DokiDoki

       por beatriz

El japonés con el que siempre soñaste

Comer japonés en Madrid es muy sencillo. Pero comer un buen japonés, y además a un precio razonable es harto complicado. De ahí mi sorpresa al toparme con DokiDoki, un restaurante que ha conseguido convertirse en una referencia entre los amantes de la gastronomía nipona en la capital.

DokiDoki interior

Y es que si te gusta la cocina japonesa, ¡este es tu sitio! Porque encontrarás una enorme variedad, que huye de los makis de salmón, atún y pez mantequilla de siempre, a una relación calidad-precio difícil de encontrar en cualquier otro lugar, teniendo en cuenta que hablamos del pescado más fresco y de la mejor calidad. Todo ello en un local muy agradable, con una decoración en madera de pino que, en línea con la propuesta gastronómica, ofrece sencillez y autenticidad.

Pero pasemos a lo verdaderamente importante, y lo que consigue que estemos deseando volver a DokiDoki: su carta. Y lo hacemos con unas deliciosas Brochetas de zamburiñas con salsa ponzu y crema de naranja que nos van advirtiendo del nivel que encontraremos en el resto de platos. Primera vez que las probaba así, y toda una grata sorpresa.

Brochetas zamburiñas DokiDoki

A partir de ahí, nos decantamos por el Surtido de Gyozas, que incluye dos piezas de verduras al curry, dos de carrillera de cerdo ibérico y dos de rabo de buey de wagyu (cada una con su salsa). Así que olvídate de las típicas gyozas de siempre de pollo y verduras, porque estas son de otro nivel.

Gyozas DokiDoki

Y de ahí, para terminar con los «aperitivos», probamos la Tempura de boquerones con salsa de anguila y de pimiento rojo dulce. Un plato muy original, que tampoco había visto nunca preparado de esta manera, y que huye del «sota-caballo-rey» que ofrecen como entrantes algunos japoneses. ¡Buenísimo! Puedes encontrar también tempuras de verduras, langostinos y dokidoki (variado de marisco, pescado y verduras).

Pero aún no ha empezado la verdadera fiesta, que queda inaugurada con los Nigiri DokiDoki, creaciones propias del restaurante que son sencillamente un espectáculo.  Los de Vieira con shiso y yuzu o los de O-Toro tostado con esferas de trufa…impresionantes. Y tengo que decir que, sin despreciar los de vieira, éstos últimos son de los mejores nigiris que he probado nunca. ¡Así que ni se te ocurra pensártelo! Yo sigo soñando con ellos….

Nigiri O-Toro tostado con crea de trufa blanca y setas DokiDoki

La joya de la corona: los nigiris de O-Toro con trufa blanca

A partir de ahí y con el listón altísimo, pasamos a los uramakis, que por supuesto no defraudan. Probamos el Toro no Tartar Roll de ventresca de atún y aguacate cubierto de tartar de toro tostado flambeado e ikura. Y estaba espectacular. El toro nunca falla, pero esta combinación es una explosión en el paladar. Así que no me queda más remedio que incluirlo como otro «must» de DokiDoki.

Toro no Tartar Roll

Y de ahí pasamos a los Spicy Salmon con tartar de salmón, crujiente de tempura y salsa ligeramente picante. Originales, y muy, pero que muy ricos. Y es que tanto el crujientito como el toque picante son todo un acierto.

Y para terminar con el apartado uramaki, lo hacemos con unos Ebi Wasabi Roll y unos Dragon Roll. Ambos vienen rellenos de langostino crujiente, pero mientras que los primeros se cubren con mayonesa de wasabi y salsa de anguila, los segundos están cubiertos de aguacate y anguila. Deliciosos los dos, pero creo que me quedo con los segundos, por ser aún más explosivos.

Ebi wasabi roll DokiDoki

Y ya para terminar y a puntito de explotar, llegamos al «postre»: Bacalao negro de Alaska al horno con miso dulce y jengibre. Estábamos tan llenos que no pudimos saborearlo como se merece, ¡pero es una maravilla! Súper suave, jugoso… entendemos por qué a los japoneses les gusta tanto este pescado, y por qué suelen servirlo con alguna salsa dulce: la combinación es una delicia.

Como postre más «tradicional» puedes probar su fondant de chocolate con helado de frambuesa, el mango Cheesecake o la Pannacotta de Sésamo o si prefieres helados los tienes en varios sabores (coco, maracuyá, frambuesa, mango, limón o vainilla).

 

 

Bacalao negro DokiDoki

Así que terminamos este fiestón y nos prometemos volver pronto, porque DokiDoki, te guste o no la comida japonesa, es toda una experiencia gastronómica. Platos elaborados con muchísimo cariño, prestando atención al más mínimo detalle, y con un cuidado por la calidez y frescura del pescado que sin embargo, no les impide ajustar muy bien los precios. Así que déjate aconsejar y atrévete a probar sabores totalmente nuevos.

Por mi parte, ¡hasta pronto DokiDoki!

Datos de interés

Qué: DokiDoki, el japonés que andabas buscando.

Dónde: Calle Villalar, 4 (junto a la Puerta de Alcalá)

Cuándo: de martes a sábado (de 13.30 a 16 h y de 20.30 a 00h), y los domingos de 13.00 a 16 h.

Cuánto: 40/50€

Contacto: 917 79 36 49

Más información: en su TwitterFacebook o Instagram

¿Sabías qué? «dokidoki» es una onomatopeya japonesa referida al latido del corazón, que se utiliza cuando algo emociona.

Compártelo con tus amigos y ayúdanos a llegar a más gente :)

Lux Madrid

Asia, Europa y México, la gran apuesta gastronómica del Grupo La Máquina El número 22 de la calle Jorge Juan – una de nuestras favoritas en lo que a opciones gastronómicas se refiere- alberga desde el 2017 a LUX Madrid. Este restaurante de cuatro plantas de altura y 1100 metros cuadrados aglutina numeroso platos internacionales. Se trata de la apuesta más ambiciosa del Grupo La Máquina a la que ha sabido trasladar su filosofía, tanto en la calidad de los…

Cena y Fado en Frangus a la Carta

Lisboa en el corazón de MadridDurante los últimos años, los pollos asados de Frangus a la Carta (c/ Ribera de Curtidores, 28, 2ª planta) se han convertido en un clásico del Rastro madrileño, con su olor impregnando los tenderetes de Ribera de Curtidores. Este restaurante típicamente portugués, punto de encuentro de la comunidad lusa de Madrid, debe gran parte de su fama a sus pollos asados, aunque su variada oferta…

Amargo Place To Be

La firma y el sello de Malasaña Un paseo por Malasaña no sería lo mismo sin las vistas a sus locales modernos y alternativos. Tiendas singulares, restaurantes con estilo y bares curiosos acaparan sin remedio nuestra atención. Ante este paisaje es imposible no reparar en Amargo Place To Be, porque es la suma de todo lo increíble de Malasaña. Y, además, es una caja de sorpresas.Amargo Place To Be se presenta…

Los comentarios están cerrados.