La Porcinería

 noviembre 5, 2019      por Adriana

Cuarenta sabores tiene el cerdo, y todos buenos

Un restaurante monográfico de un solo animal parece una idea algo arriesgada a priori. Pero si el elegido es el cerdo y te esfuerzas por estrujar tu creatividad, puedes conseguir un resultado tan bueno como el de La Porcinería (Lagasca, 103 y Calle de las Fuentes, 1). El primero en abrir fue en el barrio de Salamanca, y tras el éxito que ha cosechado este restaurante tan original que ha llevado al cerdo a su máximo exponente y ha querido situarle en el podio de la gastronomía, donde probablemente se merece estar, han abierto un nuevo local en la zona de Ópera.

La Porcinería - Un buen día en Madrid

La Porcinería del Barrio Salamanca no es un restaurante demasiado grande, apenas cuenta con unas pocas mesas en la planta de arriba, y una planta baja con no más de 10. Esto no impide que esté decorado con mucho gusto y algo de guasa. La decoración en colores blancos y de madera clara crean un ambiente agradable e incluso algún que otro dibujo te sacarán una sonrisa. En el local de Ópera aunque la carta es similar la propuesta es algo más desenfadada e informal, y el restaurante ocupa un pequeño local con una barra y dos mesas altas y no más de 6 mesas en la zona de comedor que está unida a la entrada.

En nuestra visita hicimos un recorrido gastronómico por las bondades del cerdo que arrancó con unas alcachofas fritas con panceta y viruta de foie (12€). Una gran combinación nada pesada y con las proporciones justas para que no falte ni sobre nada.

La Porcinería - Un buen día en Madrid

Seguimos con un bombón, pero no de chocolate, sino de cerdo (por supuesto) al estilo thai con salsa kimchi y alga wakame (5€/ud). Quizás el plato más sorprendente de la cena tanto por formato como por sabor. Un acierto total de la carta.

La carrillera con crema de patata, salsa de cacao y pistachos (12€) es también uno de los platos destacados de la porcinería que, junto con la panceta asada con 5 especies chinas en cama de espinacas y menta con salsa miel/mostaza y queso de cabra (10€), tomamos gustosamente como platos principales.

Ya puedes comerte un cerdo entero que siempre habrá hueco para el postre (debería ser obligatorio por ley), así que tuvimos que terminar nuestra comida con un salami, de nuevo referencia al cerdo, pero de chocolate con helado (5,5€). Acierto seguro para los más golosos como un servidor, aunque quizás algo denso para los menos chocolateros.

La Porcinería - Un buen día en Madrid

salami de chocolate con helado

Datos de interés

Qué: La Porcinería, restaurante especializado en la carne de cerdo

Dónde: Calle Lagasca 103, barrio de Salamanca y Calle de las Fuentes 1, barrio de Ópera

Cuánto: 20-25 euros por persona sin bebida

Más información y reservas en el 910 33 38 74 | [email protected] | web

¿Sabías que…? Algunos platos de la carta están hechos con carne de cerdos de Joselito, la archiconocida marca con sede en Guijuelo (Salamanca)

Compártelo con tus amigos y ayúdanos a llegar a más gente :)

Luzi Bombón

El paraíso de los sibaritas más exigentes En pleno Paseo de la Castellana hemos encontrado una maravilla de la cocina moderna. Se trata de Luzi Bombón, un pequeño paraíso de los amantes de la comida más exquisita y el restaurante preferido de quienes consideran que cada cena debería ser una obra de arte.¿Qué tiene que tanto nos encanta? Tal vez sea su atmósfera romántica y envolvente,…

Meat Madrid

La auténtica New York cheeseburger Pocas veces podemos decir que hemos sido capaces de probar todos los platos  de la carta de un restaurante, pero esta vez os aseguramos que así ha sido. Meat Madrid es una apuesta gastronómica a un solo plato: la hamburguesa.Guillermo Ramos lo tuvo claro desde el principio, su hamburguesa era sublime y la iba a lanzar al mundo, así fue como nació este…

Zampa

El "place to be" más espontáneo Ha surgido casi de la nada. Se inauguró una noche y se volvió imprescindible a la mañana siguiente. Zampa ha conseguido casi de repente lo que otros tardan años en lograr: hacerse un hueco en el olimpo del ocio más sibarita y juvenil de la capital.La popularidad repentina de Zampa no ha ocurrido por arte de magia. Entre bambalinas, sin nosotros sospecharlo, el equipo pulió…