The Hat

The Hat: Sleeping, eating & drinking en Madrid

The Hat Madrid

Vistas

A escasos metros de la Plaza Jacinto Benavente ha nacido The Hat (Imperial, 9), un hostel que ellos catalogan para viajeros inteligentes. Ya en la puerta podemos leer “sleeping, eating & drinking”, toda una declaración de intenciones. Y es que The Hat va más allá del concepto de un hostel normal y corriente, ellos quieren ser un referente del viajero inteligente que busca alojamiento barato, ambiente divertido, buenas planes y una terraza donde poder tomar algo con unas preciosas vistas de los tejados de Madrid.

La parte de hotel cuenta con habitaciones desde 2 personas hasta 10, la mayoría de ellas con baño privado y algunas con baño compartido (las más baratas). Todo el personal es joven, hablan varios idiomas y, la verdad, bastante guapetes. Les vi muy serviciales con todo el mundo y parecían muy profesionales tanto en forma como en fondo.

Como curiosidad decir que todo el hotel está construido por empresas españolas, incluido los materiales. También está pintado a mano y podemos ver detalles diferentes en cada planta. Otra de las cosas que más me sorprendió fue que el agua caliente procede de energía generada por biomasa, a través de huesos de aceitunas. “Madrid se merece algo mejor” fueron las palabras que me dijo uno de los propietarios y en The Hat se nota que han luchado por ofrecerlo.

The Hat Madrid

Molino

En el ático encontramos el bar del hotel que, abierto a todo el público, es un rincón lleno de encanto y con un atractivo inmenso para cualquiera que quiera pasar un rato agradable entre amigos o en pareja. Desde lo más alto se puede ver un patio interior que conecta todas las plantas del edificio. En la terraza tienen unas cuantas mesas, que planean cubrir en invierno, y una zona interior con la barra y alguna mesa más. De momento ofrecen algunos cócteles y copas para beber, así como algunas tostas y papelones para comer y por supuesto algo de dulce. Atendidos de maravilla por la camarera, pudimos tomar una tosta de jamón serrano con una Alhambra 1925, riquísima.

The Hat lleva abierto desde Mayo y todavía les quedan muchas novedades por introducir. De momento podemos disfrutar de algunos días de música de ambiente en directo así como de algo que les hará famosos en poco tiempo: el drunch. “El druch es como el brunch pero con más alcohol, que somos de Madrid”, me comentaba el dueño. Se trata de una barbacoa que hacen los sábados y donde se pueden comer hamburguesas y otras carnes a la parrilla acompañado de cerveza o copas, lo que pida el cuerpo.

The Hat Madrid

Tosta de jamón

De momento es poco más lo que puedo contaros sobre The Hat, pero estad atentos a sus novedades porque seguro que no paran de sorprendernos para hacer de Madrid, como ellos quieren, una ciudad mejor.

Datos de interés

Qué: The Hat, un hostel para viajeros inteligentes.

Dónde: calle Imperial, 9

Cuándo: terraza abierta al público por las tardes

Contacto: info@thehatmadrid.com | 91 07728572

FAQ’s | Facebook | Twitter | Web

 

 

Compártelo con tus amigos y ayúdanos a llegar a más gente :)

Garra Bar

La hora del cocktail es a cualquier hora En Un Buen Día en Madrid ya os hemos hablado del apasionante restaurante Somos, con sus menús de día y noche que sorprenden a todo el mundo. Ahora toca conocer a fondo Garra Bar, un espacio con identidad propia que anima el ambiente del Hotel Barceló Torre de Madrid a base de cocktails originales y buena música.Garra Bar complementa a Somos y Somos…

Boqueat

Croquetas gourmet en Chueca Recién llegado a Chueca Boqueat se ha hecho con la calle Victo Hugo sin que nadie que pase por la puerta no sienta la necesidad de entrar a probar las deliciosas croquetas.Y es que no es un sitio gastronómico más, si no que elaboran y distribuyen auténticas croquetas con sus salsas. Apostando por la calidad y la innovación, ofreciendo al público urbano un producto popular y artesano…

La Baroja

Calidad a un  precio asequible La Baroja, un bar restaurante que con tan solo 9 meses ha conseguido conquistarnos. Especializados en tostas y raciones, aunque también podemos comer ensaladas, cazuelitas o montaditos. En La Baroja han decidido abogar por la calidad y eso se demuestra en sus platos, no habrá decepción ni a la hora de comer ni a la de pagar, ya que sus precios están en concordancia con la comida sin ser excesivos. Un lugar agradable, tranquilo y…