Luna Rossa

 marzo 22, 2021      por Adriana

Auténtica cocina Napolitana en el corazón de Madrid

Luna Rossa

Luna Rossa

Elegimos un lunes por la noche para acercarnos a conocer Luna Rossa, un restaurante de cocina Napolitana ubicado en Malasaña.

Comenzamos así la semana de la mejor forma posible, y lo disfrutamos tanto que para nosotros fue como haber realizado una escapada a Italia, a la costa de Nápoles. Y darse este gustazo en los tiempos que corren es mucho gustazo, os lo aseguro.

Luna Rossa abrió sus puertas hace casi tres décadas en pleno corazón malasañero trayendo a la capital de España la cocina y tradición Napolitana, pero hace unos pocos años tomó el relevo la siguiente generación y además de renovarlo completamente siempre están experimentando en los fogones para sorprendernos con delicias napolitanas que van mucho más allá de la típica pizza margarita, y que manteniéndose fiel al recetario tradicional y con el mejor producto como base sorprenden cada día a sus comensales.

La clientela es fiel, aunque cada día atraviesan sus puertas nuevos paladares ávidos de descubrir la auténtica esencia napolitana. Es muy común además encontrar, sobre todo los lunes por la noche, a los chefs de los restaurantes cercanos que saben dónde tienen que ir para comer bien.

El local está decorado como una auténtica taberna Napolitana, con sus paredes de ladrillo y encaladas, y con azulejos que nos transportan a la Costa Amalfitana. Tiene unas cuentas mesas y la barra en la misma sala, y en la cocina se esconde el su magnífico horno de leña, que alcanza temperaturas de hasta 500 grados lo cual permite cocinar las pizzas en menos de un minuto, y en el que elaboran su propio pan.

El trato es muy cercano y te hacen sentir como en casa. Déjate aconsejar para disfrutar al máximo de esta experiencia italiana 100%.

Callos a la napolitana en Luna Rossa

Callos a la napolitana en Luna Rossa

En su carta encontramos varios entrantes y ensaladas, entre los que destacamos los “Coze al pepe nero” que son mejillones naturales cocinados al vapor con pimienta negra, y la “Zuppa di carne cottta” todo un auténtico descubrimiento que nos provocó el subidón del lunes, y que son los callos cocinados a la napolitana con pan casero y queso pecorino gratinados al horno de leña. También nos quedamos con ganas de probar los “Gamberoni al limoncello”, que son unos gambones a la plancha flambeados al limoncello, y seguro que en la próxima caen.

La selección de platos principales es muy variada y no podemos dejar de recomendaros los “Linguine allá puttanesca di tonno” elaborados con pasta especial de Gragnano I.G.P. (Indicación Geográfica Protegida) con salsa de tomates cherry del Vesubio, alcaparras y aceitunas de Sicilia y  tataki de atún rojo de almadraba, toda una fiesta para el paladar. Otras propuestas que nos llaman la atención son la pasta al ragú elaborada con un guiso de ternera y cerdo cocinado a fuego lento según la tradición o la pasta fresca típica napolitana con salsa de gambas rojas y su tarta, con granela de pistacho natural.

Cerramos la comida como no podía ser de otra manera con el apartado de pizzas, pero esta vez preferimos probar el Calzone, relleno de salsa de tomate de San Marzao, mozarella fresca, jamón dulce braseado, ricotta, pimienta negra y albahaca. Muy sabroso y con la masa súper fina se trata de un plato ligero a pesar de ser pasta.

Calzone en Luna Rossa

Calzone en Luna Rossa

Sobre los postres, decidimos apostar por salir del archiconocido tiramisú y nos dejamos aconsejar. Así probamos la “Torta ricotta e pistacchio” con pistachos y crema de ricotta de búfala y la “torta caprese” elaborada a base de harina de almendras y chocolate negro aromatizada al licor de hierbas Strega.

Los dos entrantes, los linguine, el calzone y los postres lo compartimos entre dos personas, y a pesar de tratarse de una cena, que es una comida que tratamos de hacer ligera, tenemos que decir que no nos pareció copiosa ni pesada para nada, ya que al trabajar con productos de primera calidad y elaborados de forma casera se convierten en platos especiales y ligeros, que no pesan en el estómago.

Todo un descubrimiento del que guardamos un bellísimo recuerdo y al que esperamos regresar pronto. Visita obligada para amantes de la gastronomía italiana. El espacio es perfecto tanto para una celebración íntima en pareja como para reuniones con amigos o familia. Volveremos pronto.

Datos de interés:

Qué: Luna Rossa. Restaurante de cocina Napolitana.

Dónde: Calle de San Bernardo, 24

Cuándo: Abierto de lunes a viernes de 13:30h a 16:00h y de 20:00 a 22:00h y de viernes a domingo de 14:00h a 16:00h y de 20:00h a 22:00h.

Cuánto: Precio medio 25 euros

Más info en su web, Facebook e Instagram

Compártelo con tus amigos y ayúdanos a llegar a más gente :)

Ayala Japón

El japonés del Barrio de SalamancaSituado en el barrio de Salamanca, desde que se inauguró en 2003, Ayala Japón, y su cocina dirigida por el maestro Osanay que da un toque creativo y original a todos los platos, sigue considerándose una referencia entre los restaurantes japoneses de la capital. El restaurante pertenece al mismo grupo que Nipón Taro y Matcha, de los que ya os hemos hablado, y que tienen propuestas en la…

La Pizzateca

El hogar de la pizza, los libros y el arte La pizza se ha escapado de la cocina para fusionarse con la literatura en la Pizzateca, un local coqueto e inspirador que deja huella en el corazón del Barrio de las Letras. Una versión de la comida italiana donde reinan los sabores atípicos y artesanales sumada al encanto de las librerías callejeras hacen de la Pizzateca una segunda casa para los sibaritas del buen comer y el buen leer. [caption…

Min 1947

Los sabores de las 8 regiones principales de China en el nuevo restaurante chino que abre sus puertas en el centro de MadridEl restaurante Min 1947 escoge este nombre porque fue precisamente en esta fecha cuando se constituyó la República de China, un paso hacia la libertad y la diversidad, lo que también contribuyó a la consolidación de las distintas cocinas regionales de este inmenso país repleto de riqueza gastronómica. Y…