El Mesón de Fuencarral

 agosto 7, 2017      por Cristina de la Cruz

85 años de costumbrismo español 

Entrar en el Mesón de Fuencarral es emprender un viaje en el tiempo, un viaje al pasado, a la España de principios de los años 30. Desde su apertura en 1932, esta antigua vaquería se ha mantenido prácticamente intacta, impasible al paso de los años. No sorprende que a propios y extraños les parezca absolutamente cautivadora la atmósfera que envuelve su salón principal, donde se ha respetado la decoración que un buen día los abuelos de Ramón Dios, dueño actual del local, decidieron que debía tener uno de los restaurantes más añejos y auténticos de Madrid. Un local que ha superado el paso del tiempo, donde tres generaciones de hosteleros siguen trabajando incansablemente.

Mesón de Fuencarral

Fachada principal del Mesón de Fuencarral

Mesón de Fuencarral

Terraza del Mesón de Fuencarral

La historia que albergan las paredes del Mesón bien podría llenar las páginas de un libro. Y es que esta modesta vaquería vivió una República, la Guerra Civil, una dictadura y, finalmente, la democracia; todo sin que temblara uno solo de sus cimientos. «Mi abuela en época de posguerra guardaba en los cajones del mueble de la cocina la harina que llegaba de estraperlo», nos cuenta Ramón Dios, que recuerda bien decenas de anécdotas transmitidas por sus abuelos, quienes trabajaron sin descanso hasta posicionar el restaurante como uno de los locales de moda de la capital.

Mesón de Fuencarral

Detalle del salón principal con la chimenea encendida

El Mesón de Fuencarral - Un buen día en Madrid

Mesa de cocina y utensilios antiguos expuestos en el Mesón

Durante las décadas de los 60 y 70, el Mesón de Fuencarral se convirtió en el sitio de moda de la clase alta madrileña. Su cochinillo asado y el cordero al horno adquirieron fama a nivel nacional. Los personajes más célebres del mundo del celuloide y el papel ‘couché’ se daban cita cada fin de semana para disfrutar de las maravillas culinarias que se cocían entre sus fogones. «La clave de nuestro éxito era nuestra discreción, por eso venían muchas celebridades a comer o cenar con nosotros. Había señores que el fin de semana venían con su familia a comer y entre semana cenaban con su amante. Sabían a ciencia cierta que nunca decíamos nada», relata Ramón.

El Mesón de Fuencarral - Un buen día en Madrid

Algunos de los personajes célebres que visitaron el restaurante

Este lugar se ha mantenido a lo largo de los años porque tiene magia desde que cruzas la puerta. Una buena amiga me dijo que «hasta en verano quieres estar en el salón con la chimenea puesta». No hay forma más pintoresca de disfrutar un almuerzo o una cena -pareciera que en cualquier momento fuera a cruzar la puerta el mismísimo Curro Jiménez, trabuco en mano-.

Mesón de Fuencarral

Plano principal del salón

Este año, tras más de ocho décadas en activo, el Mesón ha propuesto, para agradecer a sus clientes la confianza depositada, el ‘Menú Degustación 85 Aniversario’: por 39€ -bebidas aparte-, el menú resume en once pequeños platos lo más destacado de su gastronomía. Incluye tres entrantes: palitos de berenjena con salmorejo cordobés, rodajas de tomate con bonito escabechado (lo elaboran en el propio restaurante de manera artesanal dos veces por semana) y mini-ensalada de reglamento.

El Mesón de Fuencarral - Un buen día en Madrid

Palitos de berenjena con salmorejo, tomate con bonito escabechado y mini-ensalada

El Mesón de Fuencarral - Un buen día en Madrid

Croqueta de la casa, migas con chorizo y alcachofas con jamón ibérico

El menú continúa con croquetas de la casa, migas con chorizo y alcachofas con velo de jamón ibérico. Los platos principales los componen la merluza a la gallega y el medallón de cordero lechal. Y para terminar, tres postres que son marca de la casa: leche frita castellana, tarta de chocolate y hojaldre de arroz con leche.

El Mesón de Fuencarral - Un buen día en Madrid

Merluza a la gallega

El Mesón de Fuencarral - Un buen día en Madrid

Medallón de cordero lechal

El Mesón de Fuencarral - Un buen día en Madrid

El elemento clave del que se ha valido este local para llevar tantos años en activo ha sido mantenerse fiel a las tradiciones, respetando las recetas que le hicieron famoso, con una carta que refleja la historia de una cocina hecha en casa con platos que, hoy en día, continúan inmutables. El Mesón de Fuencarral es uno de esos pocos lugares que ha sabido permanecer intacto, adaptándose a las nuevas exigencias sin perder la esencia de antaño.

Datos de ineterés:

Qué: El Mesón de Fuencarral, 85 años ofreciendo la mejor cocina clásica española

Dónde:Carretera de Colmenar Viejo (M607), km 14,500 (salida 15)

Precio medio: 39€ sin bebidas (excepto fin de semana y festivos).

Horario: L-D 13:30h – 16:30h / 20:30h – 23:30h.

Contacto: 917 341 019 / 917 347 754

Compártelo con tus amigos y ayúdanos a llegar a más gente :)

EatTasty llega a la capital

PROMO VERANO EATTASTY: Ve diciéndole bye bye al tupper de casa y dile hola a comer bien con EatTasty De pedir comida a domicilio uno nunca se cansa, sobre todo si lo haces para ahorrar tiempo en el trabajo. Pero, te habrás dado cuenta de que comer día sí y día también de delivery tiene consecuencias para tu economía y en ocasiones para tu salud. Una solución es tirar de tupper, pero si no tienes el privilegio de contar con la comida…

Mr. Frank Blue

El Mr. Frank exclusivo de Majadahonda Hace unos años que tuvimos el privilegio de conocer de primera mano el restaurante Mr. Frank, un proyecto que fusionaba cocinas de medio medio mundo con recetas españolas y que Francisco Ramos -dueño del local- junto a sus dos socios ha querido llevar más allá con la creación de Mr. Frank Blue (Carr. de Pozuelo, 48). Un elegante espacio gastronómico, ubicado en el centro comercial La Bolsa de Majadahonda, que ofrece una carta similar a la…

Piantao

Locura Argentina en un espacio único: Piantao Enfrente del Matadero, nos encontramos con la nueva propuesta del chef Javier Brichetto, donde la esencia argentina se masca nada más entrar. Música de ambiente argentina de los años 80, estilo industrial en su decoración con cuero y maderas antiguas y una parrilla,forjada por el mismo Javier, vista al fondo donde constantemente están saliendo brasas. El nuevo concepto de Javier es crear una parrilla argentina contemporánea en Madrid, definida por las propuestas clásicas…