PRÍSTINO

 marzo 26, 2021      por Cristina de la Cruz

Una (aplaudida) vuelta a los orígenes

En el mundo restaurante, como en todo, hay opciones seguras con las que suele ser complicado fallar. Es el caso de Prístino, que, desde su apertura a finales de 2019, ha conseguido convertirse poco a poco en un referente gastronómico en Madrid. Y eso que no ha sido un año precisamente fácil.

¿Las claves para conseguirlo? Su mismo nombre lo indica. PRÍSTINO. Puro, inalterado, original. Una apuesta por la cocina tradicional y los guisos de toda la vida, cuidando al máximo la calidad del producto. Con la inteligencia de saberlo adaptar a los tiempos que corren, introduciendo ciertos toques contemporáneos con los que consiguen contentar a todos los públicos.

Todo ello en un local súper amplio y luminoso, situado en uno de los edificios más históricos y clásicos del distrito de Chamberí, con una terracita ideal para los meses que vienen. Y con una cuidada y cercana atención por parte del personal, que te invita a sentirte como en casa.

Así que aprobada la primera impresión, ¡Pasemos a la carta! Y lo hacemos lanzándonos de lleno a por sus Torreznos con Patatas Revolconas (9,00€), que se han vuelto un imprescindible de la casa. Y entendemos por qué.

Torreznos Prístino

Aunque tienes opciones para todos los gustos, que además puedes pedir en formato media ración (¡nos encanta para probar más cosas). ¿Qué te recomendamos? Las Alcachofas Confitadas (3ud) (10 €) son un aciertón, o la Ensaladilla de toda la vida (9 €); que es de toda la vida, pero de las buenas.

Alcachofas Prístino

Nos quedamos eso sí con ganas de probar sus Croquetas melosas (9 €), sus originales Huevos rotos con Lomo y Carabinero (12 €), o alguno de sus platazos de cuchara. Pero es imposible poder con todo y siempre hay que dejar una razón para repetir.

Ensaladilla Prístino

Para los segundos, a Prístino no se le resisten ni las carnes ni los pescados. Así que te aconsejamos que pruebes de todo.

En el apartado «Mar» nos morimos con su Rape de Ración a la Brasa (23 €). ¡Excelente opción! Muchas veces la clave está en la sencillez; y este es un gran ejemplo. Si la materia prima es buena y se consigue el punto perfecto, la baba está asegurada. Aquí lo está…

Rape brasa Prístino

Y para las carnes, otra de las estrellitas de la casa es su Rabo de Toro sobre Parmentier de Oloroso (16 €). Aunque también tienes otras opciones como el Steak Tartar de Ternera (20 €), que si eres fan, es una gran opción, o el Cachopo de cecina e idiazábal (24 €). Así como clásicos que no fallan como el chuletón, la pluma ibérica, o las chuletitas de cordero.

Rabo toro Prístino

Steak Tartar Prístino

En apartado postre, nos decantamos con éxito por su Tarta de queso (6’5 €). Fuertecita gracias a la variedad de quesos (ro ligera y jugosa. ¡Muy, muy recomendable!

Chupitos Prístino

Y como una buena comida tradicional, no puede terminar con unos buenos chupitos. Orujo, crema o pacharán. Porque como PRÍSTINO, los clásicos nunca fallan. La buena cocina tradicional no pasa de moda. Y a veces lo más arriesgado es volver a lo de siempre, lo más castizo, auténtico… Cuando se hace bien, ¡no falla!

Datos de interés:

Qué: Prístino, nueva casa de comidas contemporánea

Dónde: Paseo de Eduardo Dato, 8 (Núñez de Balboa – Iglesia)

Precio: precio medio 35 €

Horario: de 13 a 16h y de 20 a 00h. Cierra domingos noche

Contacto: 91 737 36 40

Más información: WebFacebook, o Instagram

Compártelo con tus amigos y ayúdanos a llegar a más gente :)

Yokaloka

Un japonés como nunca, en el sitio de siempre El sushi está de moda, nadie puede negarlo. Sin embargo, para aquellos a los que nos gusta la comida japonesa de verdad, este hecho puede ser hasta contraproducente. Y es que reducir la gastronomía nipona a unos makis de salmón sería como decir que en España sólo comemos tortilla de patata. Y si no, experimenta la sensación de visitar un restaurante "español" fuera de España... Pero, que cunda la calma, que si te pierdes por la comida japonesa…

La Cava del Meninas

El nuevo rincón para las cenas de Madrid La Carta Gourmet de La Cava del Meninas está pensada para compartir y picotear. Se caracteriza por platos castellanos, castizos, lo mejor de nuestra gastronomía.La zona más noble de Madrid, el conocido como Barrio de Palacio, que se extiende por la zona de Ópera y el Palacio Real cuenta con un nuevo restaurante, La Cava del Meninas, situado en el Hotel Meninas, el primer…

Conservas Nudista

La reinterpretación perfecta de la cocina de conservas  Vivaz, llamativo y con carácter por todos sus costados; hoy os hablo de Conservas Nudista: el que reina en la madrileña calle Luchana. Uno de esos coquetos restaurantes que en muy poco tiempo se ha convertido ya en Madrid en todo un embajador de La Cocina de conservas; una opción apetecible para tomar el vermut de media mañana, y dejar llevar el tesón hacia el almuerzo, gracias a la amplia propuesta gastronómica…

LaCcava

CERRADO PERMANENTEMENTE Un tesoro escondido en La Latina En los rincones más chulos de las misteriosas calles que rodean la Plaza Mayor, a veces se descubren tesoros como LaCcava. Un restaurante decorado con una imaginación desbordante y una carta atractiva es lo que LaCcava ofrece, para disfrutar de una cena tranquila en la mejor compañía.LaCcava recuerda a una acogedora casa de pueblo, con una decoración basada en la madera, las molduras y los muebles…

La Gloria

La Gloria, “Taberna moderna con comida andaluza en Malasaña” La Gloria es uno de esos rincones de Malasaña que te enamoran. Todo en el local es una auténtica monada, desde su decoración, su carta, su comida, su bebida y por supuesto la propietaria y dueña del bar, la cordobesa Sol que nos atendió amablemente y nos contó todo lo que supone la Gloria para ella y para el barrio.La Gloria es…

Baldoria

"Fiesta, qué fantástica, fantástica esta fiesta"Baldoria es uno de esos espacios que se te graban en la memoria, tiene esa magia que encandila y de la que solo algunos restaurantes pueden presumir. Solo entrar te transportas: buen ambiente, música en directo, flores, colores... La verdad, que a parte de que la comida está riquísima, sales de allí con sensación de haber vivido algo más que una cena, es toda una experiencia.…