A&G

 marzo 29, 2017      por beatriz

Mucho más que un (excelente) cebiche

Si eres un apasionado de la cocina peruana, tienes que conocer A&G. Y si (todavía) no lo eres es porque aún no conoces este restaurante, que, situado en pleno corazón de Madrid, nos introduce de lleno en la mejor gastronomía peruana.

A&G, que aterrizó en Madrid hace ya 10 años, lo hizo directamente desde Lima, permitiéndonos comprender el porqué de que esta cocina goce de tantísimo reconocimiento a nivel internacional, y el hecho de que haga tan buenas migas con la japonesa. Y es que a pesar de los más de 15.000 km que separan la capital peruana de Tokio, sus propuestas gastronómicas tienen mucho en común, apostando en ambos casos por el arte de los pescados (semi)crudos, como el cebiche o el tiradito.

Bombón de mango en dos texturas A&G

Bombón de mango en dos texturas sobre granizado de mandarina

Pero no seamos «paletos» y pensemos que la cocina peruana se reduce al cebiche, ya que hay mucho más allá. De hecho, el propósito que se esconde tras A&G, es el de mostrar la riqueza de esta cocina, ofreciendo un recorrido por toda la gastronomía andina. O más bien, la alta gastronomía andina. Todo ello con un toque muy personal y auténtico, que deja entrever el trabajo de ingeniería que se esconde tras cada plato.

Así que nosotros, recibidos por el estupendo anfitrión Miguel Novoa, director, jefe de sala y socio fundador de A&G Madrid, nos dejamos llevar y aconsejar por el equipo; comenzando por un aperitivo que, utilizando como base la piel crujiente de la corvina, nos introduce de lleno en el concepto que propone A&G: hacer de cada bocado una verdadera experiencia, a través de sabores y elaboraciones nuevos, distintos a lo que hayas probado hasta ahora.

Aperitivo Restaurante A&G

Y tras este buen empiece, pasamos a los platos fuertes comenzando con el tiradito apaltado (22€), que se presenta en láminas de corvina, sobre cama de aguacate en leche de tigre clásica, y acompañado de unas esferas de aguacate que no consigo olvidar… No te lo pienses mucho ¡y pídelo! Porque es la definición de «explosión de sabor» en un sólo bocado. ¡Plato ????!

Tiradito apaltado A&G

Pero no bajamos el nivel y seguimos con la golosina del mar por excelencia: las zamburiñas (18€), un plato que nunca puede fallar. Y en este caso se sirven a la mantequilla de limón con ajo crocante por un lado, o caramelizadas al café con cerveza negra por el otro. Y tengo que decir que me quedo con las segundas por su originalidad y por lo sorprendentemete bien que combina el café con este molusco.

Zamburiñas A&G

De ahí pasamos al cebiche caliente (22€) de corvina en leche de tigre al ají amarillo, envuelto en hojas de plátano que no quisimos perdernos. Yo era la primera vez que oía hablar de cebiche cliente, y ya estoy deseando volverme a topar con él. No te vayas sin probarlo, porque es otro obligado de A&G.

Cebiche caliente A&G

Nos despedimos, muy a nuestro pesar, con un arroz con pato (27 €), salteado en wok, con criolla de rabanitos y salsa acebichada. Otra delicia para los sentidos. Y es que no esperes encontrarte un arroz con pato sin más, ya que la elaboración que esconde esta propuesta inunda de sabor cada cucharada. Sólo tengo que decir que es uno de los mejores arroces que he probado.

Arroz con pato A&G

Y llegamos al final de la velada con los postres. Por llamarlos de alguna manera, porque son de otro nivel. Y es que no te esperes una tarta de queso o un tiramisú, sino elaboraciones que están al nivel del resto de la carta.

En nuestro caso nos sorprendieron con unas semillas falsas de lúcuma (11€), hechas a base de mousse de esta fruta, muy típica en perú, con cobertura de  cacao, sobre tierra falsa de fondant y quínoa garrapiñada, adornadas con hojas de lima kafir. Lúcuma postre A&;G

Pero se empeñaron en sorprendernos y lo consiguieron hasta con el último plato. Un bombón de mango en dos texturas (12€) con una base de granizado de mandarina. Otra de las joyas de la corona, ya que sólo su presentación es un espectáculo.

Sin duda, A&G fue una sorpresa. Iba con las expectativas altas pero consiguieron superarlas. Y lo bueno es que nos quedaron muchísimos platos por conocer, como el anticucho, el tiradito… Así que no me quedará más remedio que volver para seguir rechupeteándome con las creaciones de este restaurante. ¡Hasta pronto A&G!

Datos de interés

Qué: A&G, primer restaurante de alta cocina peruana en el corazón de Madrid

Dónde: Calle Ayala, 27  (metro Serrano o Velázquez)

Cuándo: de lunes a sábado de 13.30 a 15.30 h y de 20.30 a 23.30 h; y los domingos de 13.30 a 15.30 h

Cuánto: 50€. Cuentan con menú tradición (45€) y con un menú degustación yaykuna (69€)

Contacto: 91 702 6262 / info@aygmadrid.com

Más información: en su página web, Instagram o Facebook

Compártelo con tus amigos y ayúdanos a llegar a más gente :)

Matute 12

El mejor ambiente en el Barrio de las LetrasMatute 12 es el gastrobar de moda situado en pleno corazón del Barrio de las Letras, en la plaza que lleva su mismo nombre. Perteneciente al Grupo La Fábrica, Matute 12 ocupa uno de los pocos edificios modernistas que quedan en Madrid, en lo que antes había sido una tienda de discos. El restaurante está decorado con un gusto exquisito,…

Keyaan´s

"Un antojo caribeño muy sabroso"Auténtica comida dominicana en Madrid, esto es lo que nos ofrece este lugar tan característico. Su especialidad son las empanadas, pero no es lo único que encontramos en su carta. Zakiya y Aderly son la pareja que ha comenzado este proyecto. Nos cuentan que todo empezó por un antojo de empanada dominicana de Zakiya durante el embarazo. Aderly, nacido en República Dominicana, tuvo que conseguir la receta familiar para que…

Sr. Ito

Japonés con encanto (y mucho arte) en el corazón de Chueca "Arte, birras y sushi". Así reza el acertado eslogan de da la bienvenida a Sr. Ito. Y es que teniendo estas tres cosas, ¿para qué queremos más? Así que continuando con mi labor de búsqueda de restaurantes japoneses en Madrid que merezcan la pena, mi último descubrimiento ha sido este restaurante-bar, situado en plano corazón de Chueca. ¿Y qué hace de especial a Sr. Ito? Que no es un…