Tiyoweh. La Quietud

 septiembre 8, 2015      por Claudia

Un oasis de calma en el barrio de las letras

La Quietud es un lugar donde desconectar del día a día, donde dejarse llevar y donde por una vez no tener que elegir que comer ya que cada día crean un menú nuevo formado por un plato combinado creativo vegetariano y sin gluten, con productos del día frescos, un plato el cual no descubrirás hasta que lo tengas delante, una sorpresa al paladar diferente cada día.

la quietud

la quietud

Tiyoweh no es solo un restaurante, sino que es mucho más, se creó en marzo del 2013 como lugar de encuentro y espacio creativo, lo cual se refleja en la cocina creativa vegetariano y sin gluten; es también tetería (con plantas traídas de las montañas de Lérida), botica artesana (ecotienda y ahora envasan plantas medicinales a granel personalizadas), realizan actividades de yoga, terapia mística con gong y conciertos dentro de una cueva, y también ofrecen salas de alquiler para eventos.

barra de bar

barra de bar

Cuando llegas a Tiyoweh lo primero que llama la atención, y lo que a mi me hizo entrar la primera vez, es la particular decoración hecha a base de muebles y objetos reciclados, donde cada rincón pide lo que quiere ser; botellas de plástico recicladas flotan por el local en forma de peces de colores, mesas y sillas de todas las formas y estampados recuperadas de la antigua galería de arte que había en ese espacio y otros hechos con la colaboración de un centro ocupacional para personas con síndrome de Down (Agafam), paredes recubiertas de corteza de árbol, mensajes que transmiten la filosofía de Tiyoweh, una pequeña fuente hecha con piedras traídas de la sierra donde el agua que brota intensifica esa sensación de tranquilidad que te inunda al entrar; la barra del bar la forma una tabla de roble de 200 años de antigüedad.

menú tiyoweh

menú tiyoweh

Ese día probamos un gazpacho, distintas verduras asadas buenísimas, quinoa y ensalada de garbanzos con remolacha, zanahoria y tomate. De postre nos sorprendieron con un crumble de manzana y una tarta de chocolate con plátano vegana. En mitad de la comida, el sonido de una campana, la «campana de la quietud» nos pide que dejemos cualquier actividad que estemos realizando y nos dediquemos unos minutos a nosotros mismos, a reflexionar en silencio, unos minutos donde el tiempo se para.

la cueva

la cueva

Tuve la oportunidad de probar una sesión de terapia mística con gong (a partir del 21 de septiembre), una actividad que lleva Patricia, la dueña de Tiyoweh. Supone una desconexión total con el exterior, consigue llevar tu mente a un lugar donde solo estás tú, equilibra el sistema emocional y aporta muchísima calma a la mente y al cuerpo. Conseguí llegar, como bien dice el nombre del establecimiento, a la quietud.

Datos de interés

Qué: Tiyoweh, La Quietud. Restaurante Vegano y sin gluten

Dónde: C/ San Pedro, 22.

Cuánto: 10 euros por persona el menú

Cuándo: Martes a Miercoles, de 10:30 a 20:30 h.  Jueves a Sábado, de 10:30 a 01:00 h. Domingo de 10:30 a 18:30 h. Lunes CERRADO. 

Más información: Web, Facebook  (consulta las actividades que realizan en la página web)

Compártelo con tus amigos y ayúdanos a llegar a más gente :)

Tasty Poke Bar

¡¡Déjate seducir por el plato del momento!!!Sano, ligero, fresco, rápido y muy sabroso así es el Poke, un alimento de origen hawaiano y que se prepara con pequeños trozos de pescado marinados, una base de arroz y todo tipo de añadidos. Nada más entrar por la puerta de Tasty Poke Bar nos sentimos transportados a otro lugar, un lugar donde la jungla de asfalto se convierte en un oasis de paz y de…

Ochenta grados

Lo bueno se sirve en pequeñas dosis Ni noventa, ni setenta, ni cien... Ochenta Grados. Porque la clave de este restaurante es precisamente la temperatura. Y ochenta es el tope para que los alimentos mantengan todas su propiedades y sabor original. Y no sólo porque la cocina a baja temperatura esté de moda, que lo está. Ni porque Ochenta Grados lo esté, que sin duda también.  Y es que frente a las puertas de este restaurante se reúnen cada fin de semana largas…

Antigua Casa de la Paella

La arrocería más castiza de Latina Madrid es como una flor que huele siempre a verbena, así comienza una de las canciones más castizas del siglo pasado, y que mejor simbolizan al enérgico Madrid, y a su pueblo. Una ciudad donde las chulapas y chulapos dan la bienvenida a gentes de todo el mundo. Con su arte y esencia, demuestran al mundo entero, que es una de esas urbes que atrapa y que enamora, donde el día cuenta con veinticinco…