Martinica

 junio 7, 2022      por Rebeca

Restaurante Martinica, comida fusión y diseño en un mismo espacio

Entras y sabes que el sitio es diferente, el día que fuimos a conocer Martinica, llovía, pero había un hombre en la puerta recepcionándonos los abrigos y los paraguas, y cuando entras no solo te templas, sino que de repente suena musicote, la decoración llama la atención porque es dispar, y a la vez no puede pegar más. Si te decimos que Martinica se encuentra en la calle Pinar 6, igual te entra el pánico de como ir hasta allí en coche, pero si te decimos que cuentan con aparcacoches… el pánico se disipa.

Martinica local

Suso, fue el chico que nos acompañó hasta la mesa, nos tomó nota y estuvo en todo momento pendientes de que no nos faltase de nada, nos estuvo explicando que ese día tenían DJ, pero que los miércoles son de Jazz, el jueves hay un violinista y el viernes y el sábado suele haber un DJ, pero olvidaros de música ratonera, o volúmenes tan altos que no permitan hablar, la música es idónea para que no decaiga la cena y salgas de allí con la predisposición de seguir la fiesta.

Cuando llegó la hora de elegir entre los platos de aquella carta, nos pareció un sacrilegio tener que renunciar a algunos de ellos, pero nosotros que somos muy bien mandaos, una vez más nos dejamos aconsejar, y fue todo un acierto, aunque por la pinta que tenía la carta… creo que con cualquier otra combinación de platos… diríamos lo mismo.

Comenzamos con unos cocteles de autor, para ir abriendo boca. Y ver como te lo servían era todo un show, pues espolvoreaban canela encima del coctel y mientras, otro camarero la quemaba con un soplete, por lo que nos dijeron era para potenciar el sabor de ésta… y sin ser excesivamente dulce, el coctel entraba solo.

martinica cocteles

Después pedimos todo para compartir, pues cuantas más cosas probásemos, más contentos nos íbamos a poner, y así fue, por lo que comenzamos por el Foie gras mi cuit, que para comenzar puso ya el listón muy alto. Pero lo que vino a continuación no tenía mucho que envidiarle, Brioche de mantequilla con presa ibérica de bellota ahumada al momento, ricotta al pesto y mahonesa de chile chipotle, y sí era un brioche esponjoso, blandito, con una finas láminas de presa ibérica por encima, que juntaba el «dulzor» del pan con lo salado de la presa aunado al sabor de lo picante y lo ahumado de la mayonesa, que hacia a este bocado agradable, rico y original.

Martinica foie

Continuamos con unos taquitos de steak tartar de solomillo de ternera nacional, huevo de codorniz y patatas fritas, nos esperábamos la carne en taquitos, como dados, pero venían presentadas en taquitos, como en los Mexicanos, dentro de su torta de trigo, crujiente, delicioso, con el huevo de codorniz encima, que es probable que o te lo comas de un solo bocado o te manches, pero es un riesgo que merece la pena asumir.

Como plato principal nos recomendaron la Cotoletta empanada de solomillo ibérico 100%, huevo poché y tartufata y setas, el rebozado de la cololetta no era un rebozado normal, era como si se tratase de una crujiente corteza, en la que después de lo crujiente te encontrases la carne, que junto a la mezcla del huevo y las setas… 100% recomendable.

Martinica

Y aunque ya estábamos que no nos cabía ni un bocado más, todo buen amante de la comida, sabe que siempre siempre siempre hay un hueco para el postre, y si alguien dice lo contrario, no os fieis de él. Así que aunque con un poco de vergüenza, diré que solo cogimos un único postre para compartir, aunque hubiésemos cogido dos, pero el banquete anterior nos lo impidió, así que optamos por la Tarta de chocolate cremosa con helado de baileys y sus trufitas, y la que escribe que no es la más amante de las tartas de chocolate, pero haciéndole caso una vez más a los camareros, solo puedo decir, que fue otro acierto, el chocolate sin empalagar, ni tampoco amargo, ni tampoco oscuro, lo justo para llevarte ese regustillo dulce del que no te quieres deshacer durante un rato.

Martinica postre

Antes de irnos, estuvimos un rato en la barra, charlando con algunos de los camareros, pues el personal daba pie a ello, y tiene toda una exposición de botellas, como por ejemplo un vodka de Roberto Cavalli, sí sí , has leído bien, Roberto Cavalli el diseñador, para disfrutar de un buen rato de copeteo, que por cierto, a parte de comidas, son todo unos especialistas en ello.

Datos de interés: 

Qué:  Restaurante Martinica

Dónde: Calle del Pinar 6 Bis

Cuándo: Lunes a domingo 12:00 a 01:00hrs

Más info: Web | Instagram | Facebook

Compártelo con tus amigos y ayúdanos a llegar a más gente :)

Il forno di Matteo

Auténticas Pizzas italianas para llevar Todos conocemos el Mercado de la Paz, en el Barrio Salamanca, como un mercado con mucho encanto, rodeado de buenos puestos y con productos de excelente calidad. Este mercado, alberga cerca de 70 puestos entre servicios y restauración, donde podrás ir a hacer la compra  y aprovechar a tomarte unas tapas, quedarte a comer, o incluso llevarte la comida a casa. Vamos, que te lo ponen fácil para pasar la mañana del sábado. [caption id="attachment_57825"…

El perro y la galleta

¡La mejor cocina internacional al toque Fontaneda!  En un Buen día en Madrid seguimos buscando los mejores rincones de la ciudad para que disfrutéis de la capital de una manera diferente, original y porque no, ¡encantadora! Así podríamos definir El Perro y la galleta, un bar y  restaurante que se encuentra en el barrio de Salamanca (al lado de la Puerta de Alcalá y el retiro) que te encandila desde que pasas por su puerta. Es debido a su decoración…

Bolívar

El restaurante de vanguardia con más solera de Malasaña En una de las calles con más historia de Madrid, se asoma un restaurante con más de medio siglo de tradición. Hablamos de Bolívar (C/Manuela Malasaña, 28), un restaurante familiar de alta cocina de mercado con productos de temporada. Nosotros fuimos a degustar su menú de primavera, cuya propuesta nos dejó más que satisfechos.El viaje…