Fina Catalina • Un buen día en Madrid

Fina Catalina

 abril 12, 2017      por Cristina de la Cruz

Un viaje gastronómico a la bella Italia 

La calle Castelló abre sus puertas a un nuevo miembro más: la trattoria Fina Catalina (c/Castelló, 1), un restaurante italiano purista, de los que te puedes encontrar callejeando por el centro de Roma, Milán o Florencia. Un restaurante que, como dice su chef, Stefano Carta, “te hace sentir como en Italia”.

Un local decorado con el aire elegante de los restaurantes italianos de categoría, aunque con el toque vintage que le otorgan tanto sus muebles recuperados como la pintoresca decoración que nos encontramos en los tres espacios diferenciados que lo conforman. En la entrada, una amplia barra con una gran variedad de cócteles y licores, emplazamiento ideal para disfrutar del aperitivo o una copa en horario afterwork. La parte central la ocupa un comedor para medio centenar de comensales, con paredes de ladrillo visto decoradas con cuadros traídos de Italia y una curiosa hilera de bancos corridos que pertenecieron siglos atrás a una iglesia.

Aunque lo más curioso en lo que a decoración se refiere lo encontramos en el baño, con una bañera del siglo XIX y numerosos objetos de tocador con más de 100 años de antigüedad, expuestos en una vitrina. Da la sensación de que el tiempo se ha detenido al cruzar la puerta. Cuando ya parece que se han acabado las sorpresas, al fondo del restaurante hay otro comedor que se utiliza como reservado, decorado como una cocina italiana antigua.

Bajo el paraguas del Grupo Wolf (El Trajín, La Contraseña o el 19 de San Miguel) nace la propuesta gastronómica de Fina Catalina, que se basa en conjugar ingredientes de calidad con productos de elaboración propia como la pasta o la pizza, grandes protagonistas de su carta junto a sus carnes premium y sus productos importados de Italia, como sus vinos o su deliciosa trufa.

Lo más habitual es pedir platos para compartir. La recomendación de Javier, sumiller y jefe de sala del restaurante, fue como entrante el vitello Tonnato -redondo de ternera cocinado a fuego lento y servido con una mayonesa de atún-, espagueti frutti di mare -espaguetis de tinta de calamar con langostinos y almejas-, y una pizza con dos de los sabores estrella de la carta: jamón, champiñones y cebolla caramelizada por un lado, y huevo, mozzarella y trufa negra rallada por el otro… Un verdadero manjar.

En cuanto a los postres, nos decantamos por el tiramisú, con el queso mascarpone más cremoso que hemos probado, y su clásico bizcocho con licor y café. Muchos de los postres se hacen al momento y merece la pena que se les deje un hueco para poder disfrutarlos.

Con poco menos de un trimestre de vida, Fina Catalina ha conseguido hacerse un hueco en el barrio de Salamanca como una de los restaurantes italianos con más calidad de la capital.

Datos de interés:

Qué: Fina Catalina, restaurante clásico italiano

Dónde: C/ Castelló 1

Precio medio: 35€ – 40€

Cómo llegar: Metro Príncipe de Vergara

Contacto: 91 110 97 67

Compártelo con tus amigos y ayúdanos a llegar a más gente :)

Restaurante Al Socaire

Cantabria en Madrid La comida cántabra, sustanciosa, de calidad y cocinada con mimo y dedicación, es la protagonista en este nuevo restaurante que abre sus puertas en el mismo edificio que ocupa la Casa de Cantabria en Madrid.El alma de este espacio es Mariví González Coro. Una mujer que a sus espaldas lleva tres décadas de buen hacer en primera línea de la playa de Suances, con el restaurante El Corral…

El Kuru

Cena con Risoterapia, Monólogos y mucha Diversión En plena Gran Vía nos encontramos con un restaurante original y sorprendente, El Kuru, con una oferta única: cena con espectáculo, monólogo y risoterapia. La primera parte de la cena está dirigida por dos actores que realizan un espectáculo de risoterapia donde conseguirán hacerte sentir como un niño otra vez, olvidar tus preocupaciones y problemas por una noche y mandarlos todos ¡a la mierda! El objetivo de la noche es salir Kurunizados y…

San Wich

La catedral del sándwich San Wich es un templo chileno que presume de profesar auténtica veneración por la comida entre panes. Este insólito restaurante es el lugar adecuado para practicar el rito sagrado del buen comer. El mandamiento más importante: saborear hasta la última miga.De lo más variopinto que hay en Malasaña (y eso es mucho decir), San Wich nos impresiona con una actitud inusual y una cuidada estética que tira hacia…

Usamos cookies para brindarle la mejor experiencia en línea. Al aceptar que acepta el uso de cookies de acuerdo con nuestra política de cookies.