5 maneras de aprovechar Madrid por todo lo alto

¿Cuántas cosas cotidianas te resultan complicadas o aburridas de hacer?…a menudo, vivimos con la sensación de invertir nuestro tiempo en infinidad de actividades u obligaciones que nos hacen perdernos aquello que nos gustaría. Por otra parte, encontramos la otra cara de la moneda: actividades que llevamos meses e incluso años deseando hacer, pero que hemos aplazado por no saber adónde acudir o cómo hacerlas de forma sencilla y asequible. En este artículo, os mostramos cómo disfrutar al máximo de la vida con estas 5 actividades:

Clintu_habitacion

1. Ahorrar tiempo limpiando: que limpiar no es la tarea más divertida del mundo no es nada nuevo… Para solucionarlo, hemos descubierto una plataforma web que no solo es rápida y sencilla de usar, sino que además se caracteriza por su profesionalidad y rapidez de respuesta. Por solo 9,95€ la hora, Clintu te ofrece la posibilidad de limpiar tu casa o planchar tu ropa para que puedas aprovechar al máximo tu tiempo libre.

2. Aprender inglés: ¿Quién dijo que aprender inglés es caro o aburrido? En la sociedad, por suerte, cada vez somos más conscientes de lo importante que es aprender este idioma. Por este motivo, diversos pubs y empresas han puesto en marcha una iniciativa tan divertida como práctica: aprender inglés en bares. Por esta razón, empresas como Milingual o bares como O´Neills permiten reunirse para conversar en inglés disfrutando de una buena cerveza mientras.

+info en Un Buen Día En Madrid

3. Jugar con la comida: porque cumplir años no implica renunciar a la diversión…¡ni a comer de la forma más original y espontánea! En Bar Pajarita, jugar con la comida no es una propuesta: es una obligación. Situado en Tribunal, en este bar las convenciones quedan fuera de toda posibilidad: comer con las manos, experimentar con los diferentes platos y pasarlo en grande es la premisa básica. Por si fuera poco, los precios de esta deliciosa comida fusión son más que asequibles.

+info en Un Buen Día En Madrid

Papa Francisco I
4. Ir a la playa: en Madrid vivimos siempre con la espinita clavada de no tener playa…aunque por ahora, disfrutar de las olas y el olor a mar parece complicado, sí hemos encontrado una forma de disfrutar de nuestro rinconcito playero…¡Ojalá Bar! Situado en Malasaña, la planta baja de este bar nos permite disfrutar de un buen cocktail notando en nuestros pies el tacto de la dorada arena de playa.

+info en Un Buen Día En Madrid
5. Disfrutar de la mejor comida japonesa sin salir de casa: ¿Sushi a domicilio? ¡Marchando! Gracias a las numerosas tiendas de la franquicia Go! Sushing, podemos pedir comida desde cualquier punto de Madrid y dsfrutar en casa de sus deliciosos tallarines, gyozas…y por supuesto, de sus bandejas de sushi. ¡Que aproveche!

+info en Un Buen Día En Madrid

Compártelo con tus amigos y ayúdanos a llegar a más gente :)

Rocódromo de Madrid Rio

Disfruta de la escalada sin salir de Madrid Os presentamos un sitio destinado a todas los amantes de la escalada: el rocódromo de Madrid Rio.  Este centro permite practicar la escalada sin tener que desplazarse fuera de la capital a montañas y lugares habilitados para ellos. En el rocódromo de Madrid Rio encontraréis diversión para todos los niveles con diferentes circuitos y escaladas especializadas para cada uno. Situado en Pirámides, cercano al estadio Vicente Calderón, encontramos el rocódromo más grande…

Ed van der Elsken

Retrospectiva sobre el trabajo fotográfico y cinematográfico de Ed van der ElskenEd van der Elsken (Ámsterdam, 1925 - Edam, 1990) fue un fotógrafo que desarrolló buena parte de su trabajo en las calles de distintas ciudades de todo el mundo, desde su Ámsterdam…

Hendrick´s Congress For Curious People

De la mano de Hendrick´s descubrimos un poco más del Madrid barroco.Conozcamos mejor una de las épocas más complejas pero a la vez más fascinantes de la historia de España. Una época donde éramos un gigante con los pies de barro y donde era mejor aparentar que teníamos aún poder y fuerza suficientes como para dominar el vasto imperio del que aún éramos dueños. Nos sumergimos de la mano de…