Pecaditos

 septiembre 18, 2015      por Lucía Mos

Mini bocadillos para caer en la tentación

Un local con un nombre más que sugerente es el protagonista de la plaza de Santa Bárbara. Un enorme graffiti en la entrada y una terraza atestada de gente joven provocan una curiosidad irresistible por conocerlo… Este provocativo lugar es Pecaditos, un restaurante al que le sobra estilo donde se encargan de revolucionar el mundo de los bocadillos.

Pecadito de morcilla con huevo de codorniz

Pecadito de morcilla con huevo de codorniz

¿Hay algo que pueda mejorarse de un montado? Parece que esos bocadillos en miniatura rellenos de todo lo imaginable ya son perfectos tal como están. Pero Pecaditos ha encontrado la respuesta a esta pregunta: sí, los bocadillos pueden también tener estilo. Coge un bocadillo normal, añádele una pizca de glamour y tendrás ante ti un fantástico pecadito difícil de rechazar.

Un maravilloso ejemplo de esta delicia es el pecadito de morcilla de Burgos: además de tener una calidad excelente, un huevo de codorniz o un poco de pimiento de piquillo coronan uno de los mejores mini bocadillos que se puedan encontrar. Por si fuera poco, también puedes darte el lujo de pedir pecaditos de secreto ibérico y de solomillo con brie.

Huevos rotos con jamón y aceite de trufa

Huevos rotos con jamón y aceite de trufa

La fórmula del éxito de Pecaditos va mucho más allá de la comida entre panes: unos huevos rotos con jamón y aceite de trufa convierten en manjar uno de los platos más queridos por los españoles. Por algo será que es la tentación más solicitada del restaurante. Otro plato estrella: el secreto ibérico con mermelada de piña, unas finas láminas de carne acompañadas de una atrevida guarnición.

Interior de Pecaditos

Interior de Pecaditos

Aunque la comida por si sola ya es razón suficiente para ir corriendo a Pecaditos, todavía se pueden encontrar algunas ventajas más. La primera es el ambiente desenfadado del local, que lo convierte en un lugar perfecto para una cena relajada entre amigos… o tal vez para subir el ritmo antes de salir de fiesta por Madrid. Otra indiscutible virtud de Pecaditos es la excelente relación calidad-precio de sus productos.

Ahora que conoces este templo de la provocación… ¿Podrás resistir la tentación de comerte un pecadito más?

Datos de interés

Qué: Pecaditos, pequeños bocadillos con estilo

Dónde: Calle Hortaleza, 118, Madrid. (Hay otros dos locales en Paseo San Francisco de Sales, 26, Madrid y en calle Infante Don Luis, 6, Boadilla del Monte)

Cómo llegar: Metro Alonso Martínez (4, 5, 10) y Tribunal (1, 10)

Precio: Pecaditos a 1€; 1,20€ y 1,60€. Platos entre 6 y 8 euros

Teléfono: 916 22 66 76

Más información en su página web, Facebook y Twitter

Compártelo con tus amigos y ayúdanos a llegar a más gente :)

Las mejores cervecerías en Madrid

Descubre los mejores bares de Madrid especializados en cerveza Si hace unos años vivíamos el 'boom' del gin-tonic, y cualquier bar decente que se preciase debía tener al menos 20 referencias de ginebras, a día de hoy podemos decir que vivimos una auténtica moda por las cervezas artesanas o de importación (que no muera nunca por favor). Términos como IPA, alta fermentación o sin filtrar, son cada vez más comunes de escuchar en los bares, y es que, al mismo…

Los mejores sitios para tomar Vermut en Madrid

Los mejores sitios para tomar vermut por Madrid En UBDEM nos encanta salir de ruta por madrid para descubrir nuevos rincones y construir después nuestros especiales. Pues bien, algo de lo que todavía no hemos hablado por aquí es del vermut, ese delicioso vino macerado que te hace relajarte hasta decir ¡basta! Bueno… en realidad puedes decir basta, o pedir otra ronda, y pinta más lo segundo. Para que podáis pedir segundas o terceras con un buen sabor de boca, os proponemos…

Suéltate el pelo

Vive el efecto Suéltate Entrar en Suéltate el Pelo es como introducirte en una máquina del tiempo. Nada más atravesar la puerta empieza una noche de diversión asegurada, buenrollismo y grandes recuerdos. En sus diez años de existencia, han creado un auténtico museo de los años 80, donde nos encontramos, desde un bote de Colón, un enredos o una rayuela con la que podemos jugar allí mismo, un scalextric colgado del techo, un Supercoco sobrevolando nuestras cabezas, hasta llegar al…