El Clásico

 junio 6, 2019      por beatriz

La nueva apuesta del grupo Pradal se instala en el corazón de Madrid

Hace un par de meses se inauguraba en Madrid El Clásico. Nueva apuesta del imparable Grupo Pradal que llega apenas un año después de la apertura de Dogma, su vertiente más atrevida.

En esta ocasión, el grupo vuelve a hacer un giro hacia su origen más clásico, respetando en todo momento sus señas de identidad: calidad del producto, una apuesta por los espacios, y ante todo, un impecable trato con el cliente. Combinación que nunca falla, y a la que en este caso se suma el atractivo de los precios, muy competentes teniendo en cuenta la situación, en plena calle Pontejos.

paella El clasico

Pero además, El Clásico se presenta como un todoterreno, un «3 en 1» en el que se entremezcla su taberna, con su mercado & arrocería y su club clandestino. Convirtiéndose en el lugar idóneo para disfrutar del vermú a mediodía, un exquisito arroz si la ocasión lo merece, o unos buenos cócteles al caer la tarde.

Así que, comenzando por partes, hagámoslo por el primero de sus espacios: la «Taberna». Donde encontrarás una amplia variedad de tapas frías y calientes, mariscos, chacinas y quesos, o conservas y salazones. Todo ello en tamaño tapa, media ración o ración completa, formato ideal para compartir y poder probar un poquito de todo. Desde un Escabeche de bonito o unas Gildas de salmón, hasta unas Huevas de mújol, pasando por una Mortadela artesana picante o un Mollete de chicharrón.

Bombas picantes (lo justo) rellenas de ternera y con un toque de ají

En nuestro caso, tiramos más por el apartado caliente para probar su original Bomba picante (6€ media/ 10€ entera) con ternera y ají, sus Buñuelos de bacalao (6€/10€), y sus crujientes Empanadillas de bonito caseras (6 €/10€), que son un aciertón.

Empanadillas Clasico

Las empanadillas, con su toque de menta, un plato muy sencillito pero que nos gustó mucho

Aunque si hay un protagonista aquí, esos son los Calamares de playa a la romana (9€ media/16€ entera). Y es que, aunque los aledaños de la Plaza Mayor tengan fama por sus bocatas de calamares, a menudo dejan bastante que desear, tratándose más bien de anillas congeladas y refritas, a unos precios desorbitados. En El Clásico no es así, y encontrarás unos calamares súper frescos, con el rebozado justo y necesario, y a un precio bien razonable.

Buñuelos de bacalao con un toquecito de miel y limón

Y tras este variadito de aperitivos, pasamos a otro de sus fuertes: los arroces. Que podrás degustar tanto en la «Taberna» como subiendo una planta hasta su zona «Mercado», dando la posibilidad de completar unas tapitas iniciales, con un buen arroz negro con sepia, una paella tradicional con pollo y conejo, o incluso un arroz cremoso con rabo de vacuno. Aunque si lo deseas, también puedes optar por sus Fideos a la cazuela de Matanza (12 € /p.p.) o sus Canelones rossini con foie y pato (14 €/p.p.).

En nuestro caso, nos lanzamos a su Arroz con sepietas, langostinos, almejas y jamón ibérico (16 €/p.p.), un original «mar y montaña», en su punto justo, súper jugoso, y que demuestra el buen hacer de su maestro arrocero.

ensalada el clasico

Ensalada sencilla pero muy TOP, con espinacas, granada y frutos secos (pipas de calabaza, almendras, pistachos…)

Y mientras llega el arroz, puedes ir completando el menú con alguna de sus ensaladas, su esqueixada de bacalao, una clásica parrillada de verduras o incluso un foie casero. En mi caso te recomiendo la Ensalada de espinacas, frutos secos y vinagreta de granada (12 €), ligera, fresquita y súper sabrosa.

Arroz El Clasico

Y si aún te quedas con hambre, como desde luego no fue nuestro caso, atrévete con alguna de sus tartas que verás en el expositor y a las que no podrás resistirse.

Tarta oreo Clasico

Tarta chocolate Clasico

Aunque si lo del postre es opcional. Irte sin visitar El Clandestino no lo es. Así que desciende al sótano para descubrir este espacio único donde disfrutar de una gran variedad de cócteles de autor, acompañándolos de buena música y una decoración que busca trasladarte a los años de la ley seca. Más de quince cócteles diferentes con las combinaciones más atrevidas y los nombres más originales.

En definitiva, ¿qué esperas para acercarte a El Clásico y dejarte sorprender por cada uno de sus espacios?

Datos de interés:

Qué: El Clásico, última apuesta del grupo El Pradal

Dónde: Calle Marqués Viudo de Pontejos, 9 (Esq. Calle de Esparteros) – Metro Sol/Ópera

Horario: de lunes a viernes de 8 a 2 horas / sábados y domingos de 11 a 2 horas

Precio: 30 – 35 €

Contacto: [email protected] / 91 515 70 38

Más información: en su Web, Facebook o Instagram.

Compártelo con tus amigos y ayúdanos a llegar a más gente :)

Taberna Zuria

Vámonos de pintxos... en MadridLa gastronomía vasca es sin duda una de las más valoradas dentro y fuera de nuestras fronteras. A los más que afamados chefs de la tierra se le unen también los manjares típicos como los pintxos. En la Taberna Zuria (Comandante Zorita, 3) encontramos un referente en esta 'espigada tapa' y otras muchas buenas raciones que preparan. La Taberna Zuria es relativamente pequeña, con una gran terraza eso…

La Pulpería del Peregrino

El mejor pulpo de Madrid En uno de los barrios que se está poniendo de moda en Madrid, tanto para tapear como para comer (Sanchinarro), encontramos una de la mejores pulperías de Madrid. Pulpo fresco, traído de Galicia, servido en raciones abundantes y hasta en ocho tipo de platos diferentes. La Pulpería del Peregrino es un restaurantes con una carta muy variada en pescados y mariscos, donde la especialidad es el pulpo. Encontramos un restaurante muy bien decorado; cristaleras desde…

El Viejo Almacén de Buenos Aires

Las culturas argentina y castiza confluyen en este local Escondido en las calles del norteño barrio de Lacoma en Madrid, se halla el restaurante argentino El Viejo Almacén de Buenos Aires. Llegar resulta algo complicado para los que no conocen su ubicación pero no es habitual encontrar tesoros en mitad de la calle, ¿verdad?Al llegar, nos saluda un audio que reza: "che, que bueno que viniste". Un detalle que me sorprendió…