Una dolce idea

 enero 13, 2020      por Pablo Santaella

Pastelería casera y de autor

Esta pastelería está situada a pocos minutos de la estación de pirámides, en una calle dónde podemos encontrar otros locales dedicados a la comida gourmet, y que ha redefinido el barrio. Eso debieron pensar Diego Morganti y Raúl Martín al barajar lugares dónde alojar la pastelería gourmet que ambos planeaban inaugurar. Comenzaron realizando caterings a nivel más bien local, pero el entusiasmo de sus clientes los animó a dar el siguiente paso y crear su propia pastelería.

Dicho y hecho: en enero de 2018 abría sus puertas. Diego es un chef italiano, anteriormente científico, que descubrió su pasión en la bollería, y Raúl, ingeniero, es su amigo y socio madrileño, que se encargó de transformar el talento culinario de éste en un negocio. En cuanto pasamos algo de tiempo en el local descubrimos una contradicción, y a la vez la mejor virtud de esta acogedora pastelería: los productos que observamos expuestos en el mostrador parecen de pastelería altamente gourmet, e incluso tras probarlos podemos afirmar que lo son, y sin embargo el ambiente y el trato dispensado son los de una panadería casera a la que acuden los oriundos a disfruta de una taza de café, comprar una barra de pan o algún dulce. No fueron pocas las veces que vimos a algún cliente felicitar porque la adquisición de la semana anterior había causado furor en la comida familiar.

A parte del maravilloso trato, hablemos de lo que verdaderamente importa: los productos. Se elaboran día a día por el chef, y tratan de encapsular la tradición pastelera italiana con un toque de modernidad. Las palmeras son uno los productos estrella, llamadas wifi por su particular apariencia, con una amplia gama desde la de colores, hasta la de chocolate, pasando por la de caramelo, que pudimos probar. La combinación de caramelo y almendra es sencillamente espectacular.

La supercookie también es una de las “superventas”, valga la redundancia. Compuesta por una suave base de galleta, resulta de la combinación de tres chocolates y Nutella. Y por supuesto uno de los productos menos italianos, pero más deliciosos: los croissants, ya sean solos, o rellenos de crema o chocolate, son verdaderamente memorables. Yo particularmente recomiendo el de crema, ya que la combinación de el croissant crujiente y esponjoso, y la increíble crema pastelera hacen de un dulce imprescindible si se deciden a visitar este encantador comercio.

Y no menos espectaculares son los cantuccini de almendra o chocolate. Este producto tradicionalmente italiano se vende en formato de bolsitas, y son una explosión de mantequilla y sabor, que consigue ser ligero, y que es perfecto para cualquier reunión de familiares o amigos como producto gourmet del que puedan ir picoteando a modo de postre.

Habiendo pasado recientemente la época navideña nos encontramos con productos como el roscón o el chocolate caliente tan propios de la época. Pero el que nos llamó la atención fue uno que siempre resulta el más pesado de esta época: los polvorones. Los dulces pesados y harinosos que solo se nos ocurre comer en Navidad. Lo mismo debió pensar nuestro chef, y decidió tratar de reinventar este concepto. No solo estos polvorones son más pequeños y estéticamente diferentes y llamativos, sino que son ligeros y prácticamente se deshacen en la boca, además de tener un sabor distintivo. Y se elaboran casi todo el año (de septiembre a marzo). Osea que si quieren que este año los polvorones no se queden abandonados en el centro de la mesa mientras la familia ataca al unísono los turrones, acudan de inmediato a Una dolce idea.

Por último, hablar de las versiones en vasito de las tartas que ellos mismos elaboran, con dos principales vertientes: una moderna, basada primordialmente en la crema, y otra tradicional más basada en el bizcocho. Suelen tener algunas, pero normalmente las hacen por encargo.

El trato cercano de una pastelería de barrio, y la preocupación, cuidado, elaboración y sobre todo sabor de una de las mejores pastelerías que he probado en esta ciudad.

Datos de interés

Qué: Pastelería Una Dolce Idea

Dónde: Calle Melilla 55 A.

Cómo llegar: Estación de Pirámides.

Compártelo con tus amigos y ayúdanos a llegar a más gente :)

La Fugitiva, librería cafetería

Un oasis de la calma entre libros y café La Fugitiva, otro de esos lugares encantadores de la ciudad que se esconden tras las esquinas. Este en concreto, se encuentra en el número 7 de la Calle Santa Isabel, muy cercano al metro de Antón Martín. ¿Y qué tiene este espacio de acogedor o diferente? En primer lugar, que no nos encontramos ante una cafetería al uso, ya que el local es, sobre todas las cosas, un espacio para la literatura. Entre sus estanterías…

La Carmencita Bar

El mejor Brunch de Madrid Música agradable, pequeños detalles, ambiente cómodo y cálido, ubicación céntrica, precio asequible y 8 tipos de brunch hacen que La Carmencita Bar se haya posicionado como el local con el mejor Brunch de Madrid.La Carmencita es un bar regentado por Isa, una chica americana con padre suizo y madre leonesa por lo que en su carta puedes encontrar alimentos y platos tanto de León como de EEUU. La carta…

Ancora, el lugar que nunca duerme

Abierto 8760 horas al añoNace en Madrid un espacio único en España, Europa y puede que en el mundo entero. Se trata de Ancora, un bar, restaurante, cafetería, discoteca, sala de enventos, terraza y un largo etcétera que está abierto las 24 horas del día, los 365 días del año. El local cuenta con una decoración sumamente cuidada, gracias al buen gusto de Andrea, la propietaria, que ha dedicado…