El Buda Feliz

 enero 22, 2018      por Naiara Fdez-Villacañas

«Auténtica comida china»

El Buda Feliz

El Buda Feliz abrió sus puerta en 1974, convirtiéndose en el primer restaurante chino de Madrid. Ahora ha decidido dar un giro radical y renovar completamente la carta y el local.

En su antigua carta ofrecían platos conocidos por todos, es decir en ella podías encontrar rollitos de primavera o el típico arroz tres delicias. Ahora han decidido romper con todo y comenzar a ofrecer platos creativos y muy originales. Nos proponen auténtica cocina china en versión street food. Para esta revolución cuentan con «Julio» Yong Ping Zhang (soy Kitchen) como consultor gastronómico.

El local también ha cambiado radicalmente. Shangri-La es la ciudad china que ha inspirado la decoración, el estudio Lavela (expertos en decoración de interiores) la eligió porque en ella se mezcla tradición y vanguardia, lo que encaja perfectamente con lo que nos ofrece El Buda Feliz en sus platos.

El Buda Feliz

Si os apetece ir a probarlo a la hora de la comida una buena opción es el menú del día. Lo ofrecen de lunes a viernes (laborables) de 13h a 16:30h. Se trata de tres platos + postre + bebida, todo por 15€. También ofrecen dos menú degustación por 25€ o 35€.

Nosotros fuimos a cenar. Comenzamos la velada probando los rollitos especiales de El Buda feliz (Chunquan El Buda Feliz). Están hechos con brotes de soja, arroz, láminas de carne y de verdura china; todo ello envuelto en masa de churro con tinta de calamar. No tiene nada que ver con el rollito que conocemos. El interior está muy rico, y hasta la guarnición tiene algo que decir en este plato.

Continuamos con Ñame o Taro (Tie Pan Yu Tu). Se trata de un tubérculo procedente de Canarias, una mezcla de sabor entre patata y yuca. Dicho tubérculo está rebozado en pimienta de Sichuan a la plancha y soja quemada. Este plato va acompañado de una guarnición de verduras chinas. El sabor es muy bueno, además es un plato contundente. Su textura puede llegar a recordar a la carne.

Tie Pan Yu Tou

Dim Sum, uno de los platos estrella del restaurante, fue lo siguiente. Los hacen con mimo, los cuecen durante diez minutos, pues es, según nos cuentan, el punto exacto para potenciar el sabor. Tienen una amplia gama de sabores, nosotros probamos dos: Gyoza Yanrou y Xialongbao. La primera (Gyoza Yanrou) está rellena de carne de cordero especiado. Su sabor es intenso y puedes notar perfectamente los diferentes matices de las especias que envuelven la carne. La segunda (Xialongbao) está rellena de carne y verduras chinas, es más suave y más ligera, pero también en ella notas el sabor de las especias. Un plato típico chino que hay que probar y disfrutar.

Continuamos con una de sus opciones de arroz, el Ku Bak Chui Ya (hechos a mano). Lo presentan dentro de una cazuela, pues así se consigue mantener el calor. Dentro de esta encontramos arroz gouba con magret de pato crujiente, cebolletas, verduras y un toque picante. Está buenísimo, lo que más nos gustó en notar los trozos crujiente, pues eran puro sabor.

El último plato que probamos antes del postre está, a día de hoy, fuera de carta. Aún así se puede pedir y disfrutar de el. Se trata de Lubina. Lo presentan en una plancha de carbón a baja temperatura. La salsa que acompaña a la lubina es un poco picante, está hecha con tofu, pan chino, pepino y bambú. El sabor es increíble y la lubina totalmente en su punto.

Lubina

Tras todos estos manjares ahora nos tocaba probar algún postre chino, esto prometía. Lo primero fue una tarta de chocolate picante y helado de cacahuete. Es un postre ligero. El picante en una tarta nos pareció algo muy curioso, lo propicia un toque de pimienta de Sichuan, la verdad que le da un sabor muy especial. El helado es casero lo que hace que se potencie el sabor del cacahuete. Probamos también un Ecler de te verde, es un postre dulce y a la vez no, difícil de definir. Los ingrediente son crema de té verde, pastillas de chocolate con té verde y helado de lichis.

En definitiva, un restaurante que ha sabido renovarse, que ofrece una carta de lo más completa y original. Si te gusta la comida china no dudes en ir a redescubrir El Buda Feliz.

Datos de Interés:

Qué: restaurante El Buda Feliz.

Dónde: Calle Tudescos, 5 (Aquí).

Cómo llegar: metro Santo Domingo (L2), metro Gran vía (L1 y L5) y metro Callao (L3 y L5).

Precio medio: 25€

Horario: Todos los días de de 12h a 17h y de 19:30 a 00h. Lunes desde las 17h.

Teléfono: 915 31 95 24

Más información: Web, Facebook, Instagram.

Galería:

 

Fotografía: Alfonso Losada.

Compártelo con tus amigos y ayúdanos a llegar a más gente :)

Taquería de los Batos

Sabores y aromas de México de norte a sur "Una auténtica sorpresa para el paladar y el bolsillo", así podríamos definir la esencia de la Taquería de los Batos (c/ Miguel Ángel, 26) un restaurante mexicano especializado en la elaboración de tacos -con todos los rellenos imaginables- con los mejores sabores de norte a sur de México. Esta pintoresca taquería, con decoración dedicada a las catrinas mexicanas, transmite la viveza y el color tan típicos de este país centroamericano en todos…

Restaurante arce

¡Y déjate aconsejar por los maestros! La familia Camba lleva dando guerra en Madrid cerca de 40 años, con la apertura del arce nada menos que en 1988. Y una cosa está clara, si siguen a pie de cañón casi medio siglo más tarde, ¿por algo será no? Y es que en este restaurante te sentirás como en casa. Bueno, como en casa, pero con una excepción. Y es que dudo mucho que en casa te cocines unos platos como los que te proponen…

Le Coq

Montando un pollo fino Le Coq tiene un objetivo muy claro: darle la vuelta a todo lo que sabes sobre los asadores de barrio para introducirte en un nuevo concepto de pollo a la brasa delicatessen. Olvídate del olor a grasa y déjate seducir por el aroma de un pollo fresco, saludable y sabroso.Le Coq es diferente a todo lo que hemos visto hasta ahora. Para empezar,…