Tiempo de coronavirus, tiempo de restricciones y tiempo de readaptación para todos los locales dedicados al ocio. Todas las miradas se centran en la hostelería, un sector cuya patronal informó a finales del año 2020 que la facturación había caído en un 50%. Unos 67.000 millones de euros menos que ponen en peligro de cierre a 100.000 bares y en riesgo de despido a 400.000 empleados. Una situación crítica que no es exclusiva de este mercado, ya que si nos fijamos en otros estratos del mundillo del entretenimiento las cifras pueden ser aún peores. Así viene ocurriendo en el sector del juego.

Casinos, bingos, salones de juego y máquinas recreativas hacían un balance previo cuando se decretó el cierre de todos los locales, allá por el mes de marzo del año pasado, durante el estado de alarma. Los datos que manejaba el Estudio de Sociología Consultores hablaban de una caída de un 27% en los ingresos y de 10.000 empleos directos y 15.000 indirectos entre algodones. En el cierre de 2020 la realidad ha sido que los ingresos se han ido a menos de la mitad y que en torno a 40.000 trabajadores se encuentran en ERTE. Y lo que queda por delante en 2021.

Casino por dentro madrid

Madrid es una de esas ciudades en las que más locales de juego se concentran y una de las ciudades más afectadas. Tras el fin del estado de alarma, el Gobierno trabajó con las salas de juego para que la adaptación a la nueva normalidad fuera posible. Uso de gel de forma constante, desinfección de máquinas después del uso de cada cliente, ventilar el salón frecuentemente, respeto de distancia y uso de mascarilla, y espacios redistribuidos para que no se formaran aglomeraciones en los interiores. Ese ha sido el día a día del juego, que ha tenido que convivir con cierres ocasiones y reaperturas con bastantes condiciones.

Los casinos han tratado de sobrevivir con la planificación de torneos de poker con entrada previa y horarios claramente establecidos para la llegada y desalojo del local. En Madrid existen dos salas que cuentan con una poker room en su interior. Cuando la situación sanitaria lo permite se celebran eventos en ellas, siempre que se consiga uno de los codiciados sitios vía online. Funciones como las de enseñar a jugar a juegos de Texas Holdem o iniciación a la estrategia básica es algo que algunos de estos casinos solían ofrecer pre-coronavirus, pero que ya no pueden ofrecer, que han tenido que desechar.

Casino Colón todavía mantiene su calendario del año 2020, con aquellos eventos que no se llegaron a celebrar, y la actualización no llegará hasta que las condiciones lo permitan. Diferente es el caso del Casino Gran Vía y su destacado restaurante, que sí que ha estado celebrando sus ligas de poker de forma presencial con las medidas establecidas y necesarias para que las autoridades dieran el visto bueno. Es de lo poco de lo que están pudiendo sobrevivir estos espacios, que también se verán afectados con las nuevas restricciones que entran en vigor en Madrid para finales de enero.

El horario de cierre se modifica de las diez de la noche a las nueve para todos los locales de actividades no esenciales. Limitaciones al horario nocturno acompañadas de tan solo cuatro comensales por mesa, ya sean en interior o al aire libre. El aforo en salones de juego se mantiene al 50% de la capacidad, en las mismas condiciones que centros deportivos cubiertos, bodas, velatorios, lugares de culto, locales de ocio en centros comerciales, tablaos y centros deportivos cubiertos. Medidas que llegan y que aspiran a quedarse para las etapas en las que haya más descontrol de la propagación del virus.

Las miradas a lo online

Sin soluciones aparentes a corto plazo en el sector del juego presencial, en Madrid comienzan a barajarse opciones de reconversión de negocios al sector online. La Dirección General de Ordenación del Juego informó en el tercer trimestre del 2020 que el aumento con respecto a 2019 en el beneficio del juego online había sido de un 2,83%. Llevado a las cifras, más de 197 millones de euros, aunque con peores números que en el trimestre comprendido entre abril y julio.

Casinos y salones de juego miran al futuro con la intención de destinar parte de sus inversiones al sector en línea, aunque pueda llevar un tiempo considerable el afianzarse y asegurar un buen funcionamiento. El nuevo ocio se practica desde casa y esa es la fórmula que quieren encontrar las empresas, la de poder llegar a los hogares de los clientes y que desde allí practiquen ocio y entretenimiento. Una tendencia que a la larga podría acabar con el juego presencial, algo prácticamente impensable hace algo menos de un año.

Con el paso de bingos, casinos y salones de juego a la designación de sector ultraprotegido, el golpe de la industria se apacigua levemente. El resultado de las manifestaciones de muchos empleados de este segmento laboral durante meses han tenido efecto, aunque el final todavía esté lejos de alcanzarse. Por eso readaptarse sigue siendo la mejor alternativa.

Compártelo con tus amigos y ayúdanos a llegar a más gente :)

La gran apuesta de Madrid por el ocio

Año tras año, Madrid sigue siendo una de las ciudades europeas preferidas por los turistas para visitar. Está en todas las listas de aquellos que sueñan con recorrer Europa y el mundo en general. Entre ellos, también los españoles. Pues Madrid es una ciudad que cuenta con una amplia cultura de la que siempre hay algo nuevo por aprender; desde los museos más impresionantes hasta teatros con gran variedad artística, sin olvidar la riquísima gastronomía madrileña y las típicas rutas…

Los juegos de mesa más populares y sus versiones más alocadas

Los juegos de mesa ofrecen numerosas opciones para adultos en el mercado, donde los juegos de cartas suelen ser los más conocidos en este sector. Y no, no hablamos de la versión inapropiada (pero realmente divertida) de "Cartas Contra la Humanidad", del póker o de UNO, sino de multitud de juegos originales que quizá no conozcas y que te cambiarán el plan del viernes noche en compañía de tus mejores amigos. En este artículo hablaremos de algunos de los juegos…

Saber vestir: mucho más que una cuestión estética

Desde la creación del célebre (y algo trillado) término de los “metrosexuales”, el cuidado de los hombres por su imagen y apariencia se ha convertido en un elemento siempre presente: desde artículos sobre tendencias en moda masculina hasta campañas publicitarias dirigidas única y exclusivamente a este nuevo público. En sectores como el empresarial, donde la imagen supone una parte imprescindible, conocer las nuevas tendencias y llevar una imagen adaptada a ellas constituye mucho más que una simple cuestión estética. A la hora de acudir a reuniones,…