La Embajada

 Julio 17, 2014      por Hipólito

5 ambientes, 4 restaurantes

Restaurante La Embajada Madrid

Presa Ibérica 2

El sitio del cual os voy a hablar hoy es uno de los que más me ha sorprendido últimamente, no sólo por la calidad de la comida sino también por cómo han trabajado duro en la parte experiencial de salir a comer fuera de casa. Se trata de La Embajada (Juan Bravo, 43), un restaurante que alberga cinco ambientes, cuatro cocinas y, por lo tanto, cuatro restaurantes en uno.

En la planta baja encontramos la zona de Gastrobar, con un carta relativamente convencional en la que tomar unas tapas o raciones. También tiene un menú del día por 14,95, que se puede tomar en la terraza que tienen en el boulevard de Juan Bravo o en la primera planta.

Restaurante La Embajada Madrid

La Biblioteca

La primera planta está dedicada al restaurante de cocina mediterránea. Es llamada ‘la Biblioteca’, nombre que recibe porque fue precisamente la biblioteca de Cristobal Martínez Bordiu, Marqués de Villaverde, yerno de Franco y el primer ciujano español en realizar un trasplante de corazón.

La segunda planta cambia radicalmente de decoración y de cocina, para adentrarnos en el restaurante japonés. Quizás el más bonito por el juego de luces que tiene, en este restaurante podemos degustar las mejores especialidades niponas como los nigiris o gyozas.

Subimos a la tercera planta y de nuevo todo cambia para meternos de lleno en un restaurante mexicano. La decoración es especial, con multitud de referencias a México como sus famosas calaveras y su bandera. En la carta encontramos tacos, panuchitos y otros platos típicos, además de 100 referencias de tequilas y demás bebidas típicas mexicanas. Algo que destaca mucho de este restaurante es el techo abatible, que permite cenar al aire libre en las noches de verano y fumar en una parte de la sala.

Restaurante La Embajada Madrid

Mexicano 4

Ya en la cuarta planta está la zona de copas, con una mesa de mezclas para disfrutar de los mejores combinados y cócteles premium al ritmo de la música pinchada por un dj. Se dice que pasa mucho del famoseo de Madrid por esta planta así que si vas ten los ojos bien abiertos si eres de los que te gusta la foto de turno.

La descripción del restaurante ha quedado bastante larga pero la ocasión lo merece, porque La Embajada tiene mucho que decir y va a dar mucho que hablar.

Una de las cosas que más me gustó del sitio fue su clara y sincera orientación al cliente. Todos presumen de que el cliente es lo más importante pero pocos lo demuestran de una manera tan directa como ‘La Embajada’ ¿Cómo? Además de la atención educada y profesional, puedes combinar cualquiera de las cartas y ellos se encargarán de llevarla a tu mesa. Es decir, puedes comer en el japonés pero si uno quiere algo de la carta mediterránea y otro de la mexicana no habrá ningún problema en pedirlo. También puedes variar el tamaño de las raciones dentro de una lógica (odio cuando somos cinco comiendo, el plato traer cuatro unidades y el camarero es incapaz de “solucionar” el problema). Y por último, puedes ‘retar’ al chef y pedirle que te haga algo especial fuera de carta. Puesto que los chefs son todos de gran prestigio, no habrá problema en que te sorprendan con algo nuevo. Esto es calidad de servicio, y no sólo sonreír.

Mix Japonés 3

Mix Japonés 3

Pasando ya a nuestra experiencia pura y dura, pudimos probar una degustación con un poco de cada cocina, sentados en ‘La Biblioteca’.

Empezamos por Japón, probando unos nigiris de hamburguesa, osomaki de langostino, gyozas de pollo, uramaki de lubina y maki de atun rojo picante. Servido en pizzara, el sabor era especial con una frescura destacable.

Seguimos por méxico, probando unos panuchitos, flautas de pollo y chorizo mexicano sobre guacamole. Para acompañar estos platos nos pusieron una versión original de la michelada, bebida típica mexicana contra la resaca, que a mí personalmente me gustó bastante, es diferente.

Llegó el turno al a cocina mediterránea, que vino con un bacalao sobre base tomate y aceite verde y presa ibérica con jardín de verduritas.

Para acabar, un surtido de postres compuesto por una típica galleta mexicana, un mochi de chocolate típico japonés y un pay de limón.

En definitiva, una excelente comida rodeada de una gran experiencia. Un sitio para ir y repetir todas la veces que la cartera lo permita.

Restaurante La Embajada Madrid

Mix Mexicano 2

Datos de interés

Qué: La Embajada, gastrobar, restaurante de cocina mediterránea, japonesa, mexicana y bar de copas

Dónde: Juan Bravo, 43

Cuánto: menú del día por 14,95 | Gastrobar 20€ | Japonés 30€ | Mexicano 30€ | Mediterráneo 35€

más información y reservas en el  91 401 20 64 | Página web | Facebook | Twitter

 

 

Compártelo con tus amigos y ayúdanos a llegar a más gente :)

Mestizo Restaurante & Tequila Bar

Una comida mejicana por todo lo alto Tenemos la suerte de visitar un resturante de alta cocina mexicana en el que salimos realmente encantados. Se trata de Mestizo Restaurant & Tequila Bar. Situado en la calle recoletos 13, a escasos metros de la diosa Cibeles y el parque Retiro, Mestizo nos dejó con la impresión de tomarlo como un claro referente de la cocina mexicana en Madrid, un sitio que deben marcar en su agenda aquellos amantes de la amplia…

Terraza Cibeles

Un cóctel en las alturas ¿Quién no conoce el Palacio de Comunicaciones? Es uno de los edificios que todas las guías turísticas recomiendan y el favorito de muchos madrileños. Está claro que este precioso palacio es mítico entre los habitantes de Madrid pero... ¿has estado arriba? Terraza Cibeles está situado en un lugar afortunado: la terraza de uno de los pisos superiores del Palacio de Comunicaciones. Terraza Cibeles, de ambiente…

Toque de Sal

Gran cocina de mercado con la más pura elegancia francesa El barrio de Chamberí, y más concretamente el número 46 de la calle Ponzano, ha sido el lugar elegido para abrir Toque de Sal, un nuevo referente de la cocina de mercado con un aspecto afrancesado donde se respira elegancia en cada rincón de su interior. La estancia cuenta con pocos metros cuadrados pero no tienen ningún desperdicio. Una pequeña barra en la entrada sirve tanto para desayunos como para picoteos…

  • Juan

    Hola, tiene muy buena pinta. Una pregunta, ¿lo que comisteis fue como un menú degustación o hay que pedir los platos completos?

    • Enrique Hipólito

      Hola! Nosotros probamos una degustación pero en principio hay que pedir platos completos. Eso si, nos aseguraros que siempre se adaptan a los que el cliente pida, así que porqué no pedirles que te hagan un variado…