La Raquetista, una sorpresa gastronómica junto al Retiro

La Raquetista

 junio 29, 2017      por beatriz

Una sorpresa gastronómica junto al Retiro 

El listón estaba muy alto. Venían de Cachivache Taberna. Pero lo han conseguido y en muy poco tiempo, convirtiendo a La Raquetista en una referencia entre aquellos que quieren tapear junto al Retiro. O sentarse a probar los mejores garbanzos con foie que hayan probado nunca.

Y es que hay cosas que no fallan. Buenproducto y muy fresco; elaboraciones sencillas pero muy trabajadas; una carta sin complicaciones, pero más que suficiente; un espacio a la altura de los platos; y por supuesto, saber cómo sacarle partido a la materia prima… ¡y en eso los hermanos Aparicio son unos máquinas!

Torreznos La Raquetista

Los torreznos en dos texturas, una de las estrellas de La Raquetista

Así que la propuesta es sencilla. Un pequeño local que hace las veces de restaurante y de taberna, según la ocasión lo merezca, con una carta en la que se repiten los clásicos, alguno con origen en Cachivache como los famosos torreznos, pero en la que siempre hay espacio para nuevas creaciones y para sorpresas fuera de carta. De hecho, aunque ir a La Raquetista y no probar sus garbanzos con butifarra negra y foie debe ser como ir a París y no visitar la Torre Eiffel, atrévete con otros platos como el canelón de pularda, la corvina con mojo verde, o muchísimas otras elaboraciones que merece la pena probar.

Nosotros comenzamos, como no podía ser de otra manera, con los Torreznos (6’50€), cuya particularidad es que están elaborados en dos texturas: por un lado la corteza crujiente, y por el otro, la carne cocinada a baja temperatura, que se derrite en la boca. Un “must” de La Raquetista que puedes degustar tanto en mesa a modo de aperititivo, como en la barra con tu cervecita.

Y le siguen unas originales Sardinas marinadas con escalivada de chipotles y albaricoque (10’5 €), para contrastar con un toque fresquito que dé paso al siguiente plato.Sardinas La Raquetista

Y aquí llega otro clásico de la casa: los Buñuelos de bacalao con salsa vizcaína (10 €). ¡Buenísimos! Súper jugosos, y nada parecido a la típica bola grasienta de perejil que intentan hacer pasar por buñuelo en tantos otros bares y restaurantes.

Buñuelos La Raquetista

El siguiente turno es para los Dim-sum de Txangurro de centollo (15 €), otra maravilla de la carta. Súper suaves, jugosísimos, con un ligero toque picante… Y al igual que te olvidaste del clásico buñuelo, aquí hazlo del habitual dim-sum porque éstos no tienen nada que ver y están de miedo!

Dim-sum txangurro La Raquetista

Y sin dejar el apartado marítimo, pasamos a probar un Tataki de pez limón con sésamo fuera de carta que era pura mantequilla, y venía acompañado de unas ciruelas encurtidas que aportaban el toque de color al plato. Y como este ejemplo, cada día encontrarás varias propuestas fuera de carta que también merece la pena barajar.

Tartar de atún La Raquetista

Y llegamos al que para mí fue uno de los platos estrella: el Rabo de vaca al curry Massaman (16 €). Aunque creas que no te gusta el curry (o esos polvos amarillos que lo parecen), te darás cuenta de que es porque no has probado un curry de verdad.  En concreto, el curry Massaman es una de las variedades más famosas dentro de la gastronomía tailandesa y entiendo perfectamente el porqué… Un chorrito de lima ¡y a por él!Curry La Raquetista

Finalmente, terminamos con la joya de la corona: los garbanzos con butifarra negra y foie (14€). ¡Impresionantes! No te los pierdas. Da igual que vayas comer, a cenar, o a merendar… Atrévete con ellos porque son una obra de arte. Y te lo dice alguien que no es muy amante de los platos de cuchara. Pero éste pudo conmigo…

Garbanzos La Raquetista

Eso sí, a pesar del festín no podemos irnos sin probar sus postres. Y en este apartado también tiramos de los clásicos. La original torrija de sobao “El Macho” (6€) acompañada de una bolita de helado de leche merengada, y la tarta de queso templada, hecha a base de queso fresco y curado (6€) y adornada con frutos rojos.

Torrija La Raquetista

Personalmente me quedo con la tarta de queso porque no soy muy de dulces y ésta no es nada empalagosa. De hecho, dentro de los curados eligen el Queso Idiazábal, que le aporta carácter y es todo un aciertón. Pero si eres más dulzón/dulzona, no te lo pienses y atrévete con esta reinvención del sobao pasiego.Tarta de queso La Raquetista

¡Por cierto! El apartado vinos también guarda su aquel, con una selección que no es excesivamente larga pero muy cuidada y con ejemplos originales alejados de los clásicos. Nosotros por ejemplo nos dejamos aconsejar y probamos Sincronía, un tinto joven mallorquín, que nos deja gratamente sorprendidos.

En definitiva, no hay que complicarse la vida para sacar adelante un buen restaurante. Y La Raquetista es una prueba de ello. Sin perderse en elaboraciones imposibles, con espumas, reducciones, esferificaciones, y demás embrollos, los Hermanos Aparicio prefieren tirar de clásicos como los torreznos, los buñuelos, la tarta de queso o una buena torrija de toda la vida, y dejar a todos con la boca abierta! 

Datos de interés:

Qué: La Raquetista, pequeño gran restaurante-taberna junto al Retiro

Dónde: Calle Doctor Castelo, 19

Cuándo: de lunes a sábado 12 a 16h y de 20 a 00 h, y domingos de 12 a 16 h.

Cuánto: 15-20€ en barra y 35-40€ en sala

Contacto: 918 311 842

Más información: en su Web, InstagramFacebook o Twitter.

¿Sabías que? La Raquetista y Cachivache son de los pocos sitios de Madrid en los que encontrarás nada menos que ¡búfalo de agua! Una carne muy tierna, baja en grasa y súper sabrosa que traen de la Sierra de Madrid.

Compártelo con tus amigos y ayúdanos a llegar a más gente :)

Pizzi&Dixie

“La revolución vegana llega a Malasaña”En el corazón de este céntrico barrio madrileño nace Pizzi&Dixie, un restaurante Italiano-vegano que pretende no dejar a nadie indiferente. Pizzi&Dixie es la nueva propuesta de Nacho Sánchez, chef conocido por su innovación, creatividad y estilo en la cocina vegana. Es el creador de Botanique, pequeño restaurante vegano localizado en el Mercado de Antón Martín, que en abril cerró sus puertas para dar paso a su hermano: Pizzi&Dixie. Aquí…

BABEL

El "daily family cooking" de Chueca Para todo aficionado al arte del buen comer, hemos descubierto un lugar, emplazado en el número 23 de la calle Libertad, en el que la cocina tradicional ha encontrado el punto de cocción exacto de la reinvención de recetas y platos de todo el mundo: el restaurante Babel. Antes de comenzar nuestro viaje gastronómico entre sus cuidados platos, cabe preguntarse el porqué de la elección del nombre: Babel. Y aunque no sabemos con seguridad…

Seven & Six

Tradición y modernidad gastronómicaEl restaurante de decoración neoyorquina, es un local amplio, luminoso (está rodeado de cristaleras) y se divide en dos espacios: Uno donde comer y cenar, y otro más informal para cócteles, con butacones, tipo lounge, y en la propia barra, retroiluminada con leds de distintos colores.También tiene terraza (en invierno cubierta), lugar donde os…