Rómola

 marzo 8, 2018      por beatriz

Date un caprichazo sin que pese en tu conciencia

«El sabor de la libertad«. Así reza el eslogan de Rómola, el restaurante perfecto si quieres salir a cenar sin saltarte la dieta, y lo que es más importante: si quieres hacerlo disfrutando. Porque existe una vida más allá de las ensaladas y el pescado a la plancha, y se pueden degustar unas deliciosas navajas glaseadas o unos crujientes buñuelos de bimi, sin necesidad de ponerse a contar calorías.

En definitiva, cocina saludable pero divertida. Porque Rómola nace de la unión del disfrute y del cuidado de uno mismo, con una propuesta gastronómica súper interesante que apuesta por la salud sin renunciar al sabor. Recetas hipocalóricas, sin azúcares añadidos, grasas trans ni harinas refinadas, pero altas en proteínas, fibra y omega 3, que lograrán sorprenderte.

Aperitivo Romola

El Kale crujiente de aperitivo nos encanta, buenísimo y muy original

Y es que la carta guarda su misterio, porque ha sido diseñada por el chef Jorge Reina en colaboración con Pronaf, una firma dedicada a la educación de hábitos de vida saludables, que ha asesorado al equipo de Rómola sobre los mejores ingredientes a incluir en cada receta atendiendo a sus nutrientes y valor calórico.

Y no sólo la carta sino el espacio también tiene su aquel. Diseñado por el estudio del arquitecto Andrés Jaque, en Rómola encontrarás un local súper amplio y luminoso, pero cálido al mismo tiempo, con una cocina a la vista del público en la planta inferior, para hacer testigo al visitante del trabajazo de ingeniería que requieren estos platos tan estudiados.

romola restaurante

En nuestro caso, aprovechando que es temporada, comenzamos por las Alcachofas con crema de tupinambo y velo de jugo ibérico (16 €).  172 calorías de sabor en las que podrás darte el capricho de mojar en su salsita, que por otro lado está de muerte. Plato súper conseguido que sin duda te recomiendo si te acercas antes de que finalice su (bendita) época.

Alcachofas con crema de tupinambo y velo de jugo ibérico Rómola

Y antes de pasar a los segundos degustamos otro plato que según abrimos la carta llama nuestra atención: las Navajas glaseadas con kimchi y hojas orientales (216 cal. – 16’5 €). ¡Espectaculares! Sin duda, uno de los platos estrella de Rómola, que por si solas ya merecen la visita.

Navajas glaseadas con kimchi y hojas orientales Rómola

Y en cuanto a los segundos, nos decantamos por un pescado y una carne para saber cómo manejan ambos productos. En el primer caso, optamos por el San pedro al carbón con curry de cúrcuma  (186 cal. – 22,50€), ya que es un pescado muy difícil de encontrar, y si se sabe cocinar está de rechupete.

San pedro al carbón con curry de cúrcuma Rómola

Y dejamos un hueco en el apartado carnívoro para probar su Muslo de pintada rellena de kale y bulgur vegetal (396 cal.- 19,50€). Y aquí tengo que decir que tanto el san pedro como la pintada nos gustan mucho y están muy bien trabajados, pero no llegan al nivel de los entrantes, que habían puesto el listón muy alto.

Pintada Romola

Y guiados por el simpático camarero (hay que decir que la atención del personal también merece su mención), nos decantamos por el Chocolate Rómola con roca de avellana (288 cal.- 6’5 €), que mezcla chocolate en distintas texturas y es la opción perfecta si tampoco eres muy dulzón o dulzona.

Chocolate postre Romola

En definitiva, una muestra más de que se puede comer muy bien y muy sano sin renunciar al disfrute. Eso y que el despliegue de restaurantes que ofrecen alta cocina saludable sólo acaba de comenzar. Y aquí Rómola tiene mucho que decir, ¡y mucho que enseñar!

Información de interés

Qué: Rómola, unguilty pleasures

Dónde: Calle de Hermosilla, 4

Precio medio: 35 €

Horario: M-J de 13.30 a 17.30h y de 20.30 a 1 h / V-S de 13.30 a 2.00 / D de 13.30 a 17.30 / Lunes cerrado.

Contacto: 91 344 943

Más información: en su Web, Facebook o Instagram

Compártelo con tus amigos y ayúdanos a llegar a más gente :)

PAIPÁI

Cuando un sólo restaurante consigue reunir todo En Madrid encontramos restaurantes para todos los gustos. Aquellos perfectos para tapear con amigos, otros más románticos para disfrutar en pareja, los hay ideales para eventos, algunos reservados para quienes buscan algo más clásico, e incluso opciones perfectas para aquellos que anteponen la decoración y el ambiente. Y de repente aparece alguno que lo reúne todo. Y ese es el caso de PAIPAI. Un sitio que con poco más de dos años de…

Latasia

Casa de comidas viajera en la CastellanaUbicado en pleno Paseo de la Castellana, a la altura de Cuzco se ubica este local, que sin grandes pretensiones arroja grandes sorpresas a sus comensales. Tanto a los habituales como a los que los que se dejan llevar por su olfato foodie aventurero en búsqueda de nuevas emociones en la mesa. Latasia, casa de comidas, es el proyecto de los hermanos Sergio y Roberto…

Verdura & Brasa

"El sabor a la máxima potencia" Hay sitios que merece la pena volver como en el caso de Verdura & Brasa, donde comer sano, pero con mucho sabor. Situados en calle Espronceda 27, muy cerquita de la famosa calle Ponzano, es ya uno de los referentes gastronómicos para los madrileños. Este restaurante apuesta por dar a las verduras y hortalizas el protagonismo que se merecen, potenciando a través de diferentes técnicas sus sabores y texturas. Pero este restaurante no es…