Tablafina

 diciembre 13, 2017      por Lucía Mos

Las tapas de siempre se rinden al lujo

Ser de Madrid supone haberse comido más de una buena tapa en la capital. Tortilla, jamón, unas bravas… Toda ración tiene su propio templo en esta ciudad. Pero también existe el templo de los templos. Tablafina es lo que pasa cuando los mejores aperitivos se escapan de la taberna y se sirven con buen gusto.

Mejillones en escabeche

Mejillones en escabeche

Tablafina es la propuesta gastronómica del hotel NH Nacional y, al mismo tiempo, un museo en vivo de la tapa española.

Este restaurante rescata el espíritu de la hora del vermut y lo reviste con una capa de sofisticación fresca y moderna. Tiene mérito, teniendo en cuenta que se ubica en uno de los hoteles más antiguos de Madrid.

Ajoblanco con sardina marinada y manzana amontillada

Ajoblanco con sardina marinada y manzana amontillada

Fíate de tu vista cuando leas la carta: sí, en este sitio tan elegante tienen latas de conserva. Eso sí, las mejores. Aquí probarás los mejillones en escabeche con la presentación más fina que hayas visto en tu vida, a juego con su sabor. También preparan cocina elaborada, como un intenso ajoblanco con sardina marinada y manzana amontillada.

ensaladilla tablafina

El producto nacional y de gran calidad es la estrella de Tablafina. Se nota especialmente en la selección de quesos, tan exquisita como variada: es todo un viaje por las diferentes intensidades de este alimento que tan bien conocemos.

fondue tablafina

Las fondues con quesos nacionales e internacionales también se incorporan a la carta del restaurante. Abel Valverde, Premio Nacional de Gastronomía y asesor gastronómico de NH se encarga de elegir cuidadosamente los quesos que se incluyen en estas fondues. Ambas fondues se elaboran con vino blanco Versatus (D.O Ribeiro) y aguardiente de sidra, lo que les da un toque suave y afrutado al sabor final del plato

Interior de Tablafina

Interior de Tablafina

Si nos sentimos castizos, habrá que pedir probablemente el mejor bocadillo de calamares (¡así lo llaman aquí!), que tiene un toque de distinción gracias a la mahonesa de ajo negro. Con el postre toca ponerse las botas a base de chocolate en texturas, un final con el que reenamorarse de este dulce tan maravilloso una y otra vez.

Tablafina es un lugar atípico dentro de la tradición, un restaurante discreto que sabe moverse entre lo clásico y lo moderno.

Datos de interés

Qué: Tablafina, restaurante del hotel NH Nacional

Dónde: Paseo del Prado, 48, Madrid

Cómo llegar: Metro Atocha (1)

Precio: 30-35 euros

Horario: De lunes a viernes de 9.00 a 0.00. Sábados, domingos y festivos de 11.00 a 0.00

Teléfono: 91 327 7800

Más información en su página web

Compártelo con tus amigos y ayúdanos a llegar a más gente :)

Ox´s

Del huerto de Navarra a la mesa El restaurante Ox’s - que significa buey en inglés - es todo un clásico de la gastronomía madrileña. Hace más de 30 años que abrió sus puertas como un moderno asador que poco a poco incorporó en su carta verduras frescas de Navarra, una opción que hoy sigue representando su propuesta culinaria. Los navarros José Ignacio Urdiain, al frente de la cocina, y su mujer Mila López, como responsable de sala, regentan el…

Shanghai Mama

El chino casual que llega para revolucionar Madrid a golpe de palilloShanghai Mama sigue la línea de la evolución que está viviendo la ciudad que le da nombre. Vanguardia, diseño, cultura y modernidad, pero sin olvidarse de sus raíces. Todo esto además bajo el mismo mando de la empresaria María Li Bao, en calidad de asesora, que exporta desde su residencia actual en Shanghái, las últimas tendencias en la metrópoli, la…

El Telégrafo

"La elegancia del mar" Madrid no tiene mar, pero tiene restaurantes como El Telégrafo —del Grupo Oter— que te sumergen en él. Para ello debes acercarte al barrio de Chamartín, y allí te enamorarás de este elegante y apetitoso restaurante. Su exquisita decoración, ambientada en un antiguo barco de vapor —por supuesto con su timón—, te llevarán viento en popa a un viaje gastronómico marino de lo más alucinante. Aunque hemos de comentar que a pesar de ser el pescado…