Seis Ocho • Un buen día en Madrid

Seis Ocho

 Agosto 10, 2017      por beatriz

El resultado de cuidar hasta el mínimo detalle

Hay restaurantes en los que da gusto sólo entrar por la puerta. Porque uno ya se va haciendo una idea de qué va a encontrar. Un gran ejemplo es Seis Ocho, donde te da la bienvenida un espacio abierto, súper luminoso, con una decoración sencilla, pero en la que cada detalle está estudiado. Incluyendo el enorme graffiti que cubre la pared principal y que te hará sentir por unos instantes en los mejores locales de Londres o Nueva York.

Graffiti Seis Ocho

Pero eso es sólo el principio. A partir de ahí todo empieza a mejorar. Y es que la decoración es sólo un reflejo de la propuesta gastronómica que te presenta Begoña Fraire, chef ejecutiva y directora de este proyecto desde hace más de dos años, formada en Le Cordon Bleu, con un nivel de exigencia que respira en cada plato. Ella es la responsable de haber hecho de Seis Ocho, a pesar de la dificultad que conlleva estar ubicado lejos de la zona centro (se sitúa en San Blas-Canillejas), un restaurante de referencia dentro de la capital. De hecho si su único defecto es precisamente la localización, os adelanto que en octubre se trasladan a Ayala 27 (antigua sede de A&G).

Seis Ocho interior

Además de las mesas, Seis Ocho cuenta con una amplia barra así como una terraza exterior

Entonces, ¿cuáles son las claves para haberlo logrado? Además del espacio ya mencionado, una carta breve pero impecable, una materia prima de la mejor calidad, una cuidadísima atención al cliente por parte de todo el equipo… En definitiva, la vista puesta en cada mínimo detalle. Desde el pan, que elaboran artesanalmente con masa madre y harinas ecológicas, hasta la increíble selección de vinos para todos los paladares, pasando por todo aquello que envuelve a Seis Ocho. 

Pero pongámonos en marcha, y hagámoslo con una cervecita La Virgen en mano, que ya de por sí nos aparece un puntazo elegir esta marca para su cerveza de grifo. Aunque la verdadera sorpresa llega con el primer plato, presentado como un Gazpacho de cerezas (19€), pero que es mucho más que eso. Se trata de un refrescante y ligerito gazpacho tradicional acompañado de diferentes texturas de cereza, y adornado por King crab y unas cigalitas que están para echarse a llorar ahí mismo.

Gazpacho Seis Ocho

De ahí pasamos al siguiente plato: Un falso maki de provolone con presa ibérica y butifarra rebozado en frutos secos y adornado por una anguila ahumada (16€). Todo ello sobre una salsa chimichurri y acompañado de caviar de avellana. En resumen, ¡un espectáculo! Porque no puedo decir otra cosa de esta maravilla de plato, por el cual ya merece la pena la visita.

Maki provolone Seis Ocho

Pero la cosa no queda ahí, porque le siguen unas Vieiras asadas acompañadas de patatas arrugadas, zanahoria en dos colores, caviar de aceite de oliva y una salsa cítrica a base de reducción de naranja, mandarina y miel (16 €). Y sólo hace falta echar un vistazo a la foto para darse cuenta de que a su lado, lo que entendías por vieiras parecerán raquíticos berberechos.

Vieiras Seis Ocho

Pero siguiendo con el pescado y para ir terminando, nos decidimos a probar el Pulpo ahumado cocinado a baja temperatura sobre una base de tirabeques, con guisantes lágrima cocinados al vapor, aceituna negra en polvo, mayonesa de pimentón y un cristal elaborado con patata y con el propio pulpo. Original, muy vistoso y con ese sabor “ahumadito” tan identificable (y tan rico). 

Pulpo Seis Ocho

Y así llegamos al último plato: Bonito del Norte acompañado de un risotto con ají panca, cebolla escabechada, toquues de naranja y aceite de albahaca (23€). Una preparación sencilla pero muy completa, ya que como bien nos explica Begoña, con una pieza de bonito como la que aquí se presenta, cualquier elaboración más allá del simple marcado a la plancha, es un asesinato.

Risotto Seis Ocho

Y llegamos al postre: Milhoja de Chocolate, Crema de Yogurt y Aguacate (9€). Agárrate a la mesa, porque si eres dulzón(a), no tendrás escapatoria. Una explosión de chocolate en un sólo bocado. Lo justo para acompañar el cafetín con un toque dulce para cerrar la comida como merece.

Postre Seis Ocho

Y un detalle importante a tener en cuenta es que todo ello nace de una filosofía basada en la “sostenibilidad, ecología y libertad del animal”, en la que  se aseguran de que todos los pescados, aves y carnes sean criados en un entorno saludable, con una dieta natural y un cuidado personalizado, lo que sin duda se refleja en el resultado.

Así que, como consejo personal, no te lo pienses y acércate a disfrutarlo. Porque si han conseguido todo esto con un local en Suances, ¡no quiero imaginar el futuro que les espera en pleno Barrio Salamanca! Yo desde luego volveré para conocer  el nuevo espacio y para seguir sorprendiéndome con la creatividad y genialidad de Begoña. Que consigue que una visita a Seis Ocho sea toda una experiencia. Y es que cuando se le pone ese mimo y esa pasión a lo que uno hace, el resto no podemos hacer otra cosa que deleitarnos…

Datos de interés

Qué: Seis Ocho, cocina de autor para disfrutar por todos los sentidos.

Dónde: Calle de Albasanz, 68 (en octubre se trasladan a la calle Ayala, 27)

Horario: M-X (13 – 17 h); J-S (13 – 17 h y 20-cierre). Domingo y lunes cerrado.

Precio: 20-30€. *Disponen de distintos menús (aquí puedes consultarlos)

Contacto: ️ 91 327 36 07 / info@seisocho.es

Más información: WebFacebook o Twitter.

Compártelo con tus amigos y ayúdanos a llegar a más gente :)

5 platos a domicilio que deberías probar si amas la carne

Cinco platos top para carnívoros ¿A quién no le ha dado alguna vez un poco de pereza cocinar? Todos hemos tenido nuestro día vago en el que no nos apetece meternos en la cocina a preparar la comida o salir de donde estemos para ir a comer a algún restaurante. En concreto a nosotros nos pasó el otro día que queríamos comernos una buena hamburguesa, por lo que decidimos pedir a domicilio a través de Deliveroo. Por eso queremos contaros donde tenéis…

Pisco 41º

Un rincón de Perú escondido en el Madrid de los Austrias Por la zona de centro de Madrid, una de las más turísticas de la capital, viajeros llegados de todo el mundo se pasean por sus calles buscando encontrar las zonas, monumentos y restaurantes más castizos de la ciudad; poco hace pensar que la calle San Nicolás, a pocos pasos de la plaza de la Ópera, podría esconder uno de los mejores gastrobares peruanos: el restaurante Pisco 41º(C/San Nicolás 8).…

Goss Bar

Un toque de Francia en Madrid Madrid es una ciudad cosmopolita y quienes vivimos aquí sabemos lo fácil que es encontrar una cultura diferente en cada calle, sobre todo en lo referido a la comida. Hoy nos toca hablar de Goss Bar, donde hemos encontrado lo mejor de la cocina francesa aplicado de forma inteligente a nuestra gastronomía de siempre.…