El Rinconcito de Juan • Un buen día en Madrid

El Rinconcito de Juan

 noviembre 23, 2017      por Cristina de la Cruz

Cañas, tapas y raciones de toda la vida

En estos tiempos de cocina fusión y restaurantes de corte internacional, pocos son los restaurantes de cocina tradicional –esos ideales para tapear- que podemos encontrar en Madrid. Sin embargo, gracias a nuestro buen olfato para descubrir sitios auténticos y con encanto, hemos descubierto en el número 8 de la calle Pradillo, El Riconcito de Juan.  Un pintoresco bar donde tomarte una caña bien fría con tapas y raciones de categoría.

Tapa de queso de rulo de cabra rebozado con cebolla confitada

El local se puso en marcha en el año 2005 de la mano de dos hermanos, Antonio y Rubén, éste último dueño actual del bar, que montaban este restaurante en el barrio de Prosperidad, -el que les vio crecer-, con la idea abrir una taberna castiza y de calidad. Tanto la barra, que da la bienvenida al bajar unos escalones, con su vermut de grifo, cerveza de barril y una selección de vinos donde predominan Rioja, Ribera y Somontano, como las mesas altas de madera, son perfectas para acodarse a la hora del aperitivo y disfrutar de un pincho de tortilla casera o una ración de orejas.

Tapa de berenjenas fritas con miel

Tapa de oreja a la plancha

Para almuerzos y cenas más tranquilas, al pasar por un pasillo se llega a un pequeño comedor con algunas mesas y sillas de madera, de esas con aire de tasca madrileña clásica. No solo por su apariencia, afirmamos con rotundidad que es una tasca 100% gata. Sus huevos rotos -con infinidad de combinaciones a elegir-, sus croquetas de jamón y boletus, el solomillo al Pedro Ximénez, la ensalada con rulo de cabra o las variadas tostas -que destacan por su precio, calidad y tamaño-, son algunas de las especialidades de su carta.

Tosta de boletus con cabrales

Tapa de solomillo al Pedro Ximénez

Este local, abierto desde las 08:00 de la mañana hasta medianoche, concentra su hora punta en los desayunos y los almuerzo. Su menú del día es de lo más demandado, aunque comer de carta en El Rinconcito de Juan puede salirte por unos 10€ y 12€ de media. Lo ideal es ir en grupo, ya que sus raciones son de lo más generosas. Esta Navidad amplían su oferta gastronómica con varios menús navideños para grupos por 26€ en los que además de los clásicos entrantes se puede disfrutar de un filete de lomo de buey o su clásica lubina a la espalda, uno de los platos estrella de la carta. El Rinconcito de Juan es ese local perfecto al que ir a picar en pandilla a cualquier hora del día.

Datos de interés: 

Qué: El Rinconcito de Juan, bar de tapas en Prosperidad.

Dónde: Calle Pradillo, 8

Horario: M – V 08:00 – 00:00 / S 12:30 – 01:00 / D – L 12:30 – 17:00

Precio medio: 10€ – 15€

Contacto: 912 20 77 45

Compártelo con tus amigos y ayúdanos a llegar a más gente :)

Pecaditos

Mini bocadillos para caer en la tentación Un local con un nombre más que sugerente es el protagonista de la plaza de Santa Bárbara. Un enorme graffiti en la entrada y una terraza atestada de gente joven provocan una curiosidad irresistible por conocerlo... Este provocativo lugar es Pecaditos, un restaurante al que le sobra estilo donde se encargan de revolucionar el mundo de los bocadillos.¿Hay algo que pueda mejorarse…

Venta El Segoviano

¡Preparaos para un tapeo bien castizo! Si hace unos días os traíamos La Zamorana, hoy le toca el turno a su hermano pequeño. Se trata de El Segoviano ( Joaquín María López 29).Este bar, situado a pocos metros del Intercambiador de Moncloa y por lo tanto de toda la zona de discotecas de Moncloa, es un sitio perfecto para esos días que toca salir de fiesta, no sin antes tomarse unas buenas…

Suéltate el pelo

Vive el efecto Suéltate Entrar en Suéltate el Pelo es como introducirte en una máquina del tiempo. Nada más atravesar la puerta empieza una noche de diversión asegurada, buenrollismo y grandes recuerdos. En sus diez años de existencia, han creado un auténtico museo de los años 80, donde nos encontramos, desde un bote de Colón, un enredos o una rayuela con la que podemos jugar allí mismo, un scalextric colgado del techo, un Supercoco sobrevolando nuestras cabezas, hasta llegar al…