En Chato, en vez de plato

Chato de paté de perdiz con costrones de pan

Chato de paté de perdiz con costrones de pan

Imagínense unas racioncitas de melva canutera con tomate y cebolleta, unos trozos de pollo al curry o unas croquetas de jamón de toda la vida. Mmm.. ¿apetecible no?. Todos son platos interesantes pero lo que realmente seduce a todo aquel que pasa por el número 35 de la calle Cruz, es el formato en el que se sirve la comida: En CHATOS de vino.

Variedad de bocados en la Taberna del Chato

Variedad de bocados en la Taberna del Chato

Y es que su propietario, Ignacio Sánchez Sicilia, se ha propuesto añadir un concepto nuevo al arte del tapeo madrileño: El de presentar raciones conocidas y otras un poco más exóticas, dentro de un vaso. ¿Cómo? recorriendo la península de punta a punta para probar y conocer los exquisitos productos de nuestra gastronomía, y traérselos a Madrid para servirlos en su bar.

pintxos y tapas

Barra Taberna del Chato

Los que más llaman la atención son el chato de Paté de Perdiz con costrones de pan, las piruletas de pollo crujiente, el Tartar de Atún con algas wakame, los nidos de langostino o el Steak Tartare. Aunque hay alguno más, también postres, que no dejan indiferente a nadie.

Los precios oscilan entre los dos y los cuatro euros, y se pueden acompañar con un exquisito vino de la tierra o una cervecita fría.

Taberna del chato

Ignacio, que ha buscado ser lo más variado posible y dar a sus clientes, dice,  “cosas ricas”, también se atreve con los cócteles, que preparados por él mismo, ya son otro fuerte del local.

Nada ostentoso, el lugar se podría definir como una “Neotaberna” que combina la madera de su barra y mesas con el blanco pulcro de sus paredes nada recargadas. Espacioso y a la vez funcional, también esconde un saloncito muy cuco al fondo del local y en la barra hay un mostrador donde se exhiben las exquisiteces que habitan en los originales vasitos de chato.

dulces y chocolates

Los postres de la Taberna del Chato

Es obligado mencionar el buen trato y la atención del equipo, en especial de Teresa, la Community manager del local, de Iván, el camarero y de Santiago, cocinero y culpable de conquistar a los cinco sentidos con sus “chatitos”.

Y dicho esto madrileños, ya hay una excusa para hacer un alto en el camino en medio del bullicioso barrio de las letras y visitar al Chato. Desde luego, mi experiencia fue “Deluxe”: un lugar ideal para comer de tapeo, económico, original y bien.

Entrada de la Taberna

Entrada de la Taberna

Datos de Interés 

Qué: La Taberna del Chato

Dónde: C/ Cruz, 35. Metro más cercano: Sol y C/Andrés Mellado 88.

Horario: De lunes a a jueves de 13h a 16h y de 19h a 1h (Viernes hasta las 02:30 h). Sábados de 12:30h a 16:30h y de 19h a 2:30h. Domingos y festivos de 12:30h a 16:30h y de 19h a 1hh. No cierra.

Precios: Chatos a 2, 3 y 4 €,  Raciones 8 €, Pinchos y montaditos a 2 € y Cócteles con alcohol 7 € y sin alcohol 5 €.

Reservas: 91 523 16 29

Sitio Web: http://www.tabernadelchato.com/ 

Compártelo con tus amigos y ayúdanos a llegar a más gente :)

La Casa de la Tortilla

Cenas de grupo inolvidables Más bien podría llamarse la casa de la barra libre, pues bien, esta clásica taberna tiene su fama y su atractivo en la barra libre de comida y bebida que ofrece a grupos, al precio 13€ por cabeza. La Casa de la Tortilla, situada en la calle Hartzenbusch nº 6, está a 5 minutos del metro Bilbao. Es un bar compuesto por dos salones y una barra. Las mesas y sillas son antiguas y suelen estar agrupadas en…

The Irish Rover

 El mejor fish & chips de Madrid en The Irish Rover Hemos podido disfrutar de la nueva carta del The Irish Rover y la sensación fue muy buena, por eso queremos recomendártelo para una cena con amigos, para un afterwork  mientras disfrutas de sus conciertos en directo de jazz, soul, funk... Siempre nos había gustado mucho este restaurante, porque es muy amplio y tiene muchísimos tipos de espacios. Una terraza exterior, un lugar para cenar, para tomar una copa o un…

La Hora Del Vermut

Una de las bebidas más icónicas de Madrid tiene su nuevo templo en La Hora Del Vermut.Cuando parecía que se había ido, poco a poco y sin hacer ruido, uno de los momentos más castizos por excelencia ha ido recuperando su importancia. Hablamos del vermut, un momento que se disfruta ya sea acompañado de amigos, como de pareja o bien de la familia, y que está volviendo con fuerza. Una fuerza que…