Entrevistamos a Andrés Suárez • Un buen día en Madrid

Entrevistamos a Andrés Suárez

 Septiembre 29, 2016      por Hipólito

 

andres-suarez-buena

La semana pasada tuvimos la suerte de entrevistar a Andrés Suárez con motivo de su próximo concierto el 4 de Noviembre en el Barclaycard Centre. Para él no fue una entrevista cualquiera ya que el lugar elegido para hacerla fue Moraima (Cea Bermúdez, 55), nombre que tituló a su penúltimo disco en 2013 y que se le puso al bar gracias a él. Durante la entrevista se mostró sincero, amable y cercano, teniendo lugar para la risa y la reflexión, para la rabia y para el amor, viendo claramente que el Andrés Suárez que oímos en sus canciones es totalemente real

Entrevista realizada por Marta Griñan

Los mejores momentos de la entrevista a Andrés Suárez

“Pasé dos años con la persiana bajada escribiendo canciones, bebiendo alcohol y maldiciendo al mundo”

“Moraima fueron los tres años más felices de mi vida”

“El concierto en el Palacio de los Deportes acojona, pero lo voy a vivir como una fiesta”

“No soy poeta, sería ridículo que publicase un libro de poesía”

“Cuando te machacan el corazón salen unas canciones desgarradoras”

“Todo lo que cuento, sucedió, es una putada pero nunca me he inventado una

canción”

“Siento asco por los políticos de este país”

“Lo del IVA cultural es una puta vergüenza”

“A una chica puede gustarle el cantante y no tú, son cosas que aprendes con los años”

Un Buen Día En Madrid. -Ya que estamos en el bar Moraima, cuéntanos, ¿qué recuerdos tienes del álbum que publicaste y lleva este mismo nombre?

Andrés Suárez. -Un montón y todos buenos. Creo que cuando tocamos (la banda) pensamos en ‘Moraima’ porque fue un acierto. Tengo 33 años mal llevados, pero 33, y empecé a tocar a los 14 o 15. Tocaba en bares y salas y gracias a ‘Moraima’ entendí por qué no me gustaba grabar discos. Un disco es meterse en una sala, con una luz roja, tú solo, mirando una pared y grabando. Entonces, lo detestaba. Pero de repente ‘Moraima’ fue meterme en una sala llena de gente, era un directo, lo que hacía a los 15 años. Por eso suena así. Normalmente, los discos en directo se corrigen pero en este no se cambió nada, se lo pedimos a la compañía, entonces EMI, ya que era un disco en directo. Y bueno, ¿qué recuerdos tengo? Pues todos. Lo que aprendí, los nervios que tuve, la gira. Fueron tres años: México, Argentina, Cuba, Miami, Londres…Tres años sin parar. Además estaba en otra etapa, un poco más fiestera, ya no voy a bares, pero entonces sí y lo pasé que te cagas. Fueron los tres años más felices de mi vida. No lo olvidaré jamás, de hecho, de algún modo siempre regreso a ‘Moraima’.

UBDEM. -Hiciste un pequeño parón y ¿qué evolución ha habido para llegar a ‘Mi pequeña historia’?

A.S. –Lo cierto es que recibí muchísimas críticas porque creo que la gente esperaba ‘Moraima 2’. ‘Moraima’ es un disco muy Libertad 8, muy Galileo, en el sentido de guitarra y voz, guitarra-piano y voz, guitarra-violín, si hay una batería está escondida…Y en ‘Mi pequeña historia’, que estaba yo muy feliz y, más de amor que de desamor, a la gente no le gustó un carajo que sacara guitarras eléctricas delante, ni la batería al doble de volumen…No gustó. A mí me encanta la crítica, con ella aprendes, pero traté de explicarle a la gente que yo agradezco esa crítica, pero con todo el respeto y cariño voy a hacer lo que me dé la gana. Lo llevo haciendo desde los 14 años que empecé a dirigir mi carrera y a decidir por dónde quería ir. No sé si el disco que viene va a ser de rap o de folk, no tengo ni idea, pero con todo mi cariño y respeto haré lo que me dé la gana, lo que sienta. En ‘Mi pequeña historia’ habían pasado tres años desde ‘Moraima’ y yo había besado otras pieles, conocido otros acentos, leído otros libros…Uno cambia, no soy el mismo de hace un mes.

UBDEM. -¿La gente quería que siguieras jodido?

A.S. -Creo que sí. No es coña. Cuando saqué ‘Moraima’ y me iba a un directo, la crítica de todo el mundo era “joder tío, vaya tristeza, nos estás deprimiendo a todos, tu exnovia, tal…”. Yo decía igual me he pasado hablando de mi ex, que efectivamente es un disco para mi ex. Ahora de repente después de estos años me dicen “cántame la de 320 días o la del vals”. Al final las canciones más de desamor, más desgarradoras, las que más duelen como la de ‘Rosa y Manuel’ de mis abuelos, que nos duelen a todos, son las que más nos gustan. A mí las que me gustan de Antonio Vega, Enrique Urquijo, Sabina o Serrat son las que les dolió componer.

UBDEM. -Has tocado en bares, en el metro de Madrid, teatros y ahora en el Palacio de los Deportes de Madrid (Barclaycard Center) el próximo 4 de noviembre, ¿cómo lo afrontas? Cuéntanos cómo surgió esta oportunidad

A.S. -Lo afronto con nervios y la oportunidad me la ha brindado la gente, por lo que espero no defraudar. Espero hacer un concierto inolvidable para, tal vez, en un futuro hacer más palacios. Creo que el error es pensar que con esto has tocado techo, pero en realidad es algo anecdótico, igual que fue Vistalegre. Ahora, les podré decir a mis nietos que he cantado en el Palacio de los Deportes de Madrid, donde he visto toda la historia de la música pasar. Lo voy a vivir como una fiesta. Impone mucho, acojona, esa es la verdad, pero lo voy a vivir así. Eso sí, no es el techo de nada, no es el culmen, es un paso que das y luego haré teatros, Libertades 8 y conciertos en los que me muevo con más facilidad.

Andrés suarez Moraima Bar

UBDEM. -¿Qué diferencias encuentras entre el directo de salas pequeñas y un sitio tan grande como puede ser el Palacio?

A.S. -Creo que son conceptos distintos. Voy a hacer un tema con guitarra y la voz solo, otro con violín, lo de siempre…Pero es verdad que afrontas un concierto a lo grande donde mola llevar tu banda. Decía Iván Ferreiro que el equilibrio es imposible y me parece la mejor frase del mundo. El equilibrio está entre esos conciertos íntimos de violín y voz a estas fiestas. Un fin de gira es una fiesta. Hemos llegado hasta aquí, voy a tirarme siete meses sin tocar, voy a darme un homenaje pegando saltos. ¿Cuál me gusta más? Los dos. El equilibrio es imposible. No lo sé, quizá la música sea eso, buscarte o encontrarte en esos dos conceptos tan distintos.

UBDEM. -¿Puede haber alguna sorpresa en ese concierto del día 4 de noviembre?

A.S. –Creo que sí que habrá sorpresas, pero ya me han avisado mucho de que soy un metepatas, que siempre digo cosas y luego me dicen para qué dices nada. También es verdad que hay algo que no quiero hacer, y que creo que hace mucha gente en esta industria, que es decir “venga concierto grande, pues 12 invitados”. ¿Por qué motivo tienen que estar los invitados ahí cuando dices que es un concierto más?. Es un fin de gira, un homenaje a esa gente que ha pagado ese disco y esa entrada porque cree en ti y a lo mejor no viene a ver esa lista de 17 invitados.

UBDEM. -¿Cómo de cerca se ve ese sueño de cantar con Juan Luis Guerra, Robe Iniesta o Sabina?

A.S. –Si tenéis el número de Sabina, llamadle porque es Dios. Todo lo que me sucede lo veo cercano porque creo en mi obra. Quién me iba a decir a mí que iba a estar aquí hablando contigo hace diez años, que iba a estar con ‘Moraima’ o ‘Mi pequeña historia’ en la mano, que iba a cantar con Pablo Milanés, que iba a ir a Cuba y se iba a llenar un teatro, que en México se iba a llenar el Lunario dos días. No lo sabía. Sucede y en lugar de pensar que es un milagro, apelo al trabajo y pienso que si puedes soñarlo, puedes hacerlo. Ojalá surja algún día, igual sucede. Si no tenemos sueños, qué nos queda. Cuando salió este último disco yo hablaba de mis maestros, como Juan Luis Guerra, al que me pasé la infancia escuchando y creo que nadie le ha cantado al amor como ese hombre, por eso digo que ojalá.

UBDEM. -En la actualidad hay una corriente en la que vemos que prácticamente todos los cantautores están sacando libros de poesía… ¿Vamos a ver en un futuro cercano un libro publicado con tu firma?

A.S. –Yo no soy poeta, sería ridículo que publicase un libro de poesía no siendo poeta. Soy cantautor, cuento historias de tres, cuatro o cinco minutos, cuento momentos de la vida, rindo homenaje a mi pasado porque todo lo que canto sucedió, pero no soy poeta. Poetas hay muchos: Machado, Neruda, Serrat, Sabina, Hernández, Alberti y una serie de personas que admiro profundamente. Devoro poesía, he leído todo cuanto cayó en mis manos y soy un auténtico obseso con la poesía y creo que no hay mejor manera de rendirle homenaje a la palabra para aquellos que la amamos que la poesía, pero no soy poeta, soy cantautor, por eso saco discos no libros de poesía.

UBDEM. -También es un momento en el que la canción de autor está de dulce, hasta los raperos quieren cantar con vosotros, como en el tema ‘Tal como eres’ junto a Nach y Sharif, ¿cómo surge esta colaboración?

A.S. -A Sharif le conocí más tarde, conocía su obra pero no personalmente, y de Nach soy fan, me sé casi todas sus letras, y además es un tipo excelente. Sinceramente, tendrías que preguntarle a él por qué me conoció porque no lo sé, pero se acercó a mi obra y surgió esta oportunidad. Me llamó para colaborar en su disco, hablar de una historia que me parece necesaria, la de la belleza natural de la mujer. Empezamos a trabajar sobre eso y apareció Sharif. Él tiene una frase que dice ‘la vida sin ti es como un concierto en un teatro vacío’. Me quedé diciendo cómo se puede escribir esto, qué obra maestra. Fue un auténtico lujo, hablamos mucho tiempo de este vínculo entre el rap y la canción de autor. Creo que en los 90 fue muy criticado por, para mí el mejor escritor de todos los tiempos pero el más polémico, Sabina, que hizo un tema en el que se cagaba en los raperos directamente, los ponía a parir, porque es verdad que él decía que con lo que daba el género y el talento que había cómo se podían sacar esas estupideces que publicaban. Luego trató de arreglarlo, pero en esa canción que tiene de ‘No soporto el rap’ se caga en todo.

UBDEM. –A pesar de la existencia de plataformas para escuchar música a través de Internet, la venta de discos sigue siendo una realidad. Hay personas que se quejan de que son caros cuando en realidad cuestan lo mismo que una o dos copas de noche en una discoteca, ¿qué valor tiene el trabajo de un artista?

A.S. -¿Te imaginas que yo llego aquí, me siento contigo y pido una coca-cola y me dicen que son dos euros y contesto cómo coño dos euros? Tú decides pagarlo o no, pero yo no soy quien para cuestionar la obra de nadie, ni esta ni la otra. Hay gente que no compra música, ok, pero no cuestiones a aquel que lo haga. Entiendo que pasó algo cuando empezó la piratería que fue lo de “no se venden discos, pues los ponemos a 29 euros en las tiendas”. Excesivo. Bueno el arte también es así. Por ejemplo este cuadro vale 17 millones de euros, pues oye no los voy a pagar. Y tal vez el autor los valga y el precio esté justificado, pero no los voy a pagar. Así que tal vez yo no pague 30 euros por un disco, así de claro. Eso sí, al menos trato de que a mi obra tenga acceso todo el mundo. No cuestiono los oídos de quien me escucha y los trato con toda la dignidad y el valor de su tiempo por escucharme, así que tampoco creo que ellos tengan que cuestionar el precio de un verso mío.

UBDEM. -Siguiendo un poco en esta línea, el IVA cultural, que tanto ha encarecido la asistencia a conciertos, vuelve a estar de actualidad porque PP y Ciudadanos lo llevaban en su pacto de investidura, ¿qué opinión te merece?

A.S. -Amo mi país y soy más patriótico que nadie, presumo de España y siento asco por los políticos de este país, vergüenza… Repugnancia podría ser la palabra. Me han defraudado en la izquierda, en la extrema izquierda, en la derecha y en la extrema derecha. Siento mucha vergüenza y ya que hablamos de un gobierno actual, también con lo que están haciendo con esta tomadura de pelo que dura ya casi un año, cuando hay gente que no tiene dinero para una medicina y siguen riéndose de nosotros con esto de las elecciones. Pero es que antes de esta subida, cuando llegué hace unos años a Madrid había teatros llenos en la Gran Vía y no tiendas de ropa, encima en la prensa no se cuenta que mis amigos cantantes y artistas se tienen que ir fuera de España para trabajar. La gente tiene que ahorrar para comprar comida para sus hijos o libros para la escuela, entonces ¿cómo van a pagar 40 euros por una entrada de teatro? Porque tienen que poner ese precio para que compense hacerla. Es acojonante cómo se han encargado de matar, o de tratar de matar, la palabra. La palabra no la puedes matar, pero sí puedes cerrar un teatro, una sala de conciertos o un bar. Es una puta vergüenza, lo del IVA cultural y el amor que tiene el gobierno por la cultura, por la música, por el cine…Me dan bastante asco. Eso sí, yo no pido el carnet a quien viene a verme, a mí me importa un carajo que seas de izquierdas, que seas de derechas, alto, bajo, gordo, me importa un carajo y sobre todo menor de edad o mayor, que ahí también podríamos entrar…

UBDEM. -Cambiamos de tercio. La inspiración. Cuando se está feliz, ¿cuesta más encontrarla?

A.S. -Es difícil. A mí me encanta Juan Luis Guerra o Javier Ruibal, que es un maestro para esto. Pocos autores hay que traten la alegría de ese modo. No sé quién lo dijo, pero ojalá lo hubiera dicho yo, que en la melancolía, en el desamor, en la tristeza y en el dolor más desgarrador las canciones salen mejor porque para los que escribimos es nuestra única vía de escape y nuestra realidad. Cuando te machacan el corazón, cuando te dejan sin tu esperarlo, salen unas canciones desgarradoras. Creo que en el tango y en las rancheras está el dolor más puro y escribió José Alfredo Jiménez ‘que te den lo que no pude darte aunque yo te haya dado de todo’. Me parece que esa es la base de la escritura universal. Claro que he escrito mejor en Lavapiés, dos años de depresión por aquello que llamaba amor y que no conocía hasta esos límites. Pasé dos años con la persiana bajada escribiendo canciones, bebiendo alcohol y maldiciendo al mundo, llorando a diario, viendo películas tristes y leyendo novelas horribles. Ahora estoy genial, no significa que no haga canciones pero creativamente no recordaba lo que era escribir una canción sin tachar nada.

UBDEM. -¿Hay alguna canción que te costase especialmente escribir, con cientos de tachones, de las que no salen?

A.S. -Sí las hay claro. Cada canción es un recuerdo. Una vez Javier Krahe en el Libertad 8 bromeaba, y no sé si será cierto, con que todo lo que él escribía no había pasado, era imaginario, lo imaginaba fuerte. En mi caso todo lo contrario. Todo lo que cuento sucedió, yo nunca he hecho una canción inventada. Es una putada, pero nunca me he inventado una canción. Si hablo de un polvo en un hotel o de una chica, de mis abuelos, estoy hablando de eso que sucedió. A pesar de mi timidez cuento mi puta vida. Es contradictorio pero es así.

UBDEM. -¿Hay veces que exageras? ¿Qué porcentaje nos creemos?

A.S. -Hay que dejar algo a la literatura siempre, pero yo me creería bastante. La historia de mis abuelos fue así, fue increíble y la historia de muchísimas canciones más. Esas son las que a mí más me gustan, las que de tan reales salen solas. ‘Luz de pregonda’, ‘Rosa y Manuel’, ‘Una noche de verano’, ‘Aún te recuerdo’…Salen y dices joder qué mal estoy.

UBDEM. -El tema de la fama hace que se pueda confundir al Andrés Suárez artista con la persona, ¿cómo te puede llegar a afectar en las relaciones personales de amistad o amor?

A.S. -No creo en absoluto que yo sea famoso. Voy al mercado de mi pueblo, Torrolodones, todos los días, voy a pasear, a cenar con mis amigos, con mi pareja, tengo una vida extremadamente normal. Evidentemente estoy encantado con este mínimo de popularidad y de reconocimiento social por mi trabajo. Tras 17 años de carrera uno aprende a diferenciar. Es decir la persona que se acerque a mí por mi profesión quiere conocer las canciones, no a mí. A mí me conocen mi hermano, mi hermana, mi mejor amigo, mi madre…A mí cuando me gusta una chica, me gusta ella, pero a una chica puede que le guste el cantante y no tú. Eso son cosas que aprendes con los años. Soy un chaval de aldea, que se crio pillando olas en Pantín, que siguió feliz entre caballos y vacas. Eso no es lo que la gente viene a conocer, eso lo pongo yo en Instagram y lo ven, pero no es lo que les interesa.

UBDEM. -Y hablando de redes sociales. Sueles mezclar esa parte privada con la profesional, ¿lo llevas tú personalmente o hay alguien que lo gestiona?

A.S. -Nadie ha llevado nunca mis redes. Sí que en Sony me echan una mano para elegir determinadas fotos o publicitar un cartel, pero escribir o contestar un mensaje privado jamás lo ha hecho nadie por mí, ni lo permitiré. Entonces me quitaré los mensajes privados. Sí que mezclo mucho lo personal con lo profesional porque yo soy más gallego que persona, digo que soy patriótico con mi país y un poco más con mi tierra, sin ser nacionalista que es distinto, pero yo nací en el lugar más hermoso del mundo que se llama Galicia. Entonces me gusta presumir de tierra, que es todo lo que soy, mi acento, mi familia, mi playa, mis paisajes de infancia…Lo reconozco.

Mini test Un Buen Día En Madrid

Lo que más te gusta de la ciudad

-Su libertad en todos los sentidos, la sexual, la creativa…

Lo que menos

-Sus grandes dimensiones, me generan un poco de ansiedad siendo tan de aldea.

Un sitio para comer

-El Trasgu, un asturiano de Torrelodones. Me fascinó.

Lugar favorito

-Libertad 8, ese es mi templo. También me gusta mucho el Templo de Debod, el lago y la cafetería La Libre, de Lavapiés.

Tu plan perfecto en Madrid

-Ir el 4 de noviembre al Palacio de los Deportes de Madrid.

Compártelo con tus amigos y ayúdanos a llegar a más gente :)

Entrevista a el Chojin

El Chojin: " Me encanta meterme en charcos y ver hasta donde cubren"  Con motivo de la gira de su último disco "el ataque de los que observaban", el rapero más prolífico de nuestro país, se dejará la piel para que todos aquellos que acudan a verle en concierto salgan con la satisfacción de haber visto en directo a uno de los mitos vivos del hip hop patrio. Tenemos la suerte de poder…

Entrevista Calígula

“Todo el mundo tiene asumido que gobernar es robar pero hay maneras y maneras” Calígula de Albert Camus es una obra que a pesar de estar escrita en 1944 tiene demasiadas similitudes con la actualidad. Nos habla de poder, de odio, de rabia, de sangre, de perversión, del bien y del mal, de los instintos más profundos del ser humano. Se podrá ver en el Teatro Fernán Gómez del 11 al 28 de septiembre. Nosotros nos hemos reunido con parte…

Entrevista a Rosana

  "La música siempre tendrá futuro, y será la gente la que decida como quiere que la música forme parte de su vida"  Mañana podremos disfrutar de un conciertazo de Rosana en Madrid. Será en el teatro Arteria Coliseum a partir de las 21:30. Con motivo de este día tan especial para sus fans de Madrid, hemos tenido la oportunidad de hacerla unas preguntas y nos ha contado muchas cositas. ahí va! P/ Hace…