El Escondite de Villanueva • Un buen día en Madrid

El Escondite de Villanueva

 marzo 12, 2018      por Naiara Fdez-Villacañas

“Un restaurante que es necesario encontrar”

El Escondite de Villanueva

Con una ubicación privilegiada, muy cerca del parque del Retiro y de la Calle Serrano, nos encontramos este acogedor restaurante. Un lugar que desde la entrada transmite paz y tranquilidad. Tiene un halo invisible que invita a entrar.

La decoración, trabajo del estudio Madrid in Love, es elegante a la par que moderna, con una luz tenue que dota al restaurante de un toque romántico. En la entrada hay una terraza muy acogedora dónde un desayuno, un brunch o unos cócteles pueden resultar más que apetecibles.

Tienen nueva carta, la van cambiando según la temporada, pero hay clásicos que se mantienen. Es una cocina muy variada, hay algo para todos los gustos. Juega con la mezcla de sabores de diferentes países.

Terraza El Escondite de Villanueva

Este restaurante lleva catorce años abierto, y se define como un restaurante para todos. Tienen una clientela muy variada, mucha de ella fija, y según el momento del día encuentras familias, gente joven…

Nosotros fuimos a cenar y adelanto que todo lo que probamos estaba absolutamente increíble.

Comenzamos con un picoteo, croquetas de jamón ibérico y trufa blanca acompañadas con patatas fritas caseras, fueron absoluta magia… Si eres amante de la trufa las disfrutarás seguro, ya que es un sabor que inunda el paladar y que unido a la textura suave de la bechamel las hace muy especiales.

Tacos pastor de pollo de corral

Seguimos con más picoteo, tacos pastor de pollo de corral con guacamole. Este plato combina muy bien los sabores, la carne mechada es suave, pero tiene un aliño ácido que le da un punto muy curioso.

Y por último, dentro de la sección de picoteo de la carta, probamos el pan bao de pato pad thai con hoja de shiso y ali-oli de tamarindo. Este plato, como todo en esta carta, está super bueno. El sabor tiene notas dulces, que unidas a la suavidad del pan bao crea toda una experiencia en la boca.

La carta tiene una sección llamada “para compartir” y de aquí probamos uno de sus platos estrella, el poke hawaiano de atún rojo con brotes, aguacate y salsa ponzu. Visualmente es una maravilla, muy bonito y colorido, lleno de matices. Es un plato para los amantes del sushi, ya que tanto los ingredientes como el sabor recuerdan al maki, pero desestructurado (y sin alga).

Poke hawaiano de atún rojo

El siguiente plato es un básico en los restaurantes españoles, huevos estrellados con boniato, trufa y parmesano. En apariencia parece un plato tradicional, en sabor… En sabor no tengo palabras, recomiendo cerrar los ojos y disfrutar.

Antes del postre probamos tajín marroquí de pollo de corral con cous-cous. La presentación es original, como el nombre del plato indica, la comida viene dentro del tajín. El pollo está muy suave y el cous-cous entra solo, todo ello viene acompañado de verduras.

Con todo esto estábamos más qué satisfechos, pero nos dijeron que no podíamos irnos sin probar uno de sus postres, el elegido fue la tarta de chocolate en dos texturas con fresas y helado de violeta, creo que el nombre en sí ya indica lo rico que puede estar.., y que estaba… El helado nos transladó a la infancia, pues nos recordaba a los caramelos morados con forma de flor que comíamos de pequeños.

Tarta de chocolate en dos texturas

Con esto y una infusión de pepermint finalizamos la cena. Pero además de cenas este restaurante tiene algo especial para todos los momentos del día. Ofrecen desayunos, de lunes a viernes de 8 de la mañana a 12 del mediodía; menú de día por 12€ de 13.30h a 16h; meriendas; y ahora el fin de semana tienen brunch por 18€, sábados y domingos de 12h a 14h (aunque lo alargan un poquito).

Ahora os toca a vosotros encontrar y probar lo que este restaurante ofrece. Nosotros salimos de allí impresionados, tanto por la calidad de los platos que probamos, como por el trato que recibimos y que vimos que los comensales de las mesas de al lado recibían.

Un lugar, sin duda, especial.

Datos de Interés:

Qué: restaurante El Escondite de Villanueva.

Dónde: Calle Villanueva, 26 (Aquí).

Cómo llegar: metro Retiro (L2), renfe Recoletos.

Precio medio: 25€-30€

Horario: de lunes a viernes de 8am a 2am, sábados y domingos de 12pm a 2am.

Teléfono: 91 431 33 49

Más información: WebFacebookInstagram.

Galería:

Fotografía: Naiara Fernández – Villacañas Heredero.

Compártelo con tus amigos y ayúdanos a llegar a más gente :)

Wanda Café Optimista

Una burbuja de tranquilidad y buen rollo No son pocas las veces que necesitamos pararlo todo para darnos un respiro de nuestra vida frenética en Madrid. Para los momentos como estos existe Wanda Café Optimista, capaz de teletransportarnos a un lugar más tranquilo y regalarnos una dosis de relajación instantánea.Todo en Wanda recuerda al ambiente veraniego de un chiringuito de lujo, repleto de colores vivos y con la magia de una excursión…

El Mesón de Fuencarral

85 años de costumbrismo español  Entrar en el Mesón de Fuencarral es emprender un viaje en el tiempo, un viaje al pasado, a la España de principios de los años 30. Desde su apertura en 1932, esta antigua vaquería se ha mantenido prácticamente intacta, impasible al paso de los años. No sorprende que a propios y extraños les parezca absolutamente cautivadora la atmósfera que envuelve su salón principal, donde se ha respetado la decoración que un buen día los abuelos…

Toque de Sal

Gran cocina de mercado con la más pura elegancia francesa El barrio de Chamberí, y más concretamente el número 46 de la calle Ponzano, ha sido el lugar elegido para abrir Toque de Sal, un nuevo referente de la cocina de mercado con un aspecto afrancesado donde se respira elegancia en cada rincón de su interior. La estancia cuenta con pocos metros cuadrados pero no tienen ningún desperdicio. Una pequeña barra en la entrada sirve tanto para desayunos como para picoteos…