Fusión entre arte y placer

“Qué mono es este sitio… ¡y qué bien huele!” Es lo primero que piensas al entrar en la Cocina de mi Vecina, una pequeña cafetería con mucho encanto en pleno corazón del barrio de Malasaña. Después de quedarte hipnotizado por las suculentas tartas expuestas en su escaparate, es muy difícil resistirse a entrar para probar al menos una de ellas.

Cheesecake de oreo casera y zumo de manzana y limón

Cheesecake de oreo casera y zumo natural de manzana y limón

Es os lugares que hacen perdurar la antigua tradición de la merienda. Sus mesas de madera invitan a sentarse y tomar un café con tranquilidad en un ambiente íntimo y acogedor. Y comer una de sus tartas caseras… ¡son incomparables! Las prepara Amanda Fuentes, artista repostera con un gran talento y mucha imaginación (fue la subcampeona del Expotarta 2013).

La cremosísima Cheesecake de Oreo, la maravillosa Red Velvet y la gran Muerte por Chocolate… Son solo algunas de sus recetas imprescindibles. Las porciones, de buen tamaño, cuestan 3,50 euros. También preparan unos ríquisimos zumos naturales, como el de zanahoria, naranja y remolacha o el de manzana, pera, limón y jengibre, refrescantes y perfectos para el verano.

Un rincón íntimo en La Cocina de mi Vecina

Un rincón íntimo en La Cocina de mi Vecina

Está especializada en tartas para bodas, bautizos, cumpleaños… Sus creaciones suelen ser únicas, porque son totalmente personalizables, y el resultado es difícil de mejorar. Lo mismo hacen con los cupcakes de fondant, con ideas muy simpáticas y donde tú mismo puedes participar en el diseño.

La repostería casera se traslada a la atmósfera de la Cocina de mi Vecina, cuyas paredes están decoradas con una colección de arte a la venta de la artista caraqueña Caterina Amodio. Sus obras tienen el poder de hacerte reflexionar durante un rato.

Cuadro de Caterina Amodio

Cuadro de Caterina Amodio

En la Cocina de mi Vecina, la atención al detalle está plasmada por todas partes (tanto en la comida como en la decoración). Es el rincón de calma en medio del barullo de Malasaña: el lugar donde las tartas siempre salen bien.

Datos de interés

Qué: La Cocina de Mi Vecina, cafetería y repostería casera y personalizada

Dónde: Corredera Alta de San Pablo, 15, Madrid

Cómo llegar: Metro Tribunal (1, 10), Bilbao (1) y Alonso Martínez (4, 5 y 10)

Precio: Casi todo cuesta entre 3-4 euros

Horario: De lunes a jueves de 10.00 a 22.00. Viernes y sábados de 10.00 a 0.00. Domingos de 10.00 a 22.00

Teléfono: 910 25 26 17

Página web 

Facebook  

Twitter 

 

Compártelo con tus amigos y ayúdanos a llegar a más gente :)

El Anónimo Bar & Café

Este local ha cerrado permanentemente ¡Lo que se vive aquí no tiene nombre! Volvemos por uno de nuestros barrios favoritos, Malasaña. Esta vez hemos conocido El Anónimo Bar, un lugar para tomar un café y charlar por las tardes, y para montarse una buena fiesta por la noche. El Anónimo Bar conserva el encanto de la "Movida Madrileña". Todos hemos visto o nos acordamos del clásico bar que cierra tarde, se bebe mucha cerveza y la música es muy fiestera (en…

Heladería Llaollao

¡La heladería de moda en el centro de Madrid! Económica, sabrosa y con buena ubicación. Esta heladería lo tiene todo. Llaollao nace de la apuesta de implantar el helado de yogur natural como fuente de inspiración a la hora de tomarse una comida rápida y saludable casi cualquier día del verano. Su combinación de yogur con numerosos toppings y complementos hacen que sea un dulce irresistible de este verano. Se pueden mezclar todo tipo de salsas, desde chocolates y caramelos hasta néctares…

Cereal Hunter

Nace Cereal Hunter, una nueva forma de disfrutar de los cereales. Situado en la calle Mejía Lequerica 14, en pleno barrio de malasaña y muy cerca de la estación de metro de tribunal, nos encontramos con Cereal Hunter, el paraiso para aquellos que se deleitan con el placer de comer cerales. Un lugar donde te sentiras transportado a nuestra más tierna infancia, esa etapa de cuando nos levantabamos e ibamos corriendo a buscar nuestros…