Nomo Braganza

 agosto 17, 2020      por Adriana

Mediterráneo como embajador de la cocina Nipona en Madrid

Barra en Nomo Braganza

Barra en Nomo Braganza © Nomo Braganza

El Grupo Nomo, que cuenta ya con 5 restaurantes en Cataluña, aterriza en Madrid con una propuesta sensorial que fusiona la cultura mediterránea con la gastronomía nipona.

El restaurante se ubica en la misma calle que le da nombre, en Bárbara de Braganza, en el barrio de Justicia, en un espacio muy cálido y acogedor donde predominan los colores mediterráneos y texturas como la madera jugando a la vez con los diseños y formas típicas del país del sol naciente. Por ejemplo, en sus paredes de color ocre encontramos texturas que simulan las formas de los jardines zen. También logran un ambiente muy cálido con un iluminación detallada y puntual.

El comedor, rodeado por amplios ventanales, lo preside una gran barra detrás de la cual el jefe de cocina y su equipo se encargan de la preparación de los platos fríos, mientras que el resto se elaboran en la cocina que hay detrás del comedor, que también es vista, algo que a los curiosos nos encanta y además nos proporciona seguridad.

Tataki de salmón

Tataki de salmón

En cuanto a la carta, encontramos bastante variedad de platos, desde las tapas japonesas como el típico edamame, que en este caso lo probamos frito con aroma de trufa blanca, algunos entrantes entre los que nos llamó la atención el ebi chili, que es una versión japonesa de los huevos rotos, elaborados a base de langostinos picantes, fideos crujientes y huevo frito, entrantes como los mini tacos o las gyozas, y platos más contundentes como los arroces y fideos, tempuras, brasa, los rainbow rolls o elaboraciones crudas entre los que encontramos gran variedad de sushi, nigiris y sashimis.

En las fotos podéis ver los platos que nosotros probamos, y nos atrevemos a recomendar cada uno de ellos, en especial el tataki de salmonete por su increíble sabor, y los nigiris que están espectaculares.

Tampoco puede faltar el dulce, y en la carta de Nomo Braganza podemos encontrar varias propuestas de postres artesanales, en la que no pueden faltar los mochis, pero nosotros os recomendamos que probéis el brioche con helado de taro, que no os dejará indiferentes.

Encantados de haber descubierto un nuevo lugar de peregrinación para los mayores fans de la gastronomía japonesa, que a pesar de su reciente apertura ha llegado pisando muy fuerte, prestando atención a cada detalle y proporcionando un excelente servicio.

Muchas gracias por esta maravillosa experiencia, prometemos volver pronto.

Datos de Interés:

Qué: Restaurante Nomo Braganza.

Dónde: C/ de Bárbara de Braganza, 8.

Cuándo: De martes a domingo 13:30h a 16:00h  y 20h a 23:30h

Cuánto: Precio medio 40 euros

Más info en su web

Compártelo con tus amigos y ayúdanos a llegar a más gente :)

Aüakt

Apuesta por una forma de vida saludable y divertidaAÜAKT, como suena, un alimento sano, la estrella de instagram, el que corona tostadas, ensaladas y pokés. El aguacate es todo un símbolo y un estilo de vida, y este espíritu se traslada al espacio que ocupa este nuevo restaurante, con interiorismo de Madrid in Love Studio, en el que reina una atmósfera informal y elementos en bruto…

Running Sushi in Osaka

El japonés giratorio de moda en la capital En pleno centro, en la plaza de los Cubos, o lo que es lo mismo en la famosa calle Princesa, nos encontramos con Running Sushi in Akihabara. Se trata de un buffet giratorio en el que puedes comer todo el sushi que quieras por 14,95€. Y no sólo sushi si no infinidad de platos más como tallarines, arroz, dim sum, tempura… y todos los platos japoneses que puedas imaginar; fríos y calientes,…

El Atelier de Dina

#CocinaCariñosa de raíces italo-venezolanas “Entrar en casa de Dina es disfrutar de su hospitalidad, sus atenciones y sus ricos sabores".  Al  menos así lo aseguran sus nietos, quienes han querido recuperar toda la esencia de "la nonna" en El Atelier de Dina, un pequeño rinconcito recientemente inaugurado en López de Hoyos, 9. Aunque de ella no sólo toman el nombre, sino todo lo que la definía, convirtiendo El Atelier en un "reflejo de años de cocina y trabajo silencioso, pero con alma". Con alma,…