Bodega de los Secretos

 abril 21, 2019      por Ulises Medina

¡Un restaurante con más de cuatro siglos de historia!

Si algo tiene Madrid son sus calles, su grandiosidad, y el poder decir que internacionalmente es una de las grandes urbes del mundo. Una de las capitales más visitadas, donde los viajeros salen prendados del buen hacer de su gente, así como del arte que derrocha gracias a la infinidad de rincones que alberga. Pero, pero… ese apodo no se lo ha ganado sola; y es que por ella han pasado siglos de historia, donde los madrileños han sido los verdaderos artistas en convertir pasajes de ensueño en hechos reales.

Y uno de ellos, es Bodega los Secretos. Una antigua bodega situada en pleno Atocha, con más de 400 años de historia.

Salones de Bodega los Secretos.

Primero, fue dedicada a la conservación del vino mientras que Madrid era puro campo de cultivo. ¡Y es que damas y caballeros! para quienes no lo sepáis, donde esta ciudad ahora guarda gigantescas avenidas, flujos y flujos de gentes, y palacios de otra época, antes fue ciudad amurallada, donde en Bodega los Secretos, se “filtraba” los productos que campesinos aterrizaban en Madrid para evitar pagar los altos tributos que monarcas y aristócratas imponían a los campesinos de los alrededores, al llegar a la ciudad.

Salones de Bodega los Secretos.

Más adelante, fue templo de Monjes, donde la congregación de San Felipe de Neri se asentó durante años. Mientras que en la invasión napoleónica fue lugar de escondite para cientos y cientos de madrileños que huían de los terrores de la guerra.

En plena Guerra Civil española, estas fantásticas bodegas sirvieron de escondrijo para los bombardeos que azotaron Madrid; y más adelante, Franco la convirtió en cárcel momentánea. Ejemplo de ello, es que si por este restaurante acudes, no sólo disfrutarás de gastronomía de autor, sino que podrás disfrutar de un pequeño tour donde en sus paredes aún quedan señas y elementos de estas cuatro centurias.

Salones de Bodega los Secretos.

Un lugar apoteósico donde los masones también anduvieron, por lo que junto al rico festín que su carta otorga, podrás pasear por los laberintos y túneles que al entrar encontrarás. Esta joya arquitectónica ha sido restaurada pero aún conserva su espacio original de ocho kilómetros de juntas de ladrillo cocido, entre otros secretos que se exhiben en su interior.

¡Encontrarás luz tenue y buen vino! que te acompañará de principio a fin desde que emerges bajo los cimientos de Bodegas los Secretos. Su esencia reside en una cocina de mercado que destaca por su gran variedad de entrantes; carne y pescado fresco para los segundos; y una propuesta para el postre que a más de uno derrite.

Tataki de atún rojo.

Desde las ya clásicas croquetas caseras de jamón ibérico, o las Habitas verdinas con chipirones de anzuelo y pulpo, a los clásicos de temporada como el ceviche de pescado blanco, aguacate, leche de tigre y espuma de mango; y el pulpo braseado sobre muselina de patata trufada y aceite de pimentón de la vera.

Trío de mini steak tartar.

En los segundos, la carne enamora por propuestas como el Solomillo de ternera de moixernons y verduritas; el Rulo de Rabo de Toro con salsa de garnacha, setas y muselina de patata; o el Confit de Pato glaseado con gnoquis de manzana y chalota caramelizada.  El pescado, destaca por ser fresco y de temporada, en el que hay cita asegurada con la Merluza sobre cremosos de patata y salsa bilbaína con toque gallego; y el Bacalao confitado y gratinado con alioli de pera y azúcar mascabado.

Rico solomillo.

Para el postre, el Coulant templado de chocolate y frío de mango. Y, para los que necesiten digerir la gran carta que este virtuoso restaurante tiene, los sorbetes y helados rocambolesc finalizan este carnaval sensorial.

Arroz con leche.

Una galería abovedada de la que surgen numerosos rincones con encanto en los que disfrutar de gastronomía al son de historias inmejorables. ¡Idóneo para los enamorados que buscan intimidad!

No cabe duda que Bodegas los Secretos lo tiene todo. Una carta de autor contemporánea y sofisticada para el buen paladar; un personal cualificado; rodeado entre los museos Thyssen y el Reina Sofía, además de exposición de antigüedades en el interior del restaurante. Sin duda, se convierte en una opción cien por cien recomendable tanto para los que visitan el Madrid como para aquellos que lo viven en su día a día.

Datos de interés

Qué: Bodega de los Secretos, restaurante en la bodega más antigua de Madrid. 

Dónde: Calle San Blas, 4 (metro Atocha).

Cuándo: L-S de 10:00 a 02:00 h | D de 10:00 a 15:00 h

Cuánto: de 30 a 35 euros.

Contacto: 914 290 396.

Más información en su web, Facebook, Twitter e Instagram

¿Sabías que…? Hace poco se descubrió un túnel secreto de más de 300 metros que conecta la bodega con el Museo Reina Sofía. Aquí encontrarás más información sobre su Historia.

Compártelo con tus amigos y ayúdanos a llegar a más gente :)

María Bonita Taco Bar

México será lindo pero María es bien bonita Quizá porque no me baste con que la comida sea espectacular tengo que meter a María Bonita TacoBar entre mis restaurantes favoritos. La receta ya auguraba mucho éxito por la calidad de sus platos 100% mexicanos pero han rematado la faena con los pequeños detalles...esos que para una servidora son tan importantes.Tienen dos locales (están en proceso…

Yokaloka

Un japonés como nunca, en el sitio de siempre El sushi está de moda, nadie puede negarlo. Sin embargo, para aquellos a los que nos gusta la comida japonesa de verdad, este hecho puede ser hasta contraproducente. Y es que reducir la gastronomía nipona a unos makis de salmón sería como decir que en España sólo comemos tortilla de patata. Y si no, experimenta la sensación de visitar un restaurante "español" fuera de España... Pero, que cunda la calma, que si te pierdes por la comida japonesa…

GastroChigre

Cuando Asturias traspasa fronteras  Los paseos de Madrid no tienen sentido sin parón de por medio para una comida de categoría, en un entorno curioso y que lo merezca. Bajo esta escena, los barrios de Lavapiés, y Antón Martín empiezan a destacar en el centro capitalino, como los epicentros gastronómicos con mejores propuestas culinarias, y donde el comensal puede experimentar mezcla culturales, y una cocina con raíces. Es en este momento cuando GastroChigre abre su mejor secreto: abrir el apetito…