Fusión entre arte y placer

“Qué mono es este sitio… ¡y qué bien huele!” Es lo primero que piensas al entrar en la Cocina de mi Vecina, una pequeña cafetería con mucho encanto en pleno corazón del barrio de Malasaña. Después de quedarte hipnotizado por las suculentas tartas expuestas en su escaparate, es muy difícil resistirse a entrar para probar al menos una de ellas.

Cheesecake de oreo casera y zumo de manzana y limón

Cheesecake de oreo casera y zumo natural de manzana y limón

Es os lugares que hacen perdurar la antigua tradición de la merienda. Sus mesas de madera invitan a sentarse y tomar un café con tranquilidad en un ambiente íntimo y acogedor. Y comer una de sus tartas caseras… ¡son incomparables! Las prepara Amanda Fuentes, artista repostera con un gran talento y mucha imaginación (fue la subcampeona del Expotarta 2013).

La cremosísima Cheesecake de Oreo, la maravillosa Red Velvet y la gran Muerte por Chocolate… Son solo algunas de sus recetas imprescindibles. Las porciones, de buen tamaño, cuestan 3,50 euros. También preparan unos ríquisimos zumos naturales, como el de zanahoria, naranja y remolacha o el de manzana, pera, limón y jengibre, refrescantes y perfectos para el verano.

Un rincón íntimo en La Cocina de mi Vecina

Un rincón íntimo en La Cocina de mi Vecina

Está especializada en tartas para bodas, bautizos, cumpleaños… Sus creaciones suelen ser únicas, porque son totalmente personalizables, y el resultado es difícil de mejorar. Lo mismo hacen con los cupcakes de fondant, con ideas muy simpáticas y donde tú mismo puedes participar en el diseño.

La repostería casera se traslada a la atmósfera de la Cocina de mi Vecina, cuyas paredes están decoradas con una colección de arte a la venta de la artista caraqueña Caterina Amodio. Sus obras tienen el poder de hacerte reflexionar durante un rato.

Cuadro de Caterina Amodio

Cuadro de Caterina Amodio

En la Cocina de mi Vecina, la atención al detalle está plasmada por todas partes (tanto en la comida como en la decoración). Es el rincón de calma en medio del barullo de Malasaña: el lugar donde las tartas siempre salen bien.

Datos de interés

Qué: La Cocina de Mi Vecina, cafetería y repostería casera y personalizada

Dónde: Corredera Alta de San Pablo, 15, Madrid

Cómo llegar: Metro Tribunal (1, 10), Bilbao (1) y Alonso Martínez (4, 5 y 10)

Precio: Casi todo cuesta entre 3-4 euros

Horario: De lunes a jueves de 10.00 a 22.00. Viernes y sábados de 10.00 a 0.00. Domingos de 10.00 a 22.00

Teléfono: 910 25 26 17

Página web 

Facebook  

Twitter 

 

Compártelo con tus amigos y ayúdanos a llegar a más gente :)

Fit Food

Fit Good, Feel Better!  Es evidente el gran boom que, desde hace un año, ha conseguido enmarcar los buenos hábitos y una alimentación saludable en lo más relevante de muchas personas. No es que ahora se haya puesto de moda comer bien y hacer más deporte, si no que, poco a poco, es cada vez mayor el grado de conocimiento y de conciencia que cada vez más personas se esfuerzan por adquirir para disfrutar de los beneficios que nos reporta.…

Churrería – chocolatería Los Artesanos 1902

La Familia Churrera más antigua de España está en Madrid Nos encanta descubrir sitios castizos y entrañables de Madrid y hoy venimos con uno de ellos. Hace unos días visitamos  la churrería-chocolatería Los Artesanos 1902 (San Martín, 2). Nuestra sorpresa fue al descubrir que está gestionado por la familia churrera más antigua de España. Ni más ni menos que 5 generaciones ininterrumpidas son las que llevan gestionando este negocio, pasando el saber hacer y su receta secreta de padres a…

Ancora, el lugar que nunca duerme

Abierto 8760 horas al año [caption id="attachment_14316" align="aligncenter" width="550"] Cartel de la entrada de Ancora[/caption] Nace en Madrid un espacio único en España, Europa y puede que en el mundo entero. Se trata de Ancora, un bar, restaurante, cafetería, discoteca, sala de enventos, terraza y un largo etcétera que está abierto las 24 horas del día, los 365 días del año. El local cuenta con una decoración sumamente cuidada, gracias al buen gusto de Andrea, la propietaria, que ha dedicado…