Warehouse

       por Ana Vicaria

Warehouse, from farm to table

El palacete de María de Molina con Lagasca, en el corazón del barrio Salamanca, esconde en su interior un secreto que me hubiera gustado descubrir mucho antes. Se trata del restaurante Warehouse, con su concepto de gastronomía farm to table: de la granja a la mesa.

DSC_0229_opt

Este concepto nació en Hacienda Zorita Wine Hotel & Spa y ha venido a Warehouse para quedarse de la mano del chef Juan Martínez-Alonso quien, a su manera particular, nos ofrece degustar variedad de productos ecológicos y naturales preparados con muy buen gusto y saber hacer.

Los platos que probamos son los que se ilustran a continuación.

Tabla de quesos. Son todos de producción propia y están hechos de leche de cabra «verata» al tomillo o de oveja curado y semicurado. La torta de oveja “churra” es una delicia, de olor fuerte pero suave al gusto.

DSC_0237_opt (1)

Tabla de jamón ibérico de bellota. Un clásico.

DSC_0240_opt

Pulpo a la plancha con vinagreta de lentejas y guacamole. Tierno y sabroso.

DSC_0245_opt

Steak tartar al estilo Warehouse. Especiado y fresco. Si te gusta este plato, no dejes de probar el que hacen aquí. No serás el primero en decir que es el mejor que has probado.

DSC_0258_opt

Carne trinchada de búfala con verduras de la huerta. Sorprendentemente tierna y de sabor suave. El propio chef se acercará a vuestra mesa para trinchar la carne y explicaros lo que queráis saber sobre su comida.

DSC_0263_opt

El maridaje fue excepcional. Los vinos también son de sus propios viñedos, tal vez por eso combinan tan bien con sus platos.

Para terminar, tarta de queso con miel de encina y torrija con helado de caramelo salado. La tarta cremosa y muy suave.

DSC_0281_opt

Y un brownie, porque siempre está bien acabar con algo de chocolate.

Si quieres hacer un regalo de los buenos, puedes pasarte por su tienda online donde podrás obtener sus productos sin moverte de casa. Vinos, quesos, ibéricos, aceite…

Próximamente abrirán en este mismo palacete una tienda física donde adquirir los productos que más te hayan gustado, así como un nuevo espacio: el wine and cheese bar. El nombre habla por sí solo. Además podrás hacerte socio y disfrutar de sus mejores productos enviados directamente a tu casa, entre otras ventajas.

Y esto no es todo. Desde abril han abierto The Rhum Bar, donde probar su ron, también de elaboración propia, o cualquier otra bebida en un entorno tranquilo y elegante. Para este verano esperan abrir su jardín, repleto de árboles, plantas y hasta un viñedo, para que la experiencia sea aún más gratificante.

¡Date un capricho!

Datos de Interés

Qué: Warehouse

Dónde: calle Lagasca con María de Molina 25 (mapa)

Horario Warehouse: martes-jueves: 13h-01h; viernes-sábados: 13h-02h; domingos: 13h-20h; lunes cerrado.

Horario The Rhum Bar: martes-jueves: 17h-01h; viernes-sábados: 17h-02h; domingos: 17h-20h; lunes cerrado.

Precio: 35-45€/cubierto. Menú del día:18€

Teléfono reservas: 914 365 928, 607 507 633

Más información: web | facebook

 

Compártelo con tus amigos y ayúdanos a llegar a más gente :)

Tacatá

Cocina mediterránea en PozueloHay desplazamientos que merecen la pena, y coger el coche para ir hasta Pozuelo fue uno de esos. Nos desplazamos hasta el número 1 de la Calle Grecia en Pozuelo de Alarcón para conocer Tacatá, el nuevo restaurante de un grupo de hosteleros que sabe impregnar el buen gusto en sus locales, combinándolo con una comida exquisita y unos precios razonables. Tacatá es un sitio que…

La Antoñita

Un lavado de cara (literal) al casticismo Los bares centenarios de La Latina parecen anclados en un pasado de chulapos y chotis, pero hay lugares especiales que resisten el paso del tiempo experimentando con la vanguardia en los fogones. Este es el modus operandi de La Antoñita, el restaurante que ha salpimentado la Posada del Dragón con una cocina de autor imaginativa y de calidad magnífica.La Posada del Dragón es…

Restaurante POPA

Cocina tradicional con aires renovados Situándose en el local que durante años ocupó el restaurante Lobato, POPA tiene por delante la labor de conservar la clientela fiel a su predecesor, caracterizado por una cocina tradicional y un ambiente muy familiar, y al mismo tiempo, ganarse a aquellos que buscan algo más innovador y un poco más arriesgado en el barrio. Con este propósito, en la carta comparten escena clásicos como la ensaladilla rusa, las croquetas o las bravas, junto a…

Los comentarios están cerrados.