Mutis • Un buen día en Madrid

Mutis

 octubre 17, 2016      por Lucía Mos

Una pausa de lujo

El mundo gira a veces demasiado deprisa, y más en las ciudades que nunca duermen, como Madrid. Es muy común olvidar que necesitamos un pequeño descanso para desconectar, para cuidar de nosotros mismos. Y para hacerlo qué mejor lugar que Mutis, un restaurante para darnos un bien merecido capricho.

Pulpo braseado con crema de aguacate y pico de gallo

Pulpo braseado con crema de aguacate y pico de gallo

Mutis es el restaurante del hotel Barceló Emperatriz. Su ubicación exclusiva permite que esté poco concurrido, y así se puede recibir un trato VIP en todo momento. Por eso, es el lugar idóneo para sumergirse en su calma con un buen cóctel en la mano.

El restaurante refleja la sofisticación y el buen gusto de este hotel de cinco estrellas. También su cocina es de alta categoría, inspirada en los gustos culinarios de la emperatriz Eugenia de Montijo. O sea, que aquí el menú es nada menos que majestuoso.

o solomillo de ternera con tallarines de calabacín y crumble de AOVE Biodinámica

Solomillo de ternera con tallarines de calabacín y crumble de AOVE Biodinámica

Para abrir boca, empezamos con un chipirón relleno en su propia tinta, la deliciosa introducción de todo lo que nos queda por disfrutar. No hace falta insistir mucho para que probemos unas croquetas del chef caserísimas y de sabores diferentes. Vienen acompañadas de salsas pensadas para maridarse según el relleno de la croqueta y así potenciar su sabor.

El pulpo braseado con cremoso de aguacate y pico de gallo tiene una presentación exquisita que anuncia su inusual y sabrosa mezcla de ingredientes. Nuestro favorito es el arroz cremoso de cigalas con chipirones, una tentación imposible de rechazar.

Postre de la emperatriz: bizcocho de almendras y helado de pétalo de violeta

Postre de la Emperatriz: bizcocho de almendras y helado de pétalo de violeta

A mitad de la comida nos ofrecen un anticipo del postre: el cóctel Emperatriz, de un color azul que sorprende y un inocente sabor a violetas que enseguida recuerda a la infancia. Pero aún tenemos que atacar un suculento solomillo de ternera con tallarines de calabacín y crumble de AOVE Biodinámica que se nos hace irresistible.

Ahora sí, llegamos al final con el postre de la Emperatriz. Por si no lo has adivinado todavía, Eugenia de Montijo sentía una verdadera pasión por las violetas. No podía ser de otra manera: este pastel-homenaje es un bizcocho de almendra con crema pastelera servido con un fresquísimo helado de pétalo de violeta.

Mutis es un restaurante distinguido, muy conectado con la esencia del hotel y con una carta original y muy fina. Sin duda, es una buena elección para saborear un lujo templado sin ninguna prisa.

Datos de interés

Qué: Mutis, restaurante del Hotel Barceló Emperatriz

Dónde: Calle López de Hoyos, 4, Madrid

Cómo llegar: Metro Gregorio Marañón (7 y 10) y Rubén Darío (5)

Precio: 35-40 euros

Teléfono del hotel: 913 42 24 90

Más información en El Tenedor

Compártelo con tus amigos y ayúdanos a llegar a más gente :)

Goss Bar

Un toque de Francia en Madrid Madrid es una ciudad cosmopolita y quienes vivimos aquí sabemos lo fácil que es encontrar una cultura diferente en cada calle, sobre todo en lo referido a la comida. Hoy nos toca hablar de Goss Bar, donde hemos encontrado lo mejor de la cocina francesa aplicado de forma inteligente a nuestra gastronomía de siempre.…

Paperboy

La exclusiva de los hot dogs para sibaritas urbanos ¡Extra, extra! Paperboy ha llegado a Madrid para traernos unos perritos calientes elaborados con un delicioso espíritu viajero. En este restaurante semioculto de la calle Orense se cuece una combinación imaginativa entre el estilo casual de la street food y la cocina de categoría superior.¿A qué sabe el periodismo? En Paperboy, cada perrito adopta…

Ana la Santa

Un oasis con vistas al Barrio de las Letras           La Plaza de Santa Ana es el corazón del Barrio de las Letras. En su reducido espacio se mezclan cultura, arte y el clima relajado de una copa al aire libre después de trabajar. Sus terrazas son una tentación para cualquier paseante. Y en Un Buen Día en Madrid hemos encontrado el rincón más especial de esta encantadora plaza: Ana la Santa, observatorio de la noche madrileña y restaurante de alta calidad.…