propiedades y sabor original. Y no sólo porque la cocina a baja temperatura esté de moda, que lo está. Ni porque Ochenta Grados lo esté, que sin duda también. Y es que frente a las puertas de este…

Jagger

Rinconcitos que enamoran en Madrid Aunque parezca mentira, aún quedan zonas en Madrid en las que sigue haciendo falta un restaurante donde acudir cuando uno quiere algo más que unas cañas. Es lo que ocurría en el céntrico barrio de Conde Duque, hasta que llegó Jagger a la calle Limón y conquistó a todos los vecinos. Porque Jagger es uno de esos sitos que da verdadero gusto conocer. Porque un restaurante es mucho más que una buena cocina o un…

Radhuni Indian Restaurant

Cocina india 'de la abuela' en Sanchinarro A la persona encargada de estar entre los fogones de una casa en la India siempre se le rinde pleitesía, y es que para los indios la gastronomía es uno de los pilares más característicos de su idiosincrasia. Tanto es así que hasta tienen una palabra para definir al cocinero: radhuni. Ese es el apelativo cariñoso con el que llaman a las abuelas más 'cocinillas' y es así como se llama también nuestro…

La bicicleta steackhouse

Un respiro en la sierra de Madrid Aquellos que améis la buena carne y queráis salir del centro de Madrid, a 40 kilómetros, en Collado Villalba se encuentra La Bicicleta Steak House, en la calle Batalla de Bailén, 20., es el sitio perfecto para vosotros. Es un restaurante sencillo y joven, con ganas de hacerse sitio en la gastronomía villalbina.La decoración tiene con un aire rústico, con paredes color rojo y verde…

Pato Laqueado de Pekín

El mejor pato laqueado al estilo pequinés de Madrid Situado en la zona Norte de Madrid, en Plaza Castilla, se encuentra esta joyita de la gastronomía china. Alta cocina china, con una interesante colección de recetas tradicionales de la milenaria gastronomía de este país. Este restaurante lleva abierto desde el año 2000 en Madrid. Sus propietarios son los mismos que los de Casa Lafu, del que ya os hablamos en un post anterior, que nos encantó, por eso este no…

Restaurante Eiffel

Cenas mágicas en Madrid Lo que podría parecerte un bar de los de toda la vida de Aluche, esconde mucha mucha magia, tanto en sus fogones como en el espectáculo de magia que montan una vez al mes tras sus puertas. El restaurante cumplió en 2022, 50 años ni más ni menos y es que este restaurante tiene mucha más magia que la de sus espectáculos, la de la familia, la que te toca pues lo han llevado siempre entre…